Cómo cuido mi tarjeta de crédito para que no se pierda o me la roben
Créditos

Cómo cuido mi tarjeta de crédito para que no se pierda o me la roben

Te presentamos 5 recomendaciones para que extiendas la vida útil de tu plástico bancario y no tengas que gastar en comisiones por reposición de tu tarjeta.

Por: Ivo Esqueda

Para sacar el máximo provecho a tus tarjetas de crédito, además de como instrumento financiero, también como herramienta física lo mejor es que utilices con cuidado tu plástico y para ello lo mejor es seguir las siguientes recomendaciones para que disminuyas el desgaste y deterioro físico, así como para prevenir que la extravíes o te la roben, por lo que te ahorras también el cobro de la reposición del plástico.

Por ello, que te dure más tiempo la tarjeta bancaria que has contratado y no tengas que pasar por la incertidumbre de si la terminal la detectará en cada compra que hagas implicará que sigas estos 5 consejos para cuidar tu tarjeta de crédito.

1. Siempre recuerda donde dejas el plástico. Hacer un pago es una operación que sí requiere que pongas atención, pues es un momento en el que se puede vulnerar de improviso tu estabilidad financiera, por lo que tienes que concentrarte en el procedimiento, desde que sacas tu plástico hasta que lo vuelves a guardar, haciéndolo de manera consciente para que no lo vayas a perder en una distracción.

También recomendamos Programa de Trabajo-Estudio Federal en EEUU: cómo puedo aplicar

2. Si tienes más de una tarjeta, deja en casa la que no uses. Cuando te financias con más de una tarjeta bancaria, lo mejor es que si no tienes planeado usar una en particular, no la saques de tui casa para evitar exponerla a riesgos sin necesidad de ello.

En el día a día puedes manejar tu tarjeta de cabecera, pero tener el respaldo que representan tus tarjetas adicionales bien resguardadas donde se hallen a salvo.

3. No pierdas de vista tu tarjeta al pagar.  Mientras se te hace un cobro con la terminal de punto de venta, no descuides ni un momento tui atención pues el procedimiento debe realizarse frente a tu vista de preferencia para que no haya motivos para desconfiar, ya que se trata de una persona extraña que tiene en sus manos este importante instrumento.

4. Usa tu teléfono celular para los pagos. Hoy día hay muchos productos financieros que se pueden gestionar desde tu smartphone, tanto en la app de Banca Digital que te ofrece tu entidad bancaria, hasta las versiones de tarjetas digitales que se hacen cada día más populares. También hay otros sistemas como CoDi que te deja hacer pagos mediante un Código QR o los dispositivos que tienen la tecnología NFC integrada.

5. Lleva las riendas de tus finanzas personales. Estas aplicaciones móviles para tu tarjeta también te permiten habilitar o inhabilitar tu plástico bancario al instante para apagar o encender dicho medio de pago para que sólo se pueda utilizar cuando tú dispongas ello, y se puede quedar bloqueada el resto del tiempo hasta que sepas que tienes una transacción por hacer y así estar más protegido.

Te sugerimos leer Beca Benito Juárez, qué piden para inscribirte y recibir 840 pesos

Como puedes ver, se trata de varias recomendaciones que pueden protegerte del riesgo de fraudes o robos de identidad, pero también ayudan a que cargues menos con las tarjetas encima y así se desgasten menos, por lo que tus plásticos estarán en excelentes condiciones todo el tiempo y con un uso adecuado tus financiamientos tampoco serán un problema.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Ivo Esqueda

Ivo Esqueda

Periodista

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS