Cinco opciones para 'bajarle' a tus deudas
Créditos

Cinco opciones para 'bajarle' a tus deudas

Algunos tips para empezar a pagar y llegar al 2020 con el pie derecho

Por: Mi Bolsillo

Si sientes que las deudas o créditos no te dan un respiro, hay varias opciones que debes tomar en cuenta para empezar a pagar y así disminuir esa presión. La Condusef tiene algunas recomendaciones sobre lo que puedes hacer para empezar el 2020 con el pie derecho en tus finanzas personales.

1. Determina cuánto puedes pagar

En primer lugar, antes de salir de una deuda, debes saber cuánto puedes pagar. Elabora un presupuesto en el que aparezca lo que ganas y lo que gastas. OJO, recuerda que hay pagos como los servicios (agua, luz, teléfono, etc), despensa, colegiaturas, etc., que realizas obligadamente. Una vez que tengas el resultado y sepas cuánto te queda después de descontar esas cantidades, sabrás cuánto puedes utilizar para pagar.

2. Organiza, jerarquiza

No siempre se trata de liquidar la deuda más grande. Por ejemplo, tienes un crédito porque pediste $5 mil pesos a una financiera (con interés mensual fijo de 9.56%) y acabas de comprar una Smart TV que cuesta $10 mil pesos (a mensualidades sin intereses).

Lea Cinco cosas que debes hacer con tu aguinaldo

En este caso concreto, aunque el crédito por el aparato electrónico tiene un monto más alto, si tomas en cuenta los intereses verás que no te conviene saldar primero la Smart TV, pues la cantidad a pagar NO CAMBIARÁ. Sin embargo, el crédito tendrá un interés anual fijo de 114.80%, por lo que terminarás pagando casi el doble de lo que te prestaron. Así establecerás cuál pagarás antes, destinando más dinero, y cuál hasta el final.

3. Establece plazos

Una vez que sepas cuánto puedas pagar y cuál es tu deuda más urgente, establece fechas para efectuar los pagos. Algo así como un cronograma de pagos. Y no olvides, igual que en las fechas de entrega en la escuela o en un trabajo, lo más importante es CUMPLIRLO.

Las opciones no tan buenas, pero que funcionan

Por otro lado, hay opciones que no son tan recomendables pero en ciertos contextos te pueden ayudar.

4. Consolida tus deudas

Cuando tienes varias deudas al mismo tiempo, puedes agruparlas en una sola. Por ejemplo, tienes tres tarjetas de crédito en las que debes, pero dos de ellas tienen el interés más alto que una tercera. Consolidar la deuda implica que el saldo de las tres vaya a un sólo plástico, pero tienes que elegir a la que te brinde mejores condiciones: menor tasa de interés, menor CAT, cantidades de pago que te dejen 'respirar', etc.

Lea Protestan empresarios y Monreal frena ley outsourcing

Si eliges esto, evitarás pagar las molestas anualidades. Pero la parte no tan buena es que deberías cancelar las tarjetas que fueron consolidadas. Además, no todas las instituciones financieras permiten esta opción.

5. Reestructura tu crédito

Esta opción es un acuerdo entre tú y tu banco, en el que la institución amplía el plazo en el que pagarás un adeudo, esto para que los intereses no se sigan acumulando y se eleve tu deuda. Generalmente te plantean un monto fijo para hacer tus abonos. Lo positivo de esta opción es que tu historial ante el Buró de Crédito seguirá siendo bueno. 

banner

Lo no tan bueno es que de todas formas tendrás que pagar intereses, aunque no serán tan altos, y que si no pagas como te has comprometido, se generarán nuevamente pagos moratorios y además podrías perder la oportunidad de seguir usando tu tarjeta de crédito o de disponer de un crédito a futuro

TE RECOMENDAMOS