Buró de Crédito: 6 ideas mal comprendidas sobre los préstamos
Créditos

Buró de Crédito: 6 ideas mal comprendidas sobre los préstamos

Si manejas una tarjeta de crédito o contrataste un plan telefónico ya estás en Buró de Crédito, pero te explicamos qué quiere decir y cuándo preocuparte.

Por: Ivo Esqueda

Es muy común escuchar que el Buró de Crédito se interpreta por la gente como una idea negativa, aunque no se comprenda del todo qué es y para qué sirve. Si alguna vez solicitaste un préstamo o compraste algo con tu tarjeta bancaria a meses sin intereses ya estás en este registro y estás creando tu historial crediticio como te vamos a explicar.

Desde que haces cualquiera de estas operaciones, desde tramitar tu tarjeta de crédito hasta sacar un smartphone con un plan telefónico como usuario de servicios financieros comienzas a aparecer en los registros de una entidad que se dedica precisamente a recabar esa información; el Buró de Crédito.

Por eso desde el principio conviene aprender a usar bien tus créditos para que sean una herramienta a tu favor y no terminen por endeudarte de más o dificultar préstamos nuevos. Esto será más fácil de lograr cuando comprendas algunos conceptos que usualmente la gente cree y que no son realidad.

Conceptos mal interpretados sobre el Buró de Crédito

No es nada del otro mundo a qué temer, pero si tienes claras estas ideas conseguirás convertirte en un buen deudor que no tenga problemas en sus finanzas personales y pueda financiar sus proyectos sin dificultad mediante el crédito, dejando atrás los malos entendidos:

La Lista Negra de las deudas. La primera concepción errónea que se tiene sobre esta institución es que es una especie de listado en el que se inscriben las personas endeudadas, para su desgracia.

Lo cierto es que sí es un listado, un registro, en el que aparecen todas las operaciones de crédito que hacen los usuarios en el país, para que las financieras puedan tomar decisiones adecuadas al momento de brindar un servicio.

No puedes salir del Buró. En cierto modo esta creencia es verdadera, pero habiendo establecido que no es nada malo estar en esa base de datos, sino que puede brindarte mejores oportunidades, y lo que hay que hacer es ser puntual siempre con los pagos.

Recomendamos también WhatsApp: sigue en tus grupos familiares sin molestas notificaciones

El Buró de Crédito no te dejará sacar más créditos. El único trabajo del Buró de Crédito es mantener vigente los registros de servicios financieros de los usuarios, pero no está facultada para aprobar o rechazar una solicitud.

Infringe tu privacidad. Si bien esta entidad tiene acceso a datos sensibles, sólo permite su consulta a quienes tú autorices el acceso, lo cual sucede al hacer el trámite de solicitud por un crédito nuevo.

Te sugerimos leer Tips de ahorro: 3 errores que no le permiten alcanzar sus objetivos

El Buró de Crédito es del Gobierno. Se trata de una empresa particular, cuya labor consiste en obtener y gestionar esos datos de miles de usuarios para abaratar los costos de aprobar un financiamiento.

Puedes pagar para salir del Buró. Si alguien intenta convencerte de que esto es posible y que quedas borrado del Buró de Crédito desconfía, pues este argumento se suele emplear en fraudes. Sólo pagando lo que te prestaron puedes salir de ese lío, y para que no tengas antecedentes perjudiciales en tu historial conviene hacer los pagos tal como se acordaron al contratar el servicio.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Ivo Esqueda

Ivo Esqueda

Periodista

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS