Si tomar las ofertas hace que gastes más de lo que tenías contemplado, ¿estás ahorrando?
Ahorro

¿Esa oferta te conviene? Hazte estas preguntas antes de comprar

Puede que al ir al supermercado o un negocio una promoción parezca una oportunidad que no debes perder, pero antes de pagar un producto considera esto.

Por: Ivo Esqueda

La idea de colocar ofertas o promociones reside en una estrategia de marketing para fomentar la compra de ciertos productos en un negocio por parte de los consumidores. Si bien se presume la racionalidad del consumidor, lo cierto es que muchas técnicas del mercadeo se proponen apelar a la parte emocional de las personas que suelen realizar compras impulsivas.

Esta forma de consumo se hace cuando no te detienes a considerar las ventajas y desventajas de adquirir cierto producto en particular, y aunque la microeconomía también reconoce la existencia de disyuntivas –donde hay que tomar una decisión económica- la verdad es que cuando ves un anuncio de oferta puede llegar a ser difícil de resistirse a pesar de no tener contemplado comprar ese producto.

Cuando se trata de productos que vas a adquirir de todos modos, o que se usan frecuentemente es mayor el beneficio. (Pixabay)

Ten cuidado porque si eres débil a la hora de decir que no a una oferta acabarás teniendo dificultades en tus finanzas personales, en especial si tu gasto supera a tus ingresos (o las compras no esenciales te desequilibran para cubrir las que sí lo son. Antes de sacar la cartera o tu tarjeta bancaria, hazte estos 5 cuestionamientos cuando consideres aceptar una promoción inesperada.

¿Lo puedes costear?

Aunque una oferta se presente como una ganga, la verdad es que es más importante que analices si en verdad lo es para tu bolsillo, y si puedes cubrir ese gasto sin endeudarte.

Te sugerimos leer ¿Necesitas acta de nacimiento? Descárgala así en formato PDF

Si tu intención es usar tu tarjeta de crédito, pero eso te va a generar intereses mejor detente a tiempo, pues una deuda por consumo que encima causa interés es una mala idea.

¿Es algo que aprovecharás?

Una compra en artículos que sí sueles utilizar y desquitar de forma regular es una forma de ahorrar. En el supermercado puedes encontrar ofertas en artículos no perecederos como jabón o papel higiénico, que si tomas la oferta estarás anticipando un gasto a mejor precio.

¿Ibas a comprar de todos modos?

Esto va en sintonía con lo anterior, cuando hay un producto que vas a adquirir sí o sí, la oferta no puede ser más oportuna. Si por el contrario te hace inclinarte a comprar algo que no es tu prioridad entonces más que ahorrar, estás gastando más de lo que habías planeado al llegar al establecimiento.

¿Va con tu presupuesto

Por esto, lo mejor es tener en consideración desde el principio qué es lo que necesitas comprar y cuánto de tu dinero invertirás en cubrir la necesidad.

Recomendamos WhatsApp, por este motivo apareces en línea sin estar conectado

Si las “ofertas” te hacen salirte de tu presupuesto lo lógico es que ya no estás ahorrando en realidad, ¿no te lo parece?

¿Puedes conseguirlo más barato?

Por lo mismo, si lo que se anuncia como oferta o entra en un esquema de promoción en un negocio no hace del artículo algo precisamente barato, date la oportunidad de comparar precios y conocer dónde puedes hacer rendir más tu dinero.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Ahorro de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS