Foto temática | Pxhere.com
Ahorro

¿Para qué sirve un presupuesto?

Debes tener una lista de ingresos  y gastos para visualizar a dónde va tu dinero y cómo puedes hacer un mejor uso del mismo

Por: Mi Bolsillo

Un presupuesto es una especie de mapa que te va a guiar en el camino hacia tus metas financieras. Es muy difícil lograr alcanzarlas si no tienes claramente visto el dinero que reciben y en qué lo gastas.

Es por eso que a veces decimos que lo que ganamos no nos alcanza, o peor, ver cómo nos quedamos sin dinero, simplemente se acabó, y no sabemos ni en qué lo gastamos. Un presupuesto puede evitar estos problemas y darte control. 

Reducir los gastos es clave para tener finanzas sanas | Foto: Pxhere.com

Para qué sirve un presupuesto: 

  • Cuánto dinero recibes al mes. (Sea salarios o extras)
  • Cuánto dinero gastas al mes. (Y saber en qué lo gastas)
  • Tener claro si estás ahorrando o te lo gastas todo
  • Ser consciente, y sin mentirte, sobre los días que te dura la quincena

Es probable que al poner esto en claro, te des cuenta que estás gastando o el 100 por ciento de lo que ganas, o incluso más, por medio de deudas que vas arrastrando y se van convirtiendo en una bola de nieve que amenaza con enterrarte.

No debes pensar en un presupuesto como un dolor de cabeza, sino como un aliado que te ayudará a enfocar el dinero en lo que realmente necesitas. Capaz y te darás cuenta que siendo ordenado, vas a poder ir saldando deudas o dándote pequeños gustos, las cuales no tienes si gastas sin control.

¿Para qué sirve armar un presupuesto?

  • Saber en qué gastas el dinero. Allí podrás enlistar los pagos fijos, como gastos en alimentos, vivienda, transporte, teléfono, agua, luz, y demás servicios, así como ciertos impuestos o pagos como seguros de autos, médicos, entre otros.
  • Darle prioridad al destino de tu dinero. Si dentro de tu análisis te das cuenta que estás pagando un gimnasio al que nunca vas, es probable que sea una de las primeras cosas a sacar de tu lista. Las ciudades cada vez son más amigables para ejercitarte al aire libre, sin gastar.

  • Establecer un plan para salir de deudas. La mayoría de los mexicanos tenemos alguna deuda, sea con tienda departamental o tarjetas bancarias. Si es así, tener un presupuesto te permitirá visualizar áreas donde puedas recortar gastos y destinar ese recurso a las deudas. Así pagarás más rápido, no te “comerán” los intereses, y tu historial crediticio mejorará.
  • Tener un ahorro para emergencias. Si dentro de la elaboración de tu presupuesto te diste cuenta que estás gastando 20 pesos diarios en café – que al mes son alrededor de 600 pesos – he allí una fuga que debes controlar. Como esa, debe haber muchas. Cigarros, chicles, dar monedas en los cruceros, entre otros. Ese dinero, lo puedes guardar para imprevistos.
  • Te dará una dosis de realidad. Si finalmente caes en cuenta de que estás gastando más de lo que ganas, y viviendo por encima de tus posibilidades, será bueno que empieces a hacer cambios en tu vida. Si tienes un auto deportivo caro, piensa en uno de cuatro cilindros, o pagar una renta más modesta o una escuela más barata, pon los pies en la tierra. 

Recuerda que para armar un presupuesto tienes que poner tus ingresos y a ello irle descontando todos los gastos fijos, eso te dejará un sobrante. De no ser así, significa que estás gastando más de lo que ganas y debes hacer recortes en el gasto.

Si tienes una visión clara sobre el manejo dinero, puedes ver hacia el futuro y planear, de lo contrario, sólo estarás postergando tus deudas, pero sin terminar con ellas.

Esta nota contiene información de: Condusef