Un fondo de emergencias de da tranquilidad financiera
Ahorro

Fondo de emergencia, tu mejor aliado

Es como una especie de paracaídas, que en un momento apremiante, te puede evitar caer al abismo de las deudas o perder patrimonio

Por: Mi Bolsillo

¿Qué pasaría si por una emergencia, tuvieras que desembolsar, de inmediato, el equivalente a dos o tres meses de tu sueldo? Si tu respuesta es vender el auto, o endeudarte en un banco, es señal de que debes empezar a establecer un fondo de emergencias, el cual te puede evitar perder tu patrimonio o caer en costosos préstamos.

Y por emergencias no solo debemos entender temas de salud o accidentes de tránsito. También situaciones como que se descomponga el refrigerador o la estufa o el mismo auto, pueden representar una fuerte presión para tus finanzas personales, porque se trata de gastos que no tienes programados.

Un fondo de emergencia te da tranquilidad financiera | Foto: Pixabay

Imagina por ejemplo, un tema de divorcio o pérdida de tu trabajo. La vida siempre implica enfrentar momentos difíciles que se traducen en problemas económicos. Por eso, tener un fondo de emergencia sirve para hacer menos fuerte el impacto en tu vida y te da tranquilidad mientras logras restablecer tu salud o tus ingresos. 

Por ello, lo recomendable es que ahorres una parte de tu salario, hasta tener el equivalente a tres o seis meses de gastos resueltos. Esto es: pagos de alimentos, servicios básicos del hogar, pagos de vivienda, gastos educativos, de transporte, que son los más elementales.

Ante situaciones inesperadas, muchas personas se endeudan por medio de créditos de nómina que implican pagar el doble de lo que les prestaron, o a veces más, en especial si se trata de créditos personales.

Además, ante situaciones apremiantes, muchas personas pierden la capacidad de analizar las consecuencias de sus acciones en el mediano y largo plazo, por resolver un problema en lo inmediato. Malbaratar tus joyas o auto tampoco es una buena respuesta

Esa tensión la puede aliviar tener ese colchón que representa un fondo de emergencias. Realiza un plan de ahorro. Guárdalo en una cuenta segura - distinta a la que usas para tus gastos corrientes - y que sea fácil de retirar dinero de ella, porque las emergencias no avisan y siempre debes tenerla disponible. 

Igualmente, no metas este dinero en fondos de inversión que impliquen riesgo. Recuerda que es un fondo de emergencia y lo que necesitas es preservar la cantidad que vayas sumando.
 

Temas

  • Ahorro.
  • Fondo de emergencia
  • Deudas
  • Patrimonio

Comentarios