Créditos

¿Me conviene solicitar un crédito automotriz durante la pandemia?

La elección de un nuevo auto no debe ser tomada a la ligera sino que debes considerar diversos factores antes de elegir el color o el modelo

Por Agencia Reforma

-

Debido a la pandemia, las automotrices han 'aligerado' sus requisitos al ofrecer un vehículo mediante crédito, pero antes de que escojas el modelo y el color de la unidad, hay algunos aspectos que debes considerar previo a adquirir una nueva deuda.

Analiza el crédito bajo un contexto de incertidumbre

El País aún enfrenta un panorama incierto respecto a la pandemia, de modo que tanto empleados como empleadores se mantienen en incertidumbre. 

Considera esto antes de comprar un auto nuevo. Foto: Agencia Reforma

De esta forma, lo primero que debes considerar es tu aspecto laboral, pues recuerda que adquirir un crédito significa que por cierto tiempo tendrás la obligación de hacer aportaciones mensuales.

Así que por más ofertas como "cero por ciento de comisión por apertura", "bono incial" o "tasa preferencial" que ofrezcan las instituciones, sino tienes la certidumbre de que en el futuro mantendrás tu empleo, pagar el crédito automotriz se convertirá en una larga carga, dependiendo el plazo.

De igual forma, ten en mente que deberás tener un "guardadito", pues para obtener el crédito tendrás que desembolsar el enganche.

Al comprar un auto tendrás que desembolsar una gran cantidad de dinero. Foto: Agencia Reforma

Lea: Muestra producción automotriz recuperación

Lea: Cepal prevé la peor caída de exportaciones en 80 años

Lo recomendable es enfrentar el pago de un crédito sin que se empalmen con otros pagos.

Antes de buscar el crédito, revisa tus niveles de deuda y asegúrate de haber solventado los pagos a meses que hayas adquirido anteriormente. 

Asimismo, elabora una breve proyección en la que descartes adquirir más deuda a crédito durante los meses que restan del año. Lo anterior significa eliminar la adquisición de un producto a plazos en las compras de temporada navideña o del Buen Fin con el fin de evitar sobrecargar tu cartera.

Manejar un auto ¿lujo o necesidad? 

Los beneficios de contar con una unidad propia de movilidad podrían verse mermados sino delimitas el uso que le darás.

Para ello, responde:

  • ¿Mi jornada laboral me exige moverme por unidad propia?
  • ¿Debo cubrir grandes trayectos de viaje en la ruta trabajo-casa y viceversa?
  • ¿Dichos trayectos son en vías muy frecuentadas?
  • ¿Debo tomar una vialidad de cobro?
  • ¿Cuántas personas viajarán en la unidad al día?
  • ¿Cuánto dinero ahorro al no pagar transporte público?
  • ¿Cuánto tiempo 'gano' en el día al moverme en mi propia unidad?
  • ¿Sólo usaré el auto de lunes a viernes?, ¿Durante los fines de semana estará guardado en la cochera o será de utilidad para la familia?

 Estas preguntas también te ayudarán a identificar el tipo de auto que buscas, ya sea uno compacto para trayectos cortos, de una sola persona y en uso urbano, o una camioneta SUV para uso familiar y que sea confiable en viajes en carreteras.

Considera las circunstancias de la emergencia sanitaria

Si tu jornada laboral te exige cubrir grandes trayectos y para ello empleas más de dos transportes públicos, quizá la idea de adquirir un auto propio sea pertinente, pues evitarías lugares de alto contagio y el contacto con otras personas. 

Elabora un presupuesto detallado

Para identificar tu nivel de deuda que puedes adquirir, realiza un presupuesto en el que incluyas:

  • Todos los gastos diarios que tengas en un mes (comida, servicios, renta).
  • Un monto destinado a los servicios del auto (mantenimiento, gasolina, seguro, tenencia, placas).
  • Una parte del ahorro que dividas en dos partes.
  • La primera como los fondos para alcanzar una meta (aportes a la pensión o buscar unas vacaciones) y la otra para las emergencias.
  • Es común que las personas se emocionen por el hecho de adquirir un auto y no consideran los gastos emergentes a futuro.

Imagina que durante el primer año del crédito automotriz se descompone tu refrigerador o, en el peor de los casos, el propio vehículo necesita alguna reparación y no cuentas con un dinero extra para ello porque lo descartaste en el presupuesto.

Una vez que tengas un presupuesto con esos tres aspectos, réstalo al total de tus ingresos y la cantidad que resulte será el monto máximo que podrás aportar al mes para el crédito, pero eso no quiere decir que necesariamente lo destines todo. 

Por ejemplo, si un usuario gana 13 mil pesos al mes

  • Destina 6 mil pesos para gasto diario.
  • Aporta 2 mil para servicios del auto y otros 2 mil para ahorro.
  • El resto, 3 mil pesos, será el límite que puede aportar mensualmente al pago del crédito

Elección del crédito

Algo que debes tener claro es que para adquirir un auto vía crédito debes contar con un ahorro previo para cubrir el enganche, que va desde el 10 hasta 50 por ciento del costo total de la unidad.

El enganche es el pago que cubres del auto anticipadamente y que no se considera en el costo del crédito.

Si en un vehículo de 200 mil pesos pagas el 20 por ciento de enganche, 40 mil pesos, entonces la cifra que se financiará vía crédito serán 160 mil pesos.

Por efectos de la pandemia, las automotrices ofrecen la posibilidad de adquirir un crédito con cero por ciento de enganche, pero no es algo a tu favor, ya que al ofrecerte el costo total del auto a crédito, la cifra que pagues en total será mayor en lugar si hubieras aportado un porcentaje.

Otro aspecto a tener en cuenta es el Costo Anual Total (CAT) del crédito, que es un porcentaje que refleja los gastos administrativos que cobra la institución financiera por contratar el producto.

El CAT incluye:

  • La tasa de interés.
  • El precio del seguro, en caso de adquirirlo con la misma institución.
  • Comisiones adminsitrativas.

No olvides checar la comisión por apertura, que en algunos casos es de cero por ciento pero para clientes con buen historial en el Buró de Crédito o que pertenecen a un segmento 'premium' de la institución.

De igual forma, revisa el plazo que puedes adquirirlo y elige la mensualidad que más se adapte a tu presupuesto, pero recuerda que a mayor duración del crédito, mayor es la cantidad que pagarás.

Compara antes de firmar

Una herramienta que puede ayudarte a elegir son los simuladores y comparadores de crédito, en el que se estima un ejercicio de las cantidades que deberás cubrir, además de disponer los porcentajes que cobran las distintas instituciones financieras por requerimeinto.

Esto te ayudará a revisar cuál te cobra un menor CAT y a que plazos lo ofrece, o cuanto es el mínimo requerido de enganche.

Además, proporcionan una tabla de amortización, en la cual puedes revisar la evolución del crédito e identificar qué estás pagando y cómo lo haces.

Puedes hacer tus ejercicios en la Condusef, en el Banco de México o la institución donde lo solicites.

No descartes estos aspectos

Un auto no es una inversión, es un gasto y un gusto que te proporciona más comodidad a tu jornada diaria. Además, si lo sacas de agencia, el valor de depreciación es de alrededor de 25 por ciento una vez que pisa el asfalto.

El gasto del auto no concluye cuando terminas de pagar el crédito, pues tendrás que seguir cubriendo la gasolina, las refacciones, el mantenimiento, la renovación del seguro y la licencia, además de incorporar elementos para sanitizarlo.

Recuerda que ninguna institución financiera puede ofrecer un crédito sin antes revisar tu historial en el Buró de Crédito, toma en cuenta esto por las supuestas 'promociones' en las que aseguran no considerarlo, así como tampoco te pueden obligar a contratar con ellos un seguro para la unidad. Escoge el más te convenga.

Al adquirir un crédito automotriz con una institución estás obligado a cubrir la unidad con un seguro, pero no necesariamente con ellos mismos. Puedes hacerlo con el que más te convenga.

Revisa las alertas de Profeco sobre las revisiones a modelos de las automotrices, pues en ellas detallan el tipo de falla que presentaron y los posibles inconvenientes que hicieron que salieran del mercado.

¿Comprarías un auto nuevo durante la pandemia?

Sí. 0%
No. 0%

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Créditos