Créditos

Las peores deudas, ¿cuáles te pueden enviar directo a prisión?

Hay una frontera fácil de cruzar entre una deuda y un delito que se castigue con cárcel; ten mucho cuidado cuando adquieres un préstamo en estas circunstancias.

Por Ivo Esqueda

-
Debes tener especial cuidado de nunca traspasar ese límite que separa una deuda bancaria de lo que se puede considerar como un fraude financiero. (Mi Bolsillo)

Debes tener especial cuidado de nunca traspasar ese límite que separa una deuda bancaria de lo que se puede considerar como un fraude financiero. (Mi Bolsillo)

Una deuda es un tipo de obligación que no debe tomarse como algo sin importancia, pues algunas clases de deudas tienen la capacidad de causarte más problemas que un dolor de cabeza, tanto como para que el riesgo de caer en prisión sea algo real.

Antes de invocar ese peligro, hay que tener en cuenta que de acuerdo con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) en su Artículo 17 se establece que no se sancionará con prisión las deudas adquiridas meramente por la vía civil.

En esta categoría se encuentran los pagos a tarjetas de crédito, las hipotecas, préstamos personales o créditos en establecimientos departamentales, y hasta los prestamos entre familiares o conocidos, pero lo que sí puede ocurrir es que se busque recuperar el dinero que no pagas mediante embargos de tus bienes.

Una deuda que se considera como de ‘carácter civil’ puede volverse algo mucho más delicado como un delito que se persiga con penas privativas de la libertad. (Reforma)

Pero debes tener especial cuidado de nunca traspasar ese límite que separa una deuda bancaria de lo que se puede considerar como un fraude financiero. Allí se engloban los préstamos que una persona puede tramitar a sabiendas de que no va a pagarlo nunca, además de emisión de cheques falsos o sin fondos, y otros comportamientos realizados con dolo.

Así es como se puede pasar de una deuda que se considera como de ‘carácter civil’ a algo mucho más delicado como un delito que se persiga con penas privativas de la libertad que llegan hasta los 10 años de cárcel y pagos de multas que van de los 400 a los 4 mil pesos adicionales al reembolso de los recursos originales por los que se incurrió en esta situación.

Lea Fovissste: cómo lograr su crédito por hasta 4.8 millones de pesos

Ahora bien, cuando se trata de adeudos fiscales frente al Servicio de Administración Tributaria (SAT) podrías enfrentar desde 3 meses a los 3 años en cárcel si llega a demostrarse que incurriste en acciones de evasión fiscal, pero esto no se considera como tal cuando te atrasas un mes en tu declaración, sino cuando no respondas por tiempos prolongados a esas obligaciones.

Evita problemas

Para que estas consecuencias por deudas no te lleven a pisar la prisión, lo fundamental es que no solicites préstamos que sabes que no puedes pagar. Esto porque tramitar un financiamiento con el llano propósito de no abonar tus pagos ya se tomará como fraude financiero.

En cuanto a los adeudos fiscales, pon en orden tu buzón tributario y asesórate con especialistas para que te guíen en la contabilidad para que no te vuelvas a atrasar ni en las declaraciones ni en pagos impositivos ante el SAT.

Para más información sobre este y otros temas visita la sección de Créditos de Mi Bolsillo.

Síguenos en

En esta nota

Ivo Esqueda

Egresado de la Facultad de Estudios Internacionales y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Observador del cielo y la naturaleza; aficionado de la música y literatura.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Créditos