El gran error financiero cuando se trata de créditos
Créditos

El gran error financiero cuando se trata de créditos

Este tipo de gasto puede generar muchos problemas a nuestras finanzas personales

Por: Mi Bolsillo

Casi todos los días cometemos errores en nuestras finanzas personales. Desde los gastos hormiga por esos 'antojos' inevitables (al menos así lo creemos) hasta esas compras de productos que nunca usaremos pero estaban de moda.

Todos ellos representan un enemigo cuando se trata de nuestro dinero. No sólo eso, también pueden volverse una tragedia financiera cuando hacemos un balance entre lo que ganamos y lo que gastamos.

Sobre todo, cuando para adquirir algún bien pagamos por medio de un crédito, y peor aun cuando ese crédito se vuelve IMPAGABLE.

En este sentido, uno de los peores errores financieros, considerado por expertos como el mayor de todos, es del comprar un auto nuevo a crédito.

Lea también  Cuándo sí y cuándo no debes dar el 'tarjetazo' 

¿Cuál es la razón por la que adquirir un auto nuevo, sea vista como la antesala de la catástrofe? Muy sencillo, se trata de dos razones que te harán arrepentirte si ya lo hiciste. En primer lugar, aunque un auto sea nuevo, se deprecia muy rápidamente. De acuerdo con David Bach, experto financiero, cuando ya tienes un año con él su valor ha disminuido entre un 20 y un 30%. Así para cuando haya cumplido cinco años, posiblemente valdrá menos del 60% de lo que pagaste por él

Sin embargo, la cosa empeora si lo pagas a crédito. Si contratas un crédito automotriz, el costo se elevará en un 30%, aproximadamente. 

Además, lo que pagarás al final del crédito depende de los plazos en que lo compres, del interés que tenga el crédito y del enganche que des como inicio. Por ejemplo, si das un enganche alto, bajará el monto de mensualidades, pero NO DEBERÍAS alargar el plazo para liquidar. Eso te daría más comodidad, pero terminarías aumentando la cifra final

Además, siempre está presente la posibilidad de que te quedes sin empleo, y aunque existen los seguros que te cubren en estas situaciones, lo cierto es que solamente lo hacen por un periodo determinado.

Entonces, ¿qué recomendación dan los expertos? La respuesta también es sencilla: comprar un auto usado, pero no demasiado viejo. Un vehículo de dos tres años está bien. Esto porque pagarás menos pero aun estará en buenas condiciones y pasará un buen tiempo antes de que empiece a presentar fallas.

Si tomas en cuenta lo que acabas pagando por un auto nuevo comprado a crédito, casi puedes comparar su precio con el de una vivienda de interés social, con lo que podrías dar de enganche para una con mayor plusvalía, o con una gran aportación a tu pensión. La pregunta es, ¿qué vale más para ti?

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS