Una etapa para acostumbrarte a la nueva rutina y otra para mejorar los abonos serán el procedimiento para hacerlo posible.
Ahorro

Reto de ahorro de las 52 semanas: consigue 23 mil pesos, facilito

Un desafío que hace todo más sencillo para que te acostumbres a ser constante primero y a mejorar tu ahorro después, te dará la disciplina sin hacerte sufrir.

Por: Ivo Esqueda

¿Alguna vez has intentado hacer del ahorro más que una herramienta ocasional que sirva para reunir el capital para una compra o pago y abandonarlo tan pronto su propósito quede cumplido? No es raro que aprovechemos este mecanismo para alcanzar ciertos objetivos a corto plazo, aún si conocemos las bondades que hacerlo parte de nuestro estilo de vida al gestionar nuestro dinero, pero sin llegar a adoptar el hábito. Si bien llegar a tener una cuenta de ahorro en el banco forma parte de los planes de muchos para mejorar sus finanzas personales, también es cierto que muchos acaban por desistir. Para que no te pase, te proponemos que saques esa vieja alcancía y aceptes entrar en un reto de ahorro.

Cuando no estás acostumbrado a reservar una parte de tu salario para destinarlo a un ahorro, muchas personas encuentran difícil hacerlo si no es obligatorio, convenciéndose de hacer otros gastos inmediatos antes que dejar para el futuro lejano un dinero que se puede usar ya.

Así que necesitarás un buen incentivo o una estrategia que te haga pasar a la acción y que te emocione para no quitar el dedo del renglón, por lo que un desafío puede hacer toda la diferencia para volver interesante eso del ahorro y de premio darte tus primeros 23 mil pesos como recompensa por el esfuerzo de 52 semanas.

Puedes imprimir esta tabla para no perder la cuenta de los abonos que te tocan y del progreso alcanzado. (Mi Bolsillo)

Y precisamente en el aspecto del esfuerzo, es donde no tienes que preocuparte porque el reto está diseñado en dos etapas, una que privilegia la constancia con pagos mínimos pero regulares que suben poco a poquito desde los primeros 10 pesos con los que comienza el reto y a la mitad del recorrido cambiará de enfoque.

Cuando estés en el punto en el que no olvidas tu compromiso semanal con tu alcancía y estés mentalizado que ahora forma parte de tu rutina, pasaremos a incrementar con más velocidad tus aportes a partir de la semana 26 para incrementar en 100 pesos cada depósito.

Te sugerimos leer Cómo inscribirse y participar en la lotería de visas de Estados Unidos

Tampoco en ese momento debes asustarte, porque cuando los aportes estén en su punto más elevado tendrás un respiro y volverás a comenzar en ese mismo ritmo en la última fase para terminar de sumar el monto definitivo de forma más calmada.

Tu último abono al cochinito será de mil 200 pesos en la semana 52 y al concretarlo estarás en condiciones de abrir tu alcancía con el mayor orgullo y saborear esos 23 mil pesos, que de una vez por todas serán ese anhelado ahorro que te salvará de endeudarte en momentos inoportunos.

Recomendamos Cuáles trámites del IMSS puedes hacer desde tu computadora o celular

Por otra parte, habrás conseguido una segunda recompensa con este procedimiento, y es adquirir la saludable rutina del ahorro, que puedes cultivar en adelante como parte de tu vida y seguir haciendo las mismas aportaciones de mil 200 que hacías al final del desafío para continuar amasando buenas sumas sin tener que pasar por todo el proceso de vuelta al haber superado la parte difícil de los primeros pasos para hacerte de la costumbre de reservar tu dinero.

Periódicamente puedes hacer el depósito a tu cuenta bancaria para que la inflación no vaya a mermar el contenido de tu alcancía en períodos más largos.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Ahorro de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS