Cómo transformar el gasto hormiga en ahorro para tu alcancía
Ahorro

Cómo transformar el gasto hormiga en ahorro para tu alcancía

Cuando evitas los antojos, tus finanzas personales no sufren; pero si quieres comer o comprar todo lo que te gusta terminas gastando demasiado dinero, con mayor razón si consumes a diario esos productos.

Por: Mi Bolsillo

Si en circunstancias que se podrían considerar normales es muy importante controlar las finanzas personales, con las crisis económicas se ha vuelto prioritario establecer ese control, en particular de los gastos y evitar los excesos al realizar las compras.

Los que puedes (y deberías) eliminar si vences los antojos son los gastos hormiga, que a veces te llevan a pagar cantidades considerables de dinero en antojos o caprichos: golosinas, cigarros, cerveza refrescos, bebidas embriagantes.

Si conviertes tus gastos hormiga en ahorro puedes comprar algo significativo como un aparato electrodoméstico. Foto: Pixabay.

Es necesario que organicen la economía familiar mediante un presupuesto, pero apegándose a él y gastar una cantidad, ya ni siquiera moderada, sino limitada, por las condiciones que nos ha impuesto la crisis, con mayor razón aún si se les ha presentado ya la incertidumbre laboral.

Puedes leer Reto de ahorro de las 52 semanas: consigue 23 mil pesos, facilito

Te decimos cómo puedes controlar tus gastos y reducir tu gasto hormiga:

  • Registra todos los días lo que gastas en caprichos o antojos.
  • Suma tus gastos de ese tipo de la semana y haz lo mismo con lo que gastarías al mes y al año y piensa lo que harías con ese dinero ahorrándolo en lugar de gastarlo.
  • Muchos de esos gastos los puedes eliminar haciendo cosas tú mismo: prepárate el café en lugar de comprarlo en una cafetería, lleva a tu trabajo un refrigerio elaborado en tu casa, en lugar de comer en la calle, limpia tus zapatos.
  • Antes de comprar, compara los precios.
  • Evita comprar piratería, esos productos son de mala calidad por lo que se dañarán pronto, no dañes al país.
  • No compres productos desechables, como los vasos, platos y cubiertos.
  • Si logras eliminar tus gastos hormiga puedes transformarlos en gastos mayores que darán un disfrute mayor a ti y a tu familia, como unas vacaciones o el pago de tus deudas.
  • Elabora un presupuesto y establece metas de ahorro e inversión.
  • Controla lo que gastas en servicios como el de Internet, telefonía celular, aplicaciones y juegos electrónicos.
  • Examina cómo puedes ajustar el consumo de tu familia el medio ambiente y claro, a tu presupuesto.
  • Algunos bancos ofrecen aplicaciones de celulares con las que puedes ahorrar separando tu dinero.

Veamos un ejemplo de gasto hormiga: Un refresco de un litro tiene un precio de 20 pesos, si todos los días te tomas uno a la semana gastarás 140 pesos, en un mes habrás gastado 560 pesos y al año 6,720 pesos. Puedes pensar que no es una cantidad significativa, pero imagina lo que ocurriría si en lugar de un refresco te compraras un café capuchino de 60 pesos. Si se hace el cálculo de un café capuchino de la misma forma que se hizo para el refresco, al año te gastarías 21,900 pesos.

Como puedes ver, en los gastos hormiga se fuga una cantidad enorme de dinero. Puede ser que no tenga la misma calidad ni el mismo sabor, pero puedes preparar agua fresca, o de plano tomar agua simple, o bien comprar café soluble, incluso el de buena calidad, y lo que ahorrarás será demasiado comparado con el consumo de los otros productos.

También te recomendamos Alcancía para tus propósitos de Año Nuevo: $11 mil en 14 semanas

Anímate, si conviertes tus gastos hormiga en ahorro puedes comprar un aparato electrodoméstico, pagar el seguro de tu auto, pagar un seguro de gastos médicos mayores o tener ese dinero en un fondo de emergencia.

No se trata de suprimir los gastos hormiga, si de plano no puedes evitar consumir esos productos consúmelos pero dos o tres veces al año.

Más información en nuestra Sección Ahorro.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista

Mi Bolsillo

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS