Ahorro

¿Conoces los gastos hormiga? Aprende a detectarlos y eliminarlos

Si planeas hacer ahorros pero parece que no queda nada al final de la quincena que destinarle, lee estos consejos para comenzar sin problemas.

Por Ivo Esqueda

-
Haz tu presupuesto mensual y detectarás gastos que bien puedes reducir y destinarlos a tu ahorro donde no lo esperabas. (Mi Bolsillo)

Haz tu presupuesto mensual y detectarás gastos que bien puedes reducir y destinarlos a tu ahorro donde no lo esperabas. (Mi Bolsillo)

Cuando tienes gastos pequeños, como compras no muy grandes o incluso pequeños gustos, parecen insignificantes a simple vista pero si sacas cuentas descubrirás que pierdes mucho dinero en cosas que no te imaginabas. Es hora de analizar tus gastos y saber adónde se va verdaderamente nuestro dinero para comprar lo que necesitemos, salir de deudas e incluso poder ahorrar.

La Comisión para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ha informado que durante el 2020 alrededor del 60% de los mexicanos adultos no están pendientes de sus gastos mes con mes, y de quienes dicen sí estar conscientes, el 64% sólo llevan la cuenta mentalmente.

De acuerdo con el informe de la Condusef de la quienes declaran contar con ahorros, el 44% lo hace desde la informalidad, como almacenando directamente el efectivo en sus domicilios (65%) o participando en tandas o cundinas (32%) en lugar de realizarlos mediante los servicios de una institución financiera.

Lea Razones por las cuales es mejor tener tu cochinito guardado en un banco

Eso explica por qué es tan común que para llegar a final de quincena se acude a los ahorros, préstamos personales y a veces realizar empeños en lugar de seguir una planeación de las finanzas personales. Para salir de este círculo sigue estos consejos y verás cómo transcurrirán tus quincenas con mucha más tranquilidad y confianza.

Cómo detectar los gastos hormiga

Los gastos hormiga tienen la característica de ser casi imperceptibles y por lo tanto no nos damos cuenta de cuánto dinero de nuestro ingreso se llevan: desde el dulce o las galletas que nos comemos todos los días; el café que compramos en el super o en una cafetería, hasta otros que consideramos necesarios aunque en realidad no lo son: pagar taxi en lugar de autobús, o tomar autobús a pesar de que vayamos a unas cuadras de distancia. Eso los hace peligrosos para tus finanzas personales.


Una buena forma de empezar a detectarlos es anotar todo lo que gastamos en un periodo de una semana. Si haces este sencillo ejercicio, podrás descubrir si realmente tienes este hábito. El secreto es muy sencillo de entender aunque no siempre de cumplir, pues debes registar todos esos gastos y sumar cuánto de tu dinero se va en esos pequeños gustos.

Haz tu presupuesto

Comienza calculando tus ingresos, gastos y cuánto planeas ahorrar al año para cumplir esas metas que necesitan de dinero para lograrlas. Así descubrirás qué cantidad puedes ir apartando mes con mes. Sé siempre realista con esos objetivos para no acabar con un plan muy rígido que te restrinja demasiado,  para mentalizarte positivamente a futuro pero sin que desanime en el proceso.

Sé constante

Cuando hayas estructurado tu plan, síguelo con buena disciplina lo mismo si planeas ahorrar un poco que si tienes objetivos altos. Lo ideal es una meta para tus ahorros que sea estricta pero no inalcanzable. Que puedas alcanzarla cada mes o quincena, pero que haga verdaderamente cumplir tus objetivos. No te desanimes si no lo logras un mes, mejor busca retomar tu racha.

Asigna un monto fijo

Intenta con un 10% de tu sueldo que se destine sin falta a tu ahorro. Realiza el resto de tus gastos con el 90% de tu salario incluyendo tus gastos fijos (como renta, transporte y alimentos), el pago de tus deudas e incluso entretenimiento, ejercicio y hasta planear tus vacaciones.

Si comienzas a planear tu presupuesto y conocer tu consumo, encontrarás dónde se va escapando tu quincena. (Mi Bolsillo)

Haz por escrito un repaso de todos tus gastos, iniciando por reducir tus deudas, que es la clave para desenvolverte libremente en tus finanzas y tomar el control.

Detecta los gastos que haces cada mes que puedas reducir. Desde la cantidad de luz que consumes si comienzas a desconectar aparatos que no necesites, apagar luces innecesarias o cambiar a bombillas LED, hasta reconsiderar las compras que haces por impulso.

También al momento de hacer la despensa, evita hacer compras por impulso (no vayas con hambre al súper) y lleva una lista de compras para no salir de tu presupuesto. Cocina en casa tus alimentos para ahorrar cantidades de dinero que al fin del mes se llevan tus ingresos sin que te des cuenta. También piensa en cancelar suscripciones que no estés aprovechando, detente un momento a considerar si realmente te benefician.

Ahorrar tiene muchas ventajas, no tardarás en darte cuenta de las formas en que puedes implementar este hábito en tu vida diaria. Piensa en lo que quieres a largo plazo y toma acciones para lograrlo.

Para más información de este y otros temas visita la sección de Ahorro de Mi Bolsillo.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Ahorro