Ahorro

Tips para que puedas defender tus derechos como consumidor

Existen hábitos y responsabilidades que debemos desarrollar y ejercer como consumidores para mejorar las condiciones del mercado.

Por Miguel Olivera

- 14/01/2021 11:58

Si el consumidor actúa con responsabilidad y eficiencia mejora la oferta de los productos y servicios en el mercado. Foto: Pixabay.

Tu papel como consumidor no debe ser sólo salir a gastar, sino ahorrar o evitar perder tu dinero. Para que compres, es necesario tomes decisiones que se reflejarán en tus finanzas. A través del Consejero de bolsillo, del Infonavit, la Profeco pide se deje a un lado el desinterés acerca del consumo, es necesario evitar salir de una tienda sintiendo que tal vez no se hizo la mejor compra, no basta con sentir la insatisfacción.

La salida del mercado de productos como alimentos y de servicios, son un reflejo de acciones realizadas por consumidores que denuncian desperfectos en los bienes o fallas en los servicios y no cumplían con lo prometido. Como consumidor tienes poder.

Los mejores hábitos de los consumidores son que conozcan y ejerzan sus derechos son . Foto: Pixabay.

La Profeco da unos consejos acerca de cómo podemos ser mejores consumidores:

Como consumidor necesitas conocer y ejercer tus derechos

En México un buen consumidor debe desarrollar hábitos, uno de los principales es que conozcas tus derechos, pero además es preciso que ejerzas esos derechos, es lo más importante. Y ahí en ocasiones el consumidor no asume como debe su papel y aunque tenga alguna inquietud, alguna duda o hasta una reclamación decide no hacer nada, muchas ocasiones por considerar que perderán su tiempo en la Procuraduría. Quizá por desinformación no ejercen sus derechos y sólo se mantienen como espectadores de las situaciones de que son víctimas. La Profeco apoya a los consumidores, entonces si tienes una queja o denuncia acude a sus oficinas.

Desarrolla buenos hábitos

Además de conocer tus derechos como consumidor, existen hábitos y buenas prácticas que deberías desarrollar para que recurras a ellas cuando realices cualquier compra.

Un buen hábito que debes tener como consumidor es elegir el bien o servicio que estás adquiriendo, que sea el que se ajuste a tus necesidades, y para eso debes contar con la debida información de ese bien o servicio. ¿Y cómo la obtienes? Primero a través del propio vendedor.

También es necesario que investigues antes de comprar, esto no significa únicamente que busques el precio más bajo, implica que pidas referencias a otros consumidores y hagas una investigación propia, si no estás seguro del fabricante o del modelo exacto que deseas, pide recomendaciones de personas que ya compraron el artículo, acércate a la Profeco y pregunta si hay denuncias contra esa empresa o marca.

La Revista del Consumidor es una buena herramienta para encontrar los mejores consejos y la información más reciente sobre productos y servicios. Da sugerencias acerca de los productos con una mejor calidad. Se analizan muchos productos en el laboratorio de la Profeco, como la leche, los quesos y el atún. También revisa que la publicidad de los productos no sea engañosa.

Otro buen hábito del consumidor es comparar precios, para apoyar esto la Profeco hace comparativos, como su sección Quién es quién, estos estudios están disponibles para que los descargues gratuitamente de la página de la Profeco en Internet. El Quién es quién también expone los establecimientos que tienen más beneficios para los consumidores, como meses sin intereses o envíos gratis. Conocer las condiciones bajo las cuales se compra un producto o servicio es de las cosas más importantes que debemos hacer antes de comprar, pues nos permite ahorrar.

Otro de los buenos hábitos es leer detenidamente los términos y condiciones, esto es fundamental. En las páginas de Internet dedicadas al comercio electrónico también pueden revisarse los términos y condiciones, ahí se señalan las formas de pago, la garantía del bien, etc.

En una tienda física lo que debes solicitar son esos términos y condiciones porque muchas veces no aparecen a simple vista, aunque sí en la garantía del propio bien. Debes exigir los términos y condiciones al momento de hacer la compra física en los establecimientos.

Revisa todos los documentos, contratos y 'letras chiquitas'

También es muy importante que revises los contratos, tómate el tiempo para leerlos con detalle, es fácil pases por alto los contratos, las garantías, las exclusiones y las políticas de devolución. Ya no lo hagas, revísalos.

Muchos de los servicios que se prestan en México son a través de un contrato de adhesión, así se llama porque tú lo único que puedes hacer es adherirte a él, es firmarlo. En la Profeco analizan que los contratos de adhesión hayan sido registrados, que las cláusulas no sean abusivas.

Checa la garantía de los productos que compras

La garantía es otro tema relevante cuando se trata de compras o de contratación de servicios. La Ley General de Protección al Consumidor señala que la garantía que te ofrezcan por un producto no puede ser menor de 90 días, si hay algún proveedor que te ofrezca garantías a menos días es algo ilegal. Si se te presenta una situación así acude a la Profeco porque la garantía no puede ser menor a 90 días.

¿Eres un buen consumidor?

Sí. 0%
No. 0%

En el caso de los bienes inmuebles las garantías son distintas, si tu casa tiene un daño estructural, la garantía es de cinco años, en el caso de la impermeabilización de los inmuebles, la garantía es de tres años, entonces tienes ese tiempo para que hagas válida esa garantía de impermeabilización en otros desperfectos que se pueden encontrar la garantía es de un año. Las garantías tienen limitaciones cuando el uso que le des a tu inmueble no sea el adecuado

Desarrolla la cultura de la devolución: si no sirve o no era lo que esperabas, regrésalo

En México no hay una cultura de la devolución, se tiene la idea de que la mayoría de las cosas no se pueden regresar después de haberlas usado. Tú puedes comprar un bien, como una licuadora, y, según la Ley Federal de Protección al Consumidor, tienes cinco días, contados a partir de que te entregaron el bien, para devolverlo sin ninguna penalización, porque no te gustó, porque no te convenció o sólo por no quererlo.

Es importante que como consumidor hagas que se respete este derecho de revocación, y si no es así, la Procuraduría te ayuda, no sólo a través de una queja, puede ser también a través de una denuncia. Estas denuncias se van al sitio específico donde se realizó la venta, para averiguar por qué no se está otorgando este derecho al consumidor. Claro, toma en cuenta que este derecho de devolución no aplica en productos que desde su compra así lo indican por ejemplo trajes de baño o ropa interior.

Sí, también debes presentar quejas y denuncias

Hacer una denuncia o levantar una queja no sólo es un derecho, es una responsabilidad, se han descubierto muchos problemas de abusos y estafas porque los consumidores se tomaron el tiempo para denunciarlos. Las reseñas de productos y los sitios web de reseñas también permiten compartir tu insatisfacción.

En la denuncia no se trata de la relación proveedor-consumidor, sino del propio consumo, del establecimiento que vende el producto u ofrece el servicio. mLas quejas se refieren a transacciones entre consumidor y proveedor.

Podrías pensar que esto de levantar una queja o denuncia lleva tiempo, largas filas y que al final no se resuelve nada, te equivocas, la Profeco te permite hacerlo cualquier día del año, a través de sus redes sociales o en el número telefónico del consumidor.

La Profeco sugiere que no compres en el comercio informal, ahí no hay legalidad en cuanto a contratos y garantías, lo que desarma a la Profeco en caso de que necesites levantar una queja.

Si eres mejor consumidor, estricto con la calidad, impulsarás un mejor mercado de productos y servicios en donde todos ganamos.

Más información en nuestra Sección Ahorro.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Ahorro