Planea tus compras y evita el desperdicio de despensa
Ahorro

Planea tus compras y evita el desperdicio de despensa

Evita que tus alimentos se acumulen y ahorrarás más dinero de lo que imaginas; aquí te damos algunos tips para que gastes menos en comida y no compres en exceso

Por: Hugo Mora

Planear tus compras es necesario para tener lo necesario en tu despensa y que esta dure para poder subsistir en las próximas semanas.  

Comprar en abundancia puede generar tranquilidad, sin embargo las compras desmesuradas provoca un rápido aumento en el volumen de artículos, lo que hace que los productos aumente de precio ya que al reducirse la oferta crea una mayor demanda, lo que lleva a una mayor inflación.

No todas las personas cuentan con el poder adquisitivo para obtener las cosas que necesitan debido al comportamiento de quienes física o económicamente sí pueden hacerlo.

Lea: ¿Por qué algunos negocios cobran comisión si pagas con tarjeta?

Lea: Cuánto cuesta usar un cajero que no es de tu banco

Si compras al mayoreo puedes generar un acopio excesivo de productos y esto puede llegar al desperdicio de alimentos y dinero, al no consumirlos adecuadamente o rapidamente al tener de más.

Al momento de comprar debes analizar lo que tienes que tener en tu alacena para poder subsistir, y prescindir de lo que realmente no necesitas. Esto ayudará que las demás personas puedan tener acceso a los alimentos necesarios para ellos.

Una planeación en tus compras te ayudará a tener tu alacena completa sin caer en desperdicios, a continuación te daremos algunas recomendaciones para tus compras, y con esto consumas razonadamente y con calma:

  • Haz un inventario de lo que tienes, mínimo para cubrir tus necesidades y las de tu familia durante los próximos 15 días.
  • Haz una lisa de lo que vas a comprar y apégate a ella.Lleva el control de lo que consumirás en los próximos días y anótalo.
  • Un presupuesto te permitirá controlar cualquier impulso de compra, genuino o provocado.
  • Compra lo verdaderamente necesario de acuerdo con tus necesidades específicas y cotidianas.
  • Se previsor más no acumulador.
  • Registra las fechas de caducidad.
  • Divide tu lista,esto te permitirá una mejor visualización de lo que necesitas y acortarás tus tiempos de desplazamientos en tiendas o mercados públicos.
  • Compra inteligentemente, con conciencia, orden y, sobre todo, calma.
  • En familia armen un menú atendido las necesidades personales y nutrimentales de cada persona (Por ejemplo, si alguien sufre de diabetes o hipertensión). 

Comprar siempre lo necesario y seguir un presupuesto te ayudará a tener buenas finanzas y tener una vida saludable. 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS