6 formas de cómo llevar unas buenas finanzas personales
Ahorro

6 formas de cómo llevar unas buenas finanzas personales

Con estas recomendaciones dile adiós al "gasto hormiga"

Por: Cristina Beltran

Llevar una vida independiente no es nada fácil, y más cuando no sabemos hacer rendir nuestro dinero. Los gastos de luz, renta, alimentación y uno que otro gusto personal son de las cosas que no nos permiten ahorrar.

Si tu eres de las personas que desean tener buenas finanzas y no sabes por donde empezar, lo primero que debes hacer es establecerte un presupuesto para que puedas fijar los límites máximos de los gastos. Es importante que tengas en cuenta tus ingresos y gastos fijos, así como aquellos en los que puedas y quieras ahorrar. En Mi Bosillo nos dan seis formas para conseguir tener unas buenas finanzas y que el dinero nos alcance.

Lea también: 5 Maneras sencillas de ahorrar dinero

1. Reduce las deudas

Comienza por tener un buen control sobre tus finanzas, y puedes empezar eliminando deudas. Asi estarás ahorrando y por ende a tener mayor control con tu dinero, eliminado la carga económica. Un presupuesto te ayudará a disponer de una mayor capacidad financiera para ir reduciendo esas deudas hasta el punto en que desaparezcan. 

2. Aumenta de la tasa de ahorro

Al pagar tus deudas será mucho más fácil poder ahorrar. El dinero que utilizabas para pagar esas deudas, lo puedes utilizar ahora para ahorrarlo. Te recomendamos que comiences a ahorrar lo mismo que pagabas con tu deudas, ya que estás  acostumbrado a gastarlo así que destina esa misma cantidad a una cuenta de ahorro, y así podrás beneficiarte en un futuro del fruto que brindó. 

3. Ahorra por transferencia

Si uno de tus principales objetivos de cara al 2017 es establecer un presupuesto real para mantener controladas tus finanzas, un consejo es que utilices depósitos y pagos automáticos. Podrás organizar tus transferencias regulares a cuentas de ahorro o inversiones y automatizar los pagos dentro del bloque de gastos fijos. Gracias a este método, conseguirás lidiar más fácilmente con los costes más pesados y centrarte en los gastos variables.

4. Cuadra tus gastos

Una distribución ideal de tus gastos es centrar al 70% de tus ingresos todos los gastos y destinar el 30 % restante al ahorro, a crear un colchón de emergencia que, como ya hemos comentado en otras ocasiones, ha de ser de al menos 6 veces tus gastos fijos mensuales.

5. Plantéate invertir

Una alternativa para aumentar tu cuenta de ahorro es invertir, siempre y cuando tus ingresos te lo permitan. En el mercado encontrarás varios instrumentos de inversión que te ofrecen distintos niveles de posibilidades. Evalúa el que más se ajusta a tus necesidades y economía y da el gran salto. Es preferible que elijas instrumentos de inversión con rendimientos superiores a la inflación para que el dinero no pierda su valor adquisitivo conforme vaya pasando el tiempo.

6. Elimina los gastos hormiga

Se denominan gastos hormiga a aquellos gastos pequeños que parece que no te suponen ningún problema en el momento de realizarlos. Por ejemplo, tomar un café en un bar, comprar alguna dulce, o encontrar una camiseta rebajada en un escaparate. Pero la suma de estos "gastos hormiga" puede suponer un gran desembolso al final de cada mes. Por ello, tienes que procurar reducirlos en la medida de lo posible.

Temas

Comentarios