Retiro

Modalidad 40 del IMSS: Salve su pensión

Este esquema tiene la ventaja de permitir llegar al número de semanas requeridas por las leyes para tener acceso a la pensión

Por: AGENCIA REFORMA

Si usted dejó de trabajar en una empresa en donde cotizaba en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), no se preocupe, su pensión aún no esta pérdida, ya que puede empezar a pagar su cuota obrero patronal y tramitar la pensión por la modalidad 40 del IMSS.

Lea también: ¿Cómo calcular la pensión trabajando en el IMSS?

Dicho esquema, llamado también "Continuación voluntaria al régimen obligatorio en el IMSS", tiene la ventaja de permitir llegar al número de semanas requeridas por las leyes para tener acceso a la pensión, e incluso con una buena estrategia de planeación, puede ayudar a incrementarla.

Lea también: En pensiones: ¿Eres Generación de Transición o Generación Afore? 

Las cuotas extra son clave para una buena pensión. | Mi Bolsillo

La cuota que pagan las personas bajo esta modalidad es de 10.075 por ciento del salario bajo el cual cotiza.

"La Modalidad 40 puede ser utilizada por cualquier derechohabiente a cualquier edad que haya dejado de cotizar con patrón, y que tenga al menos un año cotizado con patrón dentro de los últimos 5 años", explica Magda Villarreal Buentello, consultora de VB Pensiones. 

 

Así, a las personas que comenzaron a cotizar antes del 1 de julio de 1997 y que están bajo la Ley del IMSS de 1973, les permite completar el mínimo de 500 semanas (9 años 8 meses aproximadamente) cotizadas requeridas para poder jubilarse.

Y en el caso de los que están bajo la ley de 1997, las mil 250 semanas (24 años 2 semanas) exigidas. 

Únete al grupo de Mi Bolsillo en WhatsApp

Villarreal Buentello detalla que otra ventaja de este esquema para quienes están bajo la Ley del 73 es que permite a las personas cotizar con un ingreso superior al que tenían registrado con el patrón y el salario promedio cotizado en los últimos cinco años se toma en cuenta para el cálculo del monto de la pensión.

Con lo que si en los últimos años las cuotas pagadas al IMSS son más altas que en años anteriores, el trabajador podría elevará su monto de pensión.

El salario máximo de cotización bajo esta modalidad esta topado a 25 salarios mínimos, alrededor de 67 mil 198 pesos mensuales, tomando como referencia el vigente en este año.

"Es muy importante aclarar que el salario no es el único aspecto que se toma en cuenta para determinar cuánto recibirías de pensión", puntualiza la especialista.

Otro aspecto que se toma en cuenta es la edad, ya que aquellos que se jubilan a los 60 años reciben 25 por ciento menos que aquellos que lo hacen hasta los 65 años.

Además, el número de años trabajados con el IMSS también influye, debido a que si bien el requisito son 500 semanas, entre más años tengas trabajado la pensión es más alta.

"Cada caso es único, por ello es altamente recomendable que antes de hacer Modalidad 40, la gente se asesore, ya que hay casos que aun pagando esta modalidad con el salario más alto, la gente no se puede pensionar, o no se pensiona con el monto que esperaba", señala Villarreal Buentello.

Lea también: Esto pasa si sacas el dinero de tu Afore antes de tiempo

Por otra parte, la especialista precisa que la Modalidad 40 no da derecho al servicio médico, pero ése se puede obtener por medio de la Modalidad 33 y son compatibles.

Requisitos para tramitar la Modalidad 40 del IMSS:

  • La edad con un mínimo de 60 años 
  • 500 semanas de cotización ante el Seguro Social 
  • Baja de la empresa

Una vez teniendo estos requisitos, es necesario saber que el seguro no emite una pensión del 100% con el simple hecho de cumplirlos, a continuación se muestra la tabla del porcentaje de pensión en relación con la edad:

Edad    Porcentaje de Pensión
60                    75%
61                    80%
62                    85%
63                    90%
64                    95%
65                   100%
* Si la persona rebasa los 6 meses de edad entra al porcentaje próximo siguiente.

Temas

Comentarios