Créditos

Cuídate del CAT de tu tarjeta de crédito

Por qué debes saber todo sobre el CAT, y cómo puedes decidir cuál tarjeta de crédito te conviene más

Por Mi Bolsillo

- 06/03/2020 05:11

Para muchos usuarios de tarjetas de crédito, la información de cuánto pagan realmente al año es todo un misterio. Por supuesto, cuando te ofrecen el producto, los bancos te dan ciertos datos, pero no necesariamente todo lo que necesitas saber. Lea Consolidación, reestructuración y quita de deudas, ¿cuál te conviene?

Hay muchos pagos de los que no te enterarás a menos que leas las letras chiquitas de los contratos, o que esperes a que llegue el estado de cuenta... y veas todos los cargos extra que te hicieron. Por eso, te diremos algunas cosas que debes considerar si estás por contratar una tarjeta o si ya tienes una, y piensas cancelarla. 

En primer lugar, hay un término con el que deberías familiarizarte. Es el Costo Anual Total o CAT, y engloba todos esos cargos que vienen con el compromiso-beneficio de tu tarjeta.

Lea Tipos de cargos cuando pagas tarde tu tarjeta de crédito

Lea ¿Cómo bloquear mi Buró de Crédito?

Qué es el CAT

De acuerdo con la Condusef, el CAT es la cantidad que tienes que pagar cada año si sumas la tasa de interés, costo de anualidad, cantidad del crédito, plazo del crédito y un porcentaje extra por ciertas comisiones por uso. Por eso, si vas a solicitar una tarjeta de crédito, lo primero que debes preguntar es cuánto pagarás de CAT.

Los bancos tienen la obligación legal de publicar el CAT que manejan, y a proporcionarte información, sin importar el medio que uses para solicitarla.

¿Por qué es importante conocer el CAT? 

Porque podrás comparar lo que te ofrecen distintas instituciones financieras y tomar una decisión más responsable. Por ejemplo, podrás saber cuáles tarjetas tienen intereses altos pero comisiones bajas, o por el contrario, cuáles productos te brindan un interés bajo pero en las comisiones te cobran en exceso.

Cómo puede perjudicarte el CAT

Muy sencillo, si por algún motivo te retrasas, el CAT determinará qué tanto crece tu deuda con el paso de los meses. Hay tarjetas con un CAT desde 17.9% (más baja) hasta aquellas con un 105%. Muchas de las que tienen un CAT alto, 'enganchan' ofreciendo reembolsos en puntos, que permiten al cliente pagar por otros productos.  

Dejar de pagar, o sencillamente retrasarte en el pago de la tarjeta porque no tenías para cubrirlo, hará que tu historial de crédito se vea afectado. Ello podría generarte problemas si después intentas solicitar otro crédito.

También puede causarte gastos si una institución financiera inicia gestiones de cobranza para recuperar el saldo que le debes. Eso sin contar con la preocupación de saber que te presionan para que liquides tu adeudo.

Cómo saber cuál tarjeta te conviene más

Si quieres saber cuál de los productos que hay en el mercado es el más conveniente para ti, echa un ojo a estas recomendaciones.

1. Compara productos

Verifica pros y contras de cada tarjeta y compáralas. Es posible que una tarjeta te ofrezca meses sin intereses o algunos productos con descuento, todo estará en función de lo que necesites. Pero sobre todo, averigua cuánto pagarás de interés y comisiones.

2. Que cuenten con seguro

Checa que tengan alguna cobertura de seguro. Por ejemplo, hay plásticos que tienen un seguro que cubre accidentes en coche, si rentaste el vehículo con esa tarjeta. Además, no olvides que los bancos tienen la obligación de tener un seguro de liberación de adeudos. Si el titular de la tarjeta fallece, el seguro cubrirá lo que se deba.

3. Sólo firma el contrato si lo entendiste

Recuerda que nunca debes firmar algo sin haberlo leído por completo. Ante la menor duda, haz preguntas. También puedes pedir información en el Registro de Contratos de Adhesión (RECA). Podrás descargar el que corresponde al banco de tu interés.

4. Todas las comisiones cuentan

No minimices el valor de las comisiones. Hay instituciones que cobran poco por reponerte la tarjeta en caso de un asalto o que se te pierda. No obstante, otros pueden cobrarte 300 pesos o más por el mismo servicio. Además, existen comisiones como gastos por cobranza, en caso de que te retrases en un pago. O por sacar dinero en cajeros. Son las que comúnmente suben el costo de tu tarjeta.

5. Cuánto ganas, cuánto puedes pagar

Tu sueldo o ingresos establecerán la cantidad de crédito que te autoricen y el tipo de tarjeta que te ofrezcan. 

Por otro lado, si quieres comparar más ampliamente los productos en el mercado, te recomendamos que el Buró de Entidades Financieras de la CONDUSEF.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Créditos