Para protegerte de compras no autorizadas, puedes utilizar la app de tu banco para apagar tu tarjeta.  (Pixabay)
Ahorro

Tarjetas contactless llegaron para quedarse pero, ¿son seguras?

Este tipo de plásticos van ganando popularidad, pues es una tecnología que no requiere deslizar la tarjeta en la terminal, basta con acercar el chip del plastico; así funcionan.

Por: Ivo Esqueda

Para protegerte de compras no autorizadas, puedes utilizar la app de tu banco para apagar tu tarjeta.  (Pixabay)

Para protegerte de compras no autorizadas, puedes utilizar la app de tu banco para apagar tu tarjeta. (Pixabay)

Es cada vez más común que la gente utilice tarjetas bancarias, tanto de crédito como de débito, pues se han vuelto un método de pago tan cómodo como seguro, que son aceptadas cada vez en más establecimientos. Un tipo de plástico en particular que ha aparecido y extendido en su uso recientemente, alcanzando buena popularidad, son las tarjetas contactless.

Como la seguridad es un asunto de gran importancia para los usuarios de los distintos plásticos bancarios, no está de más entender cómo funcionan y qué tan seguras son las tarjetas de esta última categoría. También leerás algunas recomendaciones que te ayudarán a prevenir dificultades.

Funcionamiento

El procedimiento parece algo muy sencillo; con tan sólo aproximar el plástico –o metal, pues cada vez podemos encontrar más tarjetas de este tipo-, a la terminal compatible, se vincula la tarjeta y el pago queda autorizado.

Así de fácil las cosas, pero para comprender el proceso que esconde tanta sencillez habrá que comprender que la tecnología que se utiliza se conoce como NFC, que también se encuentra en muchos smartphones. Se trata de un mecanismo de transmisión inalámbrica que permite identificar dispositivos o llevar a cabo pagos, como funciones principales. Exactamente así se conducen esta clase de tarjetas bancarias.

Al interior de los plásticos hay una pequeña antena NFC, que queda oculto a la simple vista, pero es la encargada de lograr la conexión a la TPV para concretar la transacción. Este proceso no llega a tardar un segundo, y no usa el mismo sistema que el chip presente en la superficie de la tarjeta (EMV).

Estos tipos de pagos pueden realizarse sin contacto directo entre la tarjeta, pues con presentarla a unos pocos centímetros se aprobará. (Pixabay)
 

En teoría, un dispositivo NFC puede funcionar sin problemas en distancias de hasta 10 y 20 centímetros, pero por lo común se utiliza en distancias que no rebasan los 5 cm. Y esa es la proximidad que hay que poner entre la terminal bancaria y la tarjeta contactless para que opere correctamente.

Seguridad

Este tema es de sumo interés para los usuarios de este y otro tipo de productos bancarios. Ya vemos visto cómo para realizar pagos con esta modalidad de tarjetas no hace falta introducir un PIN –la identificación y el pago proceden simultáneamente-, por lo que es común que la cantidad máxima de pagos autorizados al día esté predeterminada. Este monto puede ser cambiado a solicitud del cliente y también es posible bloquear de modo temporal la tarjeta si en un mismo día se realizan numerosas transacciones sin introducir el PIN.

Hay usuarios que temen situaciones en las que su tarjeta queda involuntariamente expuesta a la proximidad de un TPV que les cobre un pago que no desearon. También temen por un escenario en el que una persona con intenciones maliciosas anda por allí en zonas muy concurridas esperando pescar alguna tarjeta cercana con un dispositivo, pero en todo caso sería muy difícil que eso funcione. Recuerda que sólo es posible cobrar mediante un TPV que se encuentre verificado, contando con un registro previo, pero ante un caso de fraude bancario tendrás siempre la posibilidad de emitir una denuncia.

A pesar de lo difícil de que suceda algo así, siempre existe un margen de riesgo, y el robo se limitaría al máximo que tengamos autorizado en la tarjeta y no más; pero en caso de viajar a otro país con diferentes restricciones podría incrementar ese riesgo.

Protección

Hay varias medidas que puedes utilizar para mejorar la seguridad de tu tarjeta contactless, como la reducción del monto máximo que autorices para pagar con esta modalidad desde tu tarjeta. Con ello se solicitará el PIN al pagar una cantidad mayor a la establecida si así lo decides.

Lea Las peores deudas, ¿cuáles te pueden enviar directo a prisión?

Una opción más es utilizar una funda con protección RFID, con la que incluso poniéndola justo encima del lector de la terminal no permitirá el pago, una medida de seguridad adicional si no te convencen otros métodos

Finalmente, puedes optar por apagar la tarjeta mientras no tengamos pensado pagar con ella; esta función está disponible desde muchas aplicaciones móviles de los bancos que emiten la tarjeta. Es tan fácil como presionar un botón desde la app para encenderla nuevamente a la hora del pago, que será muy práctica si realizas viajes y llevas una tarjeta de este tipo en tu equipaje, pero no quieres enfrentarte a inconvenientes en tus paseos.

Para más información sobre este y otros temas visita la sección de Ahorro de Mi Bolsillo.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS