Imagen temática
Ahorro

Consumo responsable es igual a ahorro de dinero

Cada vez que tiras alimentos "que sobraron" a la basura, estás tirando un porcentaje del dinero que gastaste en comprarla

Por: Mi Bolsillo

¿Alguna vez te has puesto a analizar qué porcentaje de los alimentos que compras en el supermercado se van a la basura? Si realmente entendieras que esto en realidad es dinero, podrías más cuidado. Bajarle a los desperdicios de alimentos, agua y luz es ahorrar dinero.

Además, al bajarle al consumo exagerado de energía y productos, estás también contribuyendo a la conservación de nuestro planeta, ya que la producción de energía y alimentos implican explotación de recursos naturales. La agricultura, por ejemplo, cada vez requiere mayor superficie cultivable, y eso es una presión para los ecosistemas.

Si tiras alimentos a la basura, estás tirando el porcentaje de dinero que gastaste para comprarlos | Pixabay

Así que ya sabes, trata de minimizar el impacto al ambiente, mientras ahorras en el proceso, con las siguientes recomendaciones de la Profeco:

En la despensa:

  • Planea con anticipación las comidas de la semana hacerlo te permitirá prever cuáles insumos son necesarios y cuáles no.
  • Incluye verduras y frutas de temporada, ya que son más baratas.
  • Elabora una lista con lo necesario para comprar y apégate a ella.
  • Haz cuentas conforme eliges los productos para no rebasar tu presupuesto.
  • Compara precio y calidad, no te dejes llevar por el diseño y la publicidad, siempre hay mejores opciones y más económicas.

Controla tu consumo de energía:

  • Usa electrodomésticos ahorradores de energía, el sello FIDE (Fideicomiso para el Ahorro de Energía) los identifica.
  • Utiliza lámparas ahorradoras de energía.
  • Apaga las luces que no utilices.
  • Evita los “vampiros de energía”, es decir, aquellos foquitos que al quedar encendidos en los aparatos electrónicos pueden significar hasta el 13.5% de tu consumo. Desconecta los equipos que no uses.
  • Usa cargas completas en la lavadora, pues con la misma cantidad de energía lavarás más prendas.
  • Verifica que tu instalación de gas no tenga fugas.
  • Utiliza recipientes en la estufa que cubran toda la flama.

Cuida el agua:

  • Riega el jardín y las plantas por las noches.
  • Cierra la llave mientras te enjabonas.
  • Reutiliza el agua de la lavadora para trapear, lavar la banqueta y el carro.
  • Acopia el agua de la lluvia para el servicio del inodoro. 

Fuente: Profeco

 

Comentarios