Cómo uso un fondo de emergencia para no salir mal con Buró de Crédito
Créditos

Cómo uso un fondo de emergencia para no salir mal con Buró de Crédito

Para que puedas seguir usando tus financiamientos conforme al presupuesto que tienes y no dejes cabos sueltos que te generen deudas, lo mejor es tener este ahorro listo.

Por: Ivo Esqueda

Para que tus finanzas personales se encuentren a salvo, un instrumento que te ayudará a evitar que contraigas deudas al permitirte solventar los gastos no previstos en tu presupuesto es un fondo de emergencia, un ahorro que puedes hacer en tu alcancía y más adelante resguardar en tu cuenta del banco para que vaya generando rendimientos mientras no se requiera gastar. 

En tus cuentas, puedes anticipar el riesgo de tener algunos gastos extraordinarios, para los que formes una partida especial con recursos económicos que te saquen del apuro sin que tengas que pedir préstamos o créditos que desestabilicen las finanzas en tu hogar, recuerda que eso se verá en el historial crediticio que queda como registro en el Buró de Crédito. Y al final de cuentas, ese antecedente es el que permite que la instituciones financieras consideren aprobarte o no nuevos productos, a veces más importantes, como una hipoteca o un crédito automotriz.

Para qué me sirve tener un fondo de emergencia preparado

1. Arregla una llanta ponchada o desperfecto en tu coche.

2. Afronta gastos médicos no previstos.

3. Repara o renueva un aparato electrodoméstico.

4. Ten un guardadito para un viaje de emergencia.

5. Cuenta con un respaldo financiero en caso de que te quedes sin trabajo.

Estos son sólo algunos ejemplos de gastos no planeados de los que puedes salir adelante sin tener que endeudarte, cuando tienes un fondo de ahorro preparado para salir adelante, perro muchas otras situaciones eventuales también pueden ocurrir y estarás listo para hacerles frente con un dinerito guardado para esos casos.

También recomendamos Vacantes para maestros en EEUU: dónde hay más y salario promedio

Como lo ideal es que tu fondo de emergencia funcione hasta para poder tomar con calma la pérdida de un trabajo, que su monto ascienda a tres meses de sueldo como mínimo es un buen punto para comenzar, pero podrías lograr más adelante una cobertura de hasta un año o cifras más altas cuando tu estilo de vida implica un mayor gasto mensual –como en el caso de tener hijos o varios compromisos financieros.

Para crear ese fondo, puedes comenzar por elaborar tu presupuesto mensual si todavía no acostumbras redactarlo; anotando en una columna todos los ingresos que tienes en la quincena o mes, reconociendo las entradas constantes de dinero y las eventuales.

En una segunda columna irás escribiendo cada gasto que tienes en ese período, todos y cada uno. Si no dejas que un solo desembolso se te escape, podrás con esta información dar un seguimiento de cerca a qué es lo que le pasa al dinero una vez te cae la nómina, para que veas en qué gastos indispensables de tu casa se va el dinero, además de otros conceptos no tan importantes, y que a veces representan una fuga de capital.

A estos últimos se les conoce como gasto hormiga y si aprendes a reconocerlos, primero en tu presupuesto, podrás evitarlos a tiempo la próxima vez que se te presente la ocasión. En el presupuesto puedes priorizar tus gastos fijos, pero también determinarás tu capacidad de ahorro para que sepas cuánto de tu quincena le puedes destinar a la alcancía para que sepas en cuánto tiempo podrás completar este ahorro.

Te sugerimos leer ¿Tu billete de $200 dice esto? Quieren vender a 40 mil pesos uno así

Otra opción que tienes es aceptar un reto de ahorro, pues con un mecanismo de estos puedes saber cuánto tiempo te tomará llenar el cochinito, el monto de los pagos y la cantidad final una vez completes el desafío.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Ivo Esqueda

Ivo Esqueda

Periodista

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS