Cuándo sí y cuándo no debes dar el 'tarjetazo'
Créditos

Cuándo sí y cuándo no debes dar el 'tarjetazo'

Saber la diferencia puede evitar que pagues mucho dinero, además que cuidarás tus finanzas personales y buen historial de crédito

Por: Agencia Reforma ,Mi Bolsillo

Saber cuándo debemos usar nuestra tarjeta de crédito es sumamente importante. De lo contrario, podríamos tener problemas con nuestras finanzas personales. Hay productos que vale la pena comprar por este medio siempre y cuando respetes ciertas reglas.

Puedes dar el 'tarjetazo', pero tendrás que pagar en cuanto te llegue el cobro en tu estado de cuenta (o antes) para evitar los molestos intereses; también puedes realizar la compra después de tu fecha de corte, eso te dará un poco más de tiempo para liquidar el pago.

Aquí hay un ejercicio con tarjetas de crédito clásicas, que son un buen inicio para adquirir historial crediticio y manejar montos de acuerdo a lo que cada usuario ingresa por salario. Recuerda que una tarjeta no es un instrumento para completar los gastos de tu quincena, sino que la debes ver como una herramienta para financiar tus perspectivas a futuro y desarrollo personal.

Cuándo sí y cuándo no debes dar tarjetazo

Dado que los millennials es el sector que más busca hacerse de una tarjeta de crédito, hay gastos que, a pesar de que sean muy de su generación, no deben realizar

Lea también Cuatro tarjetas de crédito ideales para pagar en conciertos

Revisa las recomendaciones para aprovechar de mejor manera las compras que realices con tu tarjeta de crédito:

En qué sí debes dar el tarjetazo
  • En productos no perecederos que ofrezcan la modalidad de meses sin intereses, como un refrigerador o electrodoméstico.
  • Puedes pagar tu despensa con crédito siempre y cuando no supere los 3 meses sin intereses y te asegures que la mayoría de los alimentos te van a durar la misma cantidad de tiempo.
  • En una emergencia médica la tarjeta de crédito siempre es tu aliada, dado que nunca se sabe cuándo pasará algún accidente.
  • En un viaje reservado, es decir, que primero lo pagues por completo y una vez liquidado lo aproveches. En ese sentido, hay varios bancos que te ofrecen destinos y paquetes a modalidades y meses.
En qué no debes dar el tarjetazo
  • En la comida, el cafecito o una ida al bar con los amigos: recuerda que el crédito se debe emplear para bienes o servicios que duren más que el tiempo en que vas a estar pagando por él. En este caso, no se te ocurra liquidar una reunión de camaradas a más de 3 meses.
  • En las suscripciones a servicio streaming: actualmente la oferta en este sector se ha incrementado, pero si sólo te vas a suscribir por un mes, ¡págalo en ese mes! Haz cuentas, si una suscripción mensual la pagas a 3 meses, cuando estés disfrutando de tu segundo mes estarás atado a él por los próximos 6 meses.
  • En ropa: para hacer este gasto considera que la prenda a pagar a meses te va a durar más que el tiempo en que la estás pagando. Ahora bien, si sólo la necesitas para una ocasión, lo mejor es rentarla, ya que así la tendrás el tiempo que la necesitas y no en tu ropero recolectando polvo y parte de tu salario.
  • En gadgets o celulares: comprar este producto a crédito no está del todo mal, pero debes asegurarte que es el dispositivo que quieres y que necesitas, pues recuerda que conforme pasa el tiempo se actualizan y mejoran, y quizá el que estés pagando ya no sea de tu agrado.
  • No abuses de las plataformas digitales ni acumules servicios o suscripciones: trasladarte mediante apps de movilidad o pedir tu comida favorita a la puerta de tu casa puede acumularte una larga y pesada deuda por liquidar, así que controla estos cargos a la tarjeta.
  • A menos que sea una gran emergencia, no cargues a tu tarjeta el pago por servicios básicos como agua, luz o internet, pues puedes terminar pagando una mensualidad por periodos en los que ya no dispones de ese servicio.
¡No hagas enojar a tu tarjeta!
  • Nunca olvides que el crédito es una cantidad de dinero de la cual dispones de inmediato pero que deberás pagar en cierto plazo y aparte deberás cubrir sus comisiones por haber tenido ese monto.
  • Ordena tus gastos y planifica tus depósitos. Además, recuerda que el saldo mínimo por cubrir es sólo para mantener al corriente el crédito, no para dejar de generar intereses.
  • Si no pagas a tiempo tu tarjeta adquieres una deuda por pago tardío, la cual es acumulable por tantas veces olvides hacerlo, así que evita caer en ello.
  • Asimismo, al comparar las opciones de crédito considera este que debe ser proporcional a tu salario, es decir, solicita un crédito de 8 mil pesos si ganas entre 12 o 14 mil pesos.


Temas

  • Tarjeta de crédito
  • tarjetazo
  • productos financieros

Comentarios

TE RECOMENDAMOS