Ahorro

¿Quieres hacer crecer tu dinero? Usa los depósitos bancarios

Son una opción segura y en muchos casos atractiva para invertir tu dinero; para adquirir uno tienes que acudir a la institución financiera de tu preferencia que ofrezca estos servicios y comprar la que más te convenga

Por Katya Georgina Briseño Delgado

- 02/08/2020 04:37

Hay varias formas de hacer que tu dinero 'crezca' de forma inteligente y segura, por ejemplo, invertir en Cetesdirecto, que consiste en invertir en Certificados de la Tesorería. Es decir, se trata de un tipo de operación de las más seguras para que logres una ganancia con tu dinero. Por otro lado, existe la inversión a través de los denominados depósitos bancarios, y aquí te explicaremos en qué consisten.

Un depósito bancario se trata de una transacción que el cliente hace con un banco. En ella, la institución bancaria se encarga de custodiar el dinero de la persona, mientras usa ese dinero para invertirlo. Para resumirlo un poco, se trata de una operación en donde el banco resguarda el dinero del cliente y en un tiempo determinado deberá devolverlo con los intereses que éste haya generado. 

A través de ellos puedes tener una ganancia extra de tus ingresos Foto: Pixabay 

Según el sitio coru.com los depósitos son importantes porque a través de ellos podemos tener una ganancia extra de nuestros ingresos de manera segura, lo que no pasaría si solamente los tenemos guardados en casa en alguna alcancía.

Diferentes tipos de depósitos:

  • A plazo: se caracteriza porque el cliente tiene el poder de decidir cuánto tiempo quiere que su dinero esté bajo resguardo del banco para generarle rendimientos. Las condiciones pueden ser varias, ya sea en una tasa fija o variable.
Para adquirir un depósito bancario tienes que tener unas finanzas sanas Foto: Pixabay 

Lea ¿Se pueden pedir préstamos en línea seguros?

Lea El hábito de los 21 días para ahorrar

De igual forma el cliente tiene el poder de decidir si al término del plazo quiere continuar o finalizar el contrato, si desea disponer de su dinero antes del tiempo estipulado, por lo general se cobra una penalización.

  • A la vista: tiene una ventaja y una desventaja, la primera es que en este tipo de depósito el cliente puede disponer de su dinero cuando quiera sin penalización, la desventaja es que no genera los mismos rendimientos que si estuviera a plazo ya que los intereses son mínimos.

Existen dos tipos de depósitos a la vista, de cuenta corriente y de cuenta de ahorro, el primero le da la libertad al cliente de disponer de su dinero cuando quiera, pero los intereses que genera son mínimos o nulos. En la de ahorro puedes realizar ingresos cuando quieras.

Para adquirir un depósito bancario tienes que acudir a la institución financiera de tu preferencia que ofrezca estos servicios, antes de decidirte por alguna te recomendamos comparar varias para tomar la mejor decisión.

Casi todos los bancos en México tienen disponibles productos de inversión, pueden ser por medio de CEDES (certificados de depósito), los cuales pagan los intereses cada mes, y PRLV (Pagarés con Rendimiento Liquidable al Vencimiento), que pagan hasta el final del plazo acordado.

Antes de decidirte por cualquiera de los dos, te recomendamos tener una finanzas sanas, tener control de todos tus cobros y gastos para que puedas tomar la mejor decisión e inviertas tu dinero de la mejor manera, ahorrar puede ser el primer paso para lograr tus objetivos financieros.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Ahorro

Ahorro.

Caza descuentos y aprovecha las verdaderas rebajas del Buen Fin

Muchas tiendas acostumbran simular los precios de sus productos en el Buen Fin, primero aumentan el costo y cuando se acerca la temporada de 'ofertas' los regresan al valor original; con esta aplicación te enterarás qué tienda te ofrece verdaderamente una buena promoción

Por Hugo Mora

-