¿Y ahora cómo le explico lo de la tanda al SAT? 
Ahorro

¿Y ahora cómo le explico lo de la tanda al SAT? 

No te asustes antes de tiempo, si tomas en cuenta estos 8 puntos evitarás conflictos con el SAT; recuerda que desde el 2014 los Bancos están obligados a notificar a la autoridad todos los depósitos superiores a 15 mil pesos que reciben los cuentahabientes

Por: Agencia Reforma

¿Y ahora cómo le explico lo de la tanda al SAT?(Foto: Mi Bolsillo.)

¿Y ahora cómo le explico lo de la tanda al SAT? | Foto: Mi Bolsillo.

Te decimos cómo evitar que el SAT te sorprenda si estás pagando más de lo que ganas. El Servicio de Administración Tributaria tiene información información en tiempo real sobre tus gastos, y si estás pagando más de lo que ganas, podría iniciar una revisión por discrepancia fiscal. Así es que sí tienes algún ingreso 'extra' que no hayas reportado, como las tandas, cundinas u otros ahorros informales, podría interesarse en tus actividades e investigarte. La pregunta es ¿cómo explicarle al SAT el dinero de las tres tandas que recibes?

Cómo justificar que gastas más de lo que ganas. Foto: Reforma

1. No es por asustarte pero... ya revisaban tus tarjetas

Desde 2014 el SAT y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) unieron fuerzas contra la evasión, por lo que desde entonces los Bancos están obligados a notificar a la autoridad todos los depósitos superiores a 15 mil pesos que reciben los cuentahabientes. O sea, el SAT te tiene checado desde 2014, pero con la facturación instantánea, el fisco recibirá información en tiempo real sobre tus gastos, además de la información que ya tenía sobre tus ingresos.

Te sugerimos leer: ¿Cómo obtener la constancia de situación fiscal sin acudir al SAT?

2. ¿Y para qué o qué? 

Esta información que llegará ahora al fisco en tiempo real podría ser utilizada por el SAT para programar actos de fiscalización contra un contribuyente que esté haciendo pagos superiores a los ingresos que reporta. Entonces quizá si valdría la pena considerar si te compras un teatro en casa con el dinero que ahorraste en dos años de tanda, a menos que puedas comprobar que de esta manera obtuviste esos recursos. 

3. Bueno, entonces le entro a la tanda ¿Sí o no?

Sí, pero la recomendación de los expertos es que se busquen nuevos métodos de realizar los pagos que se hacen con dinero de ahorros, donativos de familiares o prestamos entre conocidos. Esto para acreditar ante el fisco la procedencia del dinero en caso de que te auditen por discrepancia fiscal. Tus mejores aliados serán ahora las transferencias bancarias, pues ahí queda ante el banco la ruta del dinero. Así que si este mes te toca dar o recibir lo de la tanta, que sea directo a la tarjeta. 

3. No solo es la tanda

Nunca falta quien ofrece su tarjeta para pagar la cuenta y le pide a los amigos que le den el dinero en efectivo. Si sueles ser tú el que cada fin se desmana ofrece su tarjeta para pagar la cuenta del antro, cuidado, porque esto también podría provocar una discrepancia fiscal. Al igual que los préstamos de tarjeta o financiamiento que suelen hacerse entre familiares para pagar muebles o vehículos que quedan registrados a nombre del titular de la cuenta pero el dinero es para alguien más que es quien va a liquidar el crédito.

4. También los vuelos y el antro

Otra práctica común es pedir prestada la tarjeta de banco de algún conocido para comprar vuelos, más si se trata de las tarjetas de aerolíneas que ofrecen descuentos u ofertas especiales y aunque sería más sencillo explicar una discrepancia fiscal por vuelos, ya que el boleto queda a nombre de la persona que viajó, la recomendación es no hacerlo para evitar el proceso. 

5. Qué pasa con los ahorros? 

Si ahorraste durante varios años para comprar una casa y das un enganche en efectivo superior a tus ingresos del ejercicio, es posible que el fisco pueda detectar una discrepancia.  La buena noticia es que tus declaraciones de años anteriores pueden soportar que aunque, tu erogación es superior a tu ingreso actual, este dinero se ahorró en años atrás cuando tus gastos fueron inferiores a tus ingresos. 

6. ¿Mejor no gasto? 

No, la fiscalización no va sobre el gasto que realices sino por los pagos que hagas para saldar lo que compraste. Así que puedes gastar lo que quieras, siempre y cuando tengas cómo acreditar la procedencia lícita de ese dinero, hayas reportado al SAT esos ingresos y pagado el impuesto correspondiente por ellos.

7. Las recomendaciones

Para evitar revisiones por discrepancia fiscal cuando tu intención no era evadir impuestos, los expertos sugieren tres cosas: no prestes tu tarjeta de crédito para que otro realice compras, pues es un instrumento personal; si la prestaste pide que te realicen los pagos a través de una transferencia bancaria; y en la medida de lo posible, celebra contratos o pagarés para acreditar los préstamos y pagos de familiares y amigos en caso de que seas llamado por el fisco para desvirtuar una discrepancia fiscal. 

8. Ojo

Aunque no hay un monto mínimo o máximo de diferencia entre ingresos y gastos para que el SAT inicie la revisión por discrepancia en pagos con tarjeta ,la autoridad actúa de acuerdo a modelos riesgo, así que ¡evita riesgos!

Más contenidos en nuestra sección de Ahorro.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Agencia Reforma

Reforma es una agencia informativa mexicana que provee a los medios de material informativo con independencia, pluralidad y credibilidad, entre los cuales está el fotográfico, reportajes, entrevistas, cartones, crónicas, columnas de opinión, investigaciones, notas e infografías para medios impresos así como contenidos multimedia, información en tiempo real y soluciones móviles para páginas web.

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS