Ahorrar es clave para unas finanzas personales sanas.
Ahorro

¿Cómo ahorrar? Diez pasos para hacerlo

Si piensas que ahorrar es imposible, esta nota es para tí

Por: Mi Bolsillo

El dinero no me alcanza, todo está muy caro, necesito un aumento de sueldo. Estas suelen ser algunas de las frases que decimos o que se nos vienen a la mente al momento de analizar nuestra incapacidad para ahorrar. Puede que alguna de esas frases tengan validez, sin embargo, se les debe enfrentar para que no arruinen nuestra estabilidad financiera.

Ser disciplinado, hacer recortes de gasto o renunciar a esos "pequeños gustos" suelen ser  algo más difícil que solo quejarse por nuestra mala situación económica. Pero sin disciplina, ni control, será difícil tener estabilidad en las finanzas personales.

Ahorrar es clave para unas finanzas personales sanas. | Foto: Reforma

No se debe vivir por encima de nuestra capacidad financiera, si lo hacemos, caemos en un abismo del que luego es más difícil salir. Lee los siguientes recomendaciones para mejorar tus finanzas. 

Diez pasos para ahorrar dinero:

Saber cómo estás

Antes de hacer un plan, tienes que verte al espejo - financieramente hablando - para determinar tu situación. Empieza por anotar en una hoja tus ingresos, gastos y deudas. Esto implica contemplar no solo las deudas que ya tienes, sino las que puedan venir. Por ejemplo, si vas a pagar un auto o una colegiatura en los meses próximos. ¿Tienes una cantidad de dinero destinada para imprevistos?

Registrar y ordenar

Lleva un registro de los gatos. Anótalos de arriba hacia abajo, yendo del más importante al menos importante. Para empezar puedes hacer un registro semanal, aunque lo ideal es que tras tomar disciplina llegues a hacer registros quincenales y posteriormente avances a llevar un control mensual. No importa si lo haces por medio de una app, una hoja de excel, word o en una libreta de papel. Lo importante es que sepas hacia dónde va tu dinero. 

Haz un presupuesto

Ya que sepas tu situación financiera y en qué se te va el dinero, debes realizar un presupuesto. Este ya reflejará tus ingresos y gastos y a partir de ello puedes empezar a armar un plan de ahorro. Si gastas más del dinero que ingresas, debes hacer ajustes para gastar menos, ponerte en ceros y hacer un esfuerzo extra para ahorrar. Determina dónde hacer los recortes y aplica toda la disciplina posible, hasta que todo sea un hábito que no te represente esfuerzo. 

Ponte una meta de ahorro

Ahorrar de entrada ya es bueno, pero esto podría no ser efectivo si no te pones una cuota fija obligatoria. Los expertos señalan que al menos el 10 por ciento de los ingresos se deben ahorrar. La forma de ahorrar es considerarlo como algo que no puedes dejar de pagar, como si fuese la luz, el gas, el transporte, vivienda, etc.

Si no piensas en el ahorro como una obligación, vas a fracasar. Puedes abrir una cuenta de ahorros en un banco - no ahorres en tu misma tarjeta de débito, no funciona - lo que te va a permitir llevar un mejor control de tu dinero.

Visualiza metas de ahorro

Una vez que tengas muy bien cimentado el hábito del ahorro, debes asociar ese esfuerzo a la conquista de objetivos bien establecidos. Si tienes una recompensa visible al mediano o largo plazo, la "carga" que significa ahorrar te será menos pesada de llevar, además de que te motiva a ser constante.

No te pongas como meta comprarte un auto deportivo en 12 meses porque vas a fracasar. Tienen que ser metas razonables y realistas de inicio, pero a medida que vayas avanzando puedes establecer metas más altas. Es cuestión de tiempo y disciplina. 

Si te clonaron o robaron la tarjeta de crédito, tu dinero podría estar en riesgo.
Controlar o eliminar el uso de tarjetas de crédito es una recomendación. | Foto: Reforma

Recorta lo innecesario

Todos los datos que no sean prioritarios, deben ser deshechados. Dale preferencia a los gatos ineludibles. En tu presupuesto debe quedar muy claro cuáles son los gastos más importantes y desde allí mismo le puedes cerrar la puerta a gastos que solemos hacer por impulso o para darnos una satisfacción que dura muy poco.

Revisa tus hábitos de consumo. ¿Estás comprando productos o servicios que realmente necesitas? ¿Cambió tu vida después de tenerlos?

Deja un 'guardadito'

La vida está llena de sorpresas, algunas nos representan gastos que tenemos que hacer casi de manera inmediata. Para ello, es importante tener un fondo de ahorro, el cual nos ayudará a enfrentar esos imprevistos sin comprometer nuestras finanzas.

Este fondo no es para comprarse el celular más moderno ni regalos navideños, su fin es para una emergencia. En casi de enfermedades o accidentes, debes considerar un seguro de gastos médicos o seguro de auto

Evita deudas, en lo posible

El crédito es necesario, pero a veces solemos usarlo de forma incorrecta. Si ya adquiriste una deuda, debes cuidar que esta no se incrementen y mucho menos adquirir nuevas deudas.

Paga en los tiempos establecidos para que no te coman los intereses y trata de aprender a vivir con el dinero que ganas. Si estás financiando parte de tu manera de vivir con deuda, estás en problemas.

El presupuesto te ayudará a ponerte en control. Con deudas, nunca tendrás una estabilidad verdadera y menos podrás ahorrar, tal vez la cantidad que pudieras estar guardando la estás regalando a los bancos como intereses.  Usa las tarjetas de crédito lo menos posible. 

Compra con cuidado

Una de las mejores de formas de ahorrar, es comprando bien. No es una contradicción. Si te das tiempo, puedes encontrar ofertas o descuentos muy buenos, pero que sean de productos o servicios realmente indispensables. 70 por ciento de descuento en un lujo innecesario, no vale la pena.

Dale preferencia a un ahorro de 10 por ciento en un servicio o producto que sí necesites. Las ofertas y descuentos están por todos lados, pero algunos son engañosos. Tómate tu tiempo y compara.

Revisa tu presupuesto y cuando tengas un dinero extra, además de tu cuota de ahorro ya asegurada, te puedes dar gustos para ti, como la compra de ropa o mejorar tu celular, el cual además de ser necesario, debes comprar en base a sus funciones y utilidad, no por su marca.  

Piensa en invertir

Cuando empieces a tener una cantidad interesante de ahorro, puedes empezar a buscar que este genere mayores rendimientos. Una forma de hacerlo es por medio de sistemas de inversión. Hay muchas empresas que se dedican a invertir tu dinero y generarte rendimientos más atractivos que los bancos.

La recomendación es que no seas tan agresivo y busques opciones que te aseguren un rendimiento bueno aunque a tiempo lento, porque las inversiones que dan más beneficio suelen ser las de mayor riesgo, y no debes jugarle a la suerte y perder tus ahorros, que tanto esfuerzo te costó acumular. 
 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS