Formas de tirar el dinero que te hacen mucho daño.
Calculadora

Formas de tirar el dinero que te hacen mucho daño

Si le buscas, es probable que estés tirando dinero a la basura de forma sistemática.

Por: Mi Bolsillo

Si estás arrastrando deudas en tarjetas de crédito - a las que solamente les pagas el mínimo - o peor, en créditos de nómina donde también solo cubres la parte que el banco retira automáticamente, literal: estás tirando dinero a la basura.

Debes saber que todo el dinero que se te va en el pago mínimo de tu tarjeta apenas cubre los intereses (si bien te va) y la deuda no baja, por lo cual el dinero lo estás tirando al caño de forma sistemática. 

Todo el dinero que le destinas a cubrir intereses de créditos, a cuentas viejas con deudas atrasadas es dinero a la basura que bien podrías usar en mejorar tu estilo de vida actual, pero sobre todo, ahorrar para tu retiro.

Formas de tirar el dinero que te hacen mucho daño. | Foto: Reforma
Formas de tirar el dinero que te hacen mucho daño. | Foto: Reforma

Pago de intereses elevados

Empecemos por decir que el pago de intereses no es del todo malo, siempre y cuando sea algo sano. De hecho, hacer un buen uso del crédito es una decisión financieramente inteligente. A veces es la única forma de hacernos de un bien: casa, auto, mejorar la casa, electrodoméstico, etc.

Lo malo es que cuando contratamos una deuda muy grande, que está por encima de nuestra capacidad de pago, las cuotas que metamos a ese crédito se las comerán los intereses y allí ya estamos hablando de tirar el dinero a la basura. 

Haz el ejercicio de ver por separado los intereses que pagas en el financiamiento de tu auto nuevo, tarjeta de crédito, crédito personal o de nómina, tarjeta departamental por una compra no necesaria (celular ultramoderno o consola más costosa) y verás que lo que estás tirando a la basura es mucho dinero. 

En esta cuenta, no es recomendable meter el pago de una casa. Sin embargo, es clave que antes de comprar veas la tasa de interés y los años que vas a pagar el crédito. Si tomas una hipoteca que está por encima de tu capacidad de pago, la deuda no bajará fácilmente y estarás quemando billetes en vano. 

Si ya sumaste los intereses de tarjeta de crédito, departamental, crédito personal, nómina, crédito del auto y el resto que tengas, extrae una cantidad en pesos. Compara esa cantidad de dinero con tu salario mensual. Ojo, acá no sumas la mensualidad total, sino el porcentaje que va a intereses, no el que va al capital.

Si estas deudas - sin meter el crédito de tu casa - superan el 30 por ciento de tu ingreso, estás tirando dinero. Ni se diga si alcanza el 50 por ciento o más. Como ejercicio, nada más para checar, puedes sumar el de tu hipoteca a ver a cuánto asciende el porcentaje de tu salario que se va en intereses. 

También, igualmente con el fin de revisarte, suma las mensualidades completas (con intereses incluidos) de todos tus créditos activos y compáralas con tu ingreso. Esto te dará como resultado el porcentaje de tu sueldo que en realidad no es tuyo, sino de tus acreedores.

Recuerda que si quieres mejorar tu uso del dinero, no hay otra forma que tener un diagnóstico claro de en qué lo estás usando. Si con este ejercicio te has dado cuenta que lo estás haciendo mal, es un buen inicio. Procura detectar tus deudas e irlas pagando de menor a mayor. Si estás pensando pedir un préstamo nuevo para pagar deudas viejas, aléjate de esa idea. 

TE RECOMENDAMOS