Ahorro formal vs ahorro informal, conoce las diferencias.
Ahorro

Ahorro formal vs ahorro informal

Conoce ambas modalidades de ahorro y mira cuál es la que te conviene más.

Por: Mi Bolsillo

Muchos grandes empresarios señalan que el ahorro debe ser lo primero que hagamos al recibir dinero. Esto es, apartar una cantidad del ingreso, y ajustar el gasto al resto del dinero, después de haber ahorrado y no esperar que sobre dinero para ahorrar después.

Por ahorro entendemos, el hábito de guardar una parte del dinero que nos ingrese para sumar una cantidad específica, ya sea que nos pongamos una meta o simplemente para tener un fondo de emergencia.

De acuerdo a la Condusef, es importante ahorrar motivándose con una meta, por ejemplo, pagar unas vacaciones sin necesidad de endeudarse, adquirir un aparato para el hogar, como un electrodoméstico o una computadora, incluso para enfrentar gastos de alguna enfermedad.

Cada persona puede definir una meta de ahorro distinta. Lo importante es que sepa que existen dos formas de ahorrar. Una de ellas da mejores rendimientos que la otra.

Ahorro formal vs Ahorro informal:

Guardar el dinero en el ropero, closet, abajo del colchón, o por medio de una tanda, son todos modelos de ahorro informal. Esto no es conveniente porque el dinero puede perderse, sea porque alguien se quede con él o que simplemente se nos pierda del lugar donde está guardado. 

Por su parte, el ahorro formal ofrece mayores ventajas. Al ingresar tu dinero a una cuenta bancaria, tu capital estará más seguro. Al abrir una cuenta, tendrás una tarjeta de débito para manejar de forma más segura tu dinero y podrás retirar de los cajeros, en caso de necesitar efectivo.

La Condusef indica que otra de las ventajas del ahorro formal es que la mayoría de las cuentas de ahorro tienen un seguro de depósito, que protege el dinero de los ahorradores.

Es cierto que muchas personas tenemos la tradición de tener un "guardadito" en casa, pero lo mejor es que ahorremos con más orden y por los medios que nos den más seguridad para nuestro dinero, como abriendo una cuenta bancaria.

Fuente: Condusef