Lo que debes saber antes de contratar un crédito de nómina
Créditos

Lo que debes saber antes de contratar un crédito de nómina

Si estás contemplando contratar un crédito de nómina, debes reflexionar antes sobre los aspectos generales, requisitos y precauciones que debes tener en cuenta

Por: Mi Bolsillo

Los créditos de nómina son muy utilizados por los trabajadores por la comodidad del trámite y por que al contar con una garantía de pago pues te descuentan de tu sueldo, resulta ser un mercado cautivo para las instituciones que los otorgan.

Sin embargo, si estás contemplando contratar un crédito de nómina, debes reflexionar antes sobre los aspectos generales, requisitos y precauciones que debes tener en cuenta. 

Lo que debes saber antes de contratar un crédito de nómina

  • En primer lugar, debes contar con una cuenta de nómina ACTIVA, es decir que la empresa para la que trabajes actualmente haga depósitos periódicos (quincenales, semanales, etc)
  • El banco o entidad que te brinde el préstamo, no solicitará una garantía o aval, pues cuenta con el respaldo de tu sueldo. Lo que sí es posible es que revise tu historial de crédito.

Lee también ¿Cómo recuperar la confianza dentro del Buró de Crédito?

  • Tu salario y el tiempo que tengas en la empresa determinarán la cantidad que te presten.
  • Puedes usar el dinero para lo que quieras, sin restricciones.
  • Los bancos te ofrecerán diversos plazos para liquidar el crédito, desde 3 hasta 60 meses. Te recomendamos que elijas un plazo corto. Pagarás más en lo inmediato, pero en el plazo largo hay bancos en los que terminas pagando un 300% de lo que te prestaron.
  • Usualmente, para que te otorguen el crédito tienes que contratar un seguro de vida (por si te pasa algo, el banco queda garantiza que se pague); además, es posible que te impongan un seguro de desempleo para que puedas cubrir los pagos en caso de que pierdas tu trabajo. Puedes verlo como una oportunidad para estar protegido.
En qué aspectos debes ser precavido antes de tomar un crédito de nómina
Verifica tu capacidad para solventar la deuda

Quizás lo que van a descontar de tu salario parezca poco, tienes que tomar en cuenta tus otros gastos. Para unas finanzas saludables, calcula lo que gastas en renta o pago de hipoteca, servicios, alimentos, transporte o gasolina (o si estás pagando también un crédito automotriz), el ahorro mensual que estés haciendo (en su caso); si tienes hijos, los gastos que te generan, etc. Si después de sacar cuentas, te queda recurso para adquirir el crédito, entonces es una buena decisión tomarlo.

Ten varias opciones a la mano

Aunque es más cómodo que el banco donde tienes tu nómina te haga la propuesta del crédito, no te dejes impresionar y consulta varias posibilidades. Para ello, las páginas de las instituciones bancarias cuentan con medios para que hagas cálculos o presupuesto sobre la cantidad que te pueden prestar, los plazos y el interés que pagarás por ella.

Es importante que sepas lo siguiente: si tu banco no tiene las condiciones de crédito que te parezcan más atractivas, puedes solicitar que te depositen tu nómina en la otra institución por la que te decidas. Se le llama derecho de portabilidad de nómina.

Esto es sin ningún costo y sin impedimento legal, conforme al Artículo 18 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros y del 75 al 81 de la Circular 3/2012, del Banco de México. 

Firma hasta que leas todo

Es una de las recomendaciones más comunes cuando se trata de firmar contratos, pero es la más efectiva. Cualquier duda que tengas sobre algún punto en el documento, solicita al ejecutivo del banco que te lo aclare.

Temas

  • Crédito de nómina
  • Bancos
  • Instituciones financieras
  • Productos financieros

Comentarios

TE RECOMENDAMOS