Hacer mal uso de la energía, agua o tirar comida se traduce en menos dinero en tu bolsillo.
Ahorro

Bájale al despilfarro y ahorra dinero

Modificar tus hábitos de consumo puede ayudarte a tener una mejor economía personal

Por: Mi Bolsillo

A veces pensamos que el gasto es la cantidad de dinero que desembolsamos para pagar cosas. Así lo visualizamos, porque hay otras formas de gastar dinero que no tomamos en cuenta. Por ejemplo, despilfarrar recursos como la energía eléctrica, el agua, e incluso los alimentos.

Este último punto, la comida, es donde solemos tener grandes fugas de dinero porque partes importantes de los productos que compramos se pierden porque no tenemos los hábitos adecuados. Lo mismo pasa con el manejo de la energía eléctrica o del agua.

Hacer mal uso de la energía, agua o tirar comida se traduce en menos dinero en tu bolsillo. | Pixabay

Por ello, la Profeco hace una serie de consejos para ahorrar, cuidando estos recursos.

En la despensa:

  • Planea con anticipación las comidas de la semana hacerlo te permitirá prever cuáles insumos son necesarios y cuáles no.
  • Incluye verduras y frutas de temporada, ya que son más baratas.
  • Elabora una lista con lo necesario para comprar y apégate a ella.
  • Haz cuentas conforme eliges los productos para no rebasar tu presupuesto.
  • Compara precio y calidad, no te dejes llevar por el diseño y la publicidad, siempre hay mejores opciones y más económicas.

Controla tu consumo de energía:

  • Usa electrodomésticos ahorradores de energía.
  • Utiliza lámparas ahorradoras de energía.
  • Apaga las luces que no utilices.
  • Evita los “vampiros de energía”, es decir, aquellos foquitos que al quedar encendidos en los aparatos electrónicos pueden significar hasta el 13.5% de tu consumo.
  • Desconecta los equipos que no uses.
  • Usa cargas completas en la lavadora, pues con la misma cantidad de energía lavarás más prendas.
  • Verifica que tu instalación de gas no tenga fugas.
  • Utiliza recipientes en la estufa que cubran toda la flama.

Cuida el agua:

  • Riega el jardín y las plantas por las noches.
  • Cierra la llave mientras te enjabonas.
  • Reutiliza el agua de la lavadora para trapear, lavar la banqueta y el carro.
  • Acopia el agua de la lluvia para el servicio del inodoro.

Siguiendo estas recomendaciones, te podrás dar cuenta que además de ahorrar estos recursos, ayudando al medio ambiente, te va a rendir más el dinero.

Con información de Profeco.