Ahorro

Inicia tu guardadito sin sufrimientos, usa el ‘ahorro hormiga’ como aliado

Cuando apartas, dando por perdidas, pequeñas cantidades cotidianamente, comienzas un hábito que luego te servirá para abonar a ahorros formales sin esfuerzo.

Por Ivo Esqueda

-
Este método es muy sencillo, pues consiste en ir apartando el dinero que tengas en tu bolsillo o monedero día tras día. (Mi Bolsillo)

Este método es muy sencillo, pues consiste en ir apartando el dinero que tengas en tu bolsillo o monedero día tras día. (Mi Bolsillo)

A cualquiera le pasa, dejamos dinero guardado en bolsillos de camisas, pantalones, abrigos y ni siquiera lo echamos de menos hasta que nos encontramos con sorpresa ese ‘guardadito’ mucho después lo recibimos con alegría. Aunque no lo parezca, esa puede ser una gran forma de ahorrar, pues no golpea tus finanzas como queda claro al ‘perder’ ese dinero que no llegamos a notar su ausencia de entre nuestros recursos.

Hallar formas alternativas de forjar es un ahorro, pues como lo destaca la Encuesta Nacional de la Inclusión Financiera (ENIF) 2018, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en colaboración con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en México la proporción de personas que no acostumbra ahorrar es del 21.5% de la población.

Por otro lado, del restante 40% sí efectúa ahorros, pero con mecanismos informales, como son el guardar el dinero físico en alcancías o sobres, sin dejar de citar el legendario ‘colchón’.

Se dice ahorro hormiga porque es un ahorro pequeño que va creciendo de a poquito y cuando menos lo imaginas, es suficientemente considerable para sacarte de algún apuro. (Mi Bolsillo)

Y ¿para qué se destinan estos ahorros informales? Lo más común es que termine usándose para comprar alimentos, gastos personales o pago de servicios. También se gasta en eventos imprevistos o emergencias, así como comprar una vivienda o la remodelación y arreglos a una existente, además de comprar terrenos, vehículos o joyería.

Ahorro hormiga

Algunos ejemplos de ahorro hormiga son:

  • Dejar de gastar en golosinas, y antojitos.
  • Evita o bájale al consumo de cigarros, no sólo ahorras, también tendrás mejor salud.
  • Cambia el refresco por agua.
  • No compres agua embotellada, tu bolsillo y el planeta lo agradecerán.
  • Si vas cerca, elige caminar en lugar de pagar taxi o transporte público.

El funcionamiento de este método es muy sencillo, pues consiste en ir apartando el dinero que tengas en tu bolsillo o monedero día tras día. Como no se trata de un monto fijo, puedes limitarte a guardar el cambio de tus gastos cotidianos aparte, de modo que estas pequeñas cantidades no repercutirán en tus finanzas, y justamente de eso se trata, que no llegues a sentir su carencia.

Lea Si eres veinteañero, así puedes comenzar tus primeras inversiones

Se dice ahorro hormiga porque es un ahorro pequeño que va creciendo de a poquito y cuando menos lo imaginas, es suficientemente considerable para sacarte de algún apuro, o mejor aún, depositarlo en una herramienta de ahorro formal sin que hayas tenido que separar una parte de tus ingresos de golpe.

Si no acostumbras tener un ahorro, este puede ser un buen comienzo para que descubras que no es tan difícil empezar y decidirte a formalizar este hábito para que tu dinero no vaya a perder su valor con el tiempo y disfrutes enteramente los beneficios de contar con un buen guardadito y sin descompletar tus cuentas mensuales para pagar tu renta, servicios o alimentos.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Ahorro de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Ivo Esqueda

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Ahorro