Seis causas por las que no te alcanza la quincena
Ahorro

Seis causas por las que no te alcanza la quincena

Si tardas más en sacar tu dinero del cajero que en gastarlo, tienes que aprender a sanear tus finanzas

Por: Mi Bolsillo

Hacer que el dinero rinda hasta que llegue la siguiente quincena no es sencillo. Tienes que distribuir lo que ganas de tal forma que todos tus gastos queden cubiertos: pago de servicios, de vivienda, salidas a comer, etc.

Sin embargo, si el dinero dura más en el cajero que en tus manos y para el tercer día ya no tienes un peso, deberías preguntarte que estás haciendo para que esto ocurra y por qué tus finanzas personales no son lo más saludable.

Foto: Reforma

Seis razones por las que el dinero no te rinde

Una cosa son los gustos y otras las necesidades

Quizás sea el momento de preguntarte si realmente necesitas esos lentes de sol cuando ya tienes 4 pares más. Uno de los problemas más comunes para que te quedes sin dinero es que gastas en cosas innecesarias... y acabas sacrificando el dinero que destinas para comprar despensa. Lo que es peor, terminas pidiendo prestado a alguna persona o pagando con la tarjeta de crédito.

Cómo solucionarlo: es importante que lleves un registro de tus gastos, que los revises y los dividas en fijos y variables.

Lee también Ojo con el gasto hormiga en servicios digitales

Los fijos serán aquellos que oblogatoriamente tengas que cubrir, como pago de luz, agua, gasolina o transporte, renta, lo que vas a comprar de comida en el super, etc.

Los gastos variables son aquellos que, si bien pueden ser para tu esparcimiento, lograrás sobrevivir si no los llevas a cabo: idas al cine, a bailar, comer fuera, etc. Si ves que lo que gastas en este rubro es demasiado, puedes empezar a guardar un poco de ese dinero.

¿Realmente sabes usar tu tarjeta de crédito?

Una cosa es que de vez en cuando pagues un chocolate que se te antojó y otra es que cada quincena des el tarjetazo para comprar todo en el super porque te quedaste sin dinero antes de tiempo. Además, tienes que ser muy consciente de las fechas de corte y el dinero que destinas para los pagos de tu tarjeta. Hay personas que solamente pagan el mínino, y no toman en cuenta que para el siguiente corte su deuda aumentará por los intereses del banco. Si no haces un esfuerzo por liquidar tus deudas, y sigues comprando en cuanto liberas un poco de tu crédito, tu deuda se volverá eterna.

No piensas a futuro

Es importante que te plantees una meta u objetivo para que no gastes como si el mañana no existiera. Recuerda que ser previsor puede sacarte de un problema si cuentas con algún ahorro o si empiezas a guardar dinero bien podrías comprar algo realmente importante.

Te dejas convencer muy fácilmente

La publicidad es una herramienta muy poderosa que hace gastar a millones de personas. Sus anuncios te prometen que comprar ciertos productos o servicios te colocarán por encima de los demás. Y eso vende. Siempre que vayas a hacer una compra, pregúntate si puedes pagar por ello sin que te genere estrés a final de la quincena o durante todo un año.

Ganas menos de lo que gastas

Esta es la regla de oro. No gastes lo que no tienes (o vas a tener) por muy tentador que parezca, o por muy en promoción que te lo presenten.

Siempre llevas tu dinero en la cartera

Si en cuanto cobras la quincena sacas cada centavo del cajero y lo guardas en la cartera, cuidado. Tendrás la tentación de estar gastando tu dinero con cada antojo que se te aparezca. Lo recomendable es que mantengas una parte de tu quincena en tu cuenta de banco y que uses la tarjeta de débito. ¿La razón, hay muchos gastos 'hormiga' que evitarás y es más segura.

Temas

  • Dinero
  • Quincena
  • ahorro
  • gastos

Comentarios