4 tips para comprar casa si no puedes comprobar ingresos
Créditos

4 tips para comprar casa si no puedes comprobar ingresos

Hay distintas formas de demostrar que eres una persona confiable, tanto como para que te otorguen un crédito hipotecario

Por: Mi Bolsillo

Uno de los problemas más frecuentes para las personas que quieren comprar casa por medio de un crédito hipotecario es que no tienen forma de comprobar sus ingresos. Cuando se trata de créditos de vivienda,  la mayoría de los trabajadores en México tiene acceso a ellos por medio de Infonavit o de FOVISSSTE. Lea Portabilidad de recursos de vivienda ¿Qué es y para qué sirve?

Esto se debe a que tener un empleo considerado 'estable', permite demostrar que tienes cierta capacidad de pago y puedes comprometerte con una responsabilidad que será por años. Sin embargo, hay quienes laboran de manera informal, y aunque ganan bien no cotizan para tener esta prestación y tampoco para alcanzar una pensión cuando llegue el momento de su retiro. 

Si ese es tu caso, aquí te diremos algunos tips que te ayudarán para que para que puedas solicitarlo.

Lea ¿Infonavit revisa mi Buró de Crédito?

Lea Advierten que acuerdo de Sener provocará cortes de luz

Cuando se trata créditos por medio de bancos o instituciones financieras, ocurre algo parecido, en muchos casos te pedirán que compruebes cuánto ganas, sobre todo si eres trabajador independiente, pero si no puedes hacerlo, hay otras formas de demostrar que eres una persona confiable, como para que te brinden el crédito.

De acuerdo con Vivanuncios.com, hay al menos cuatro tips que te pueden ayudar para adquirir una propiedad, si no tienes forma de comprobar ingresos.

  1. Adquirir una casa con el esquema de ahorro
  2. Contar con un buen historial historial de pago de tus créditos
  3. Rentas pagadas/Renta con opción de compra
  4. Créditos hipotecarios de la Sociedad Hipotecaria Federal

1. Adquirir una casa con el esquema de ahorro

El esquema de ahorro consiste en que la persona que quiere comprar una vivienda sin comprobar ingresos, pero pueden guardar una parte de ellos y reunir el 10% de lo que vale la casa, o entre 6 y 24 mensualidades del crédito hipotecario. Así, lo que reúnan funciona como enganche para comprar la casa.

Hay instituciones financieras que ofrecen este sistema, como la Sociedad Hipotecaria Federal, con su crédito Crediferente, y algunos bancos.

2. Contar con un buen historial historial de pago de tus créditos

Si a lo largo de los años has adquirido créditos que has pagado de forma puntual, eso será registrado como un dato positivo en tu trayectoria financiera, aunque no puedas comprobar tus ingresos.

Recuerda que las instituciones financieras tienen un registro, como el Buró de crédito, en el que se lleva el record del comportamiento de pago de las personas, y un buen historial te acerca más al objetivo de adquirir vivienda.

Y si además de ser buen pagador, tienes estados de cuenta, facturas, o comprobantes de pagos, eso demostrará también que tienes la solvencia económica para cubrir cierta cantidad mensual fija, como los abonos de una casa.

3. Renta pagada/Renta con opción de compra

Al igual que ocurre cuando eres un cliente puntual en el pago de tarjetas de crédito, o deudas con otras instituciones, guardar los recibos de pago de renta de casa también es una forma de comprobar que eres confiable con los compromisos financieros. 

Además, en los negocios inmobiliarios se ha incrementado la modalidad de renta con opción de compra. Bajo este esquema, cuando una persona renta una vivienda, esos pagos periódicos que realiza pueden servir como abonos que se hacen al costo del inmueble. 

Para esta modalidad, debes cubrir una serie de requisitos, entre los más comunes se encuentran:

  • Que quien renta la casa la tiene que habitar por cierto periodo específico, en general 5 años o más, antes de tener la opción de comprarla.
  • Las condiciones del uso del arrendamiento tienen que quedar clara. Todo debe establecerse en el contrato. Por ejemplo qué puedes o no hacer con la casa: si puedes subarrendarla a tereceras personas; si la puedes usar como local comercial o como casa-habitación, etc.
  • Qué pasará con el dinero que ya pagaste de rentas. En este punto, ambas partes deben especificar desde el inicio, si lo que se paga de renta se descontará del precio final de la casa, si se descontará sólo un porcentaje o si definitivamente no será descontado. Cualquiera de las tres opciones es válida pero debe quedar asentado por escrito.
  • Renovaciones o modificaciones que se hagan a la vivienda. Se debe tomar en cuenta quién pagará si, por ejemplo, se le pone un techo a la cochera de la casa. Si la pone el dueño de la vivienda, lo más probable es que se añada al costo final de la compra, o si lo paga el arrendador, podría esperar algún beneficio en el trato que hagan. Sea cual sea el caso, se tienen que poner de acuerdo antes de firmar.

4. Créditos hipotecarios de la Sociedad Hipotecaria Federal

La Sociedad Hipotecaria Federal es una institución que se encarga de promover la construcción y compra de casa entre personas no tienen afiliación en el FOVISSSTE O el Infonavit. La SHF no proporciona los créditos, pero funciona como enlace para darle validez a los trámites que se realizan entre bancos y otras instituciones que otorgan el crédito. Si quieres conocer más, ingresa a la página de la Sociedad Hipotecaria Federal y sabrás con quiénes tiene convenios.

TE RECOMENDAMOS