¿Cuándo es mejor usar una tarjeta de crédito o débito?
Créditos

¿Cuándo es mejor usar una tarjeta de crédito o débito?

Saber usar sabiamente las tarjetas de crédito o débito es primordial para evitar deudas impagables, por lo que conocer cuándo gastarlas te ayudará a mantener finanzas sanas, te lo explicamos

Por: Hugo Mora

Para usar una tarjeta de crédito y débito debes conocer las ventajas y desventajas de cada una, esto para evitar darte sorpresas en el futuro.

La tarjeta de débito es aquella en la que generas por tus servicios laborales, en esta se deposita todo tu dinero que ganas, y cada vez que pagues algo se te irá descontando automáticamente tu saldo y cuando no tengas saldo esta será rechazada.

Esta no tiene costo ni cobra comisiones por el uso de esta en comercios, ni tampoco por retirar dinero en cajeros del banco que la emite, pero sí cobra comisión en cajeros de otros bancos. 

Lea ¿Quieres pedir un préstamo? Toma en cuenta estos 3 factores

Lea Contratación de crédito por cajero automático ¿conviene?

Por otro lado, con una tarjeta de crédito podemos pagar sin tener fondos en la tarjeta, ya que esta como su nombre lo indica lo pagarás en un corto o mediano plazo al banco que la emite.

Esta tarjeta tiene un límite que cada vez que pagas se puede regresar a tu tarjeta. Es decir, si tienes un límite de 6 mil pesos mensuales, al estar corriente con tu cuenta bancaria este se regresa cada mes.

La tarjeta de crédito sí tiene un costo por anualidad el cual debemos pagar por contrato o por 12 meses de la línea de crédito. Los costos pueden varíar según la institución o el tipo de beneficios que tiene la tarjeta. Si no hacemos el pago, el banco puede suspender el uso del plástico.

De acuerdo a Coru, es recomendable comprar con la tarjeta de débito los gastos diarios, como la gasolina, alimentos y servicios que usamos como el internet, luz, etcétera.

Por otro lado, no es recomendable gastar con la tarjeta de débito en cosas como muebles, viajeso boletos para conciertos, ya que el saldo de las tarjeta de débito es tu dinero propio y lo debes cuidar.

Hay bancos que te regresan un porcentaje de lo que gastas si domicilias tus pagos con la tarjeta de débito, por ejemplo, si pagas frecuentemente luz, agua, servicios de internet o telefonía, es recomendable domiciliarlo, y así recibirás un "plus" cada mes en tu tarjeta bancaria.

Con la tarjeta de crédito se deben comprar cosas duraderas, que vayan a durar en tu vida, por ejemplo muebles, ropa, computadoras, teléfonos o algún electrodoméstico, ya que los podrás pagar conforme puedas con tu tarjeta de crédito. 

Tarjetas de débito. 

Ventajas:

  • No genera deudas con banco, ya que el dinero en ellas es propio y es lo que has ganado con tu trabajo y te lo depositan.
  • Reducimos el uso de efectivo y no nos arriesgamos a algún asalto.
  • Mayor control de gastos, ya que es nuestro dinero y no préstamos del banco.

Desventajas:

  • Muy poca protección en caso de que la hayamos perdido o asaltado.
  • Diversos bancos piden un saldo minímo mensual, y si este no es cumplido la cuenta puede ser cancelada.
  • No es recomendable para emergencias, ya que no podemos gastar más allá de lo que tengamos en ella.

Tarjetas de crédito. 

Ventajas: 

  • Podemos elegir la que más se adecue a nuestras necesidades, podemos generar puntos con ella que podemos usar para compras más cosas sin que se vaya al crédito.
  • Hay promociones durante todo el año, así como descuentos o meses sin intereses.
  • Tenemos la oportunidad de utilizarla cuando se presente alguna urgencia o gasto inesperado

Desventajas:

  • Si no pagas, las deudas afectarán severamente al historial crediticio y no podremos obtener otro crédito. 
  • Si no planeas bien los pagos, y gastas por gastar, la deuda se hará más grande debido a los intereses.
  • No es un ingreso extra, por lo que no debe ser usado como parte de nuestros gastos.

Usar una tarjeta de crédito o débito de una forma responsable es vital para evitar endeudarnos, si llevamos un buen control de nuestras tarjetas podemos obtener otros préstamos, y si hacemos un uso erróneo de ellas podemos adquirir deudas impagables.

TE RECOMENDAMOS