El uso de las tarjetas de crédito es delicado. Nunca debe considerarse el dinero proveniente de su uso como ingreso adicional. Foto: Pixabay.
Créditos

Todo lo que debes saber para usar tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un medio de pago con el que puedes comprar mucho de lo que deseas o necesitas, pero úsala con cautela y puede puede funcionar tan bien como el dinero en efectivo.

Por: Miguel Olivera

El uso de las tarjetas de crédito es delicado. Nunca debe considerarse el dinero proveniente de su uso como ingreso adicional. Foto: Pixabay.

El uso de las tarjetas de crédito es delicado. Nunca debe considerarse el dinero proveniente de su uso como ingreso adicional. Foto: Pixabay.

La tarjeta de crédito está en el grupo de los productos financieros denominado crédito al consumo. ¿Pero qué es una tarjeta de crédito? La Condusef la define como un medio de pago con el que puedes realizar compras en establecimientos comerciales sin usar dinero en efectivo.

La institución financiera que emite la tarjeta te presta una cantidad de dinero, a esa cifra se le denomina línea de crédito. Cuando compras con tu tarjeta utilizas tu crédito y lo recuperas al pagar lo que debes.

Como todos los temas referentes a las finanzas familiares el de las tarjetas de crédito requiere cuidado y precaución. Foto: Pixabay.

Cada mes, la institución financiera emisora de tu tarjeta te envía un estado de cuenta, donde indica el monto de tu adeudo, los gastos que realizaste, el interés que te cobra, así como la fecha límite para que hagas tu pago.

Las instituciones financieras que otorgan las tarjetas de crédito cobran una comisión anual por su uso.

Algo muy importante es que tengas en cuenta los cobros por el retraso en el pago de lo que adeudas en tu tarjeta. Por eso es recomendable que cuando uses una tarjeta de crédito pagues más del mínimo, y si te fuera posible paga todo lo que debes para que no tengas que desembolsar intereses.

La ventaja que tienes al pagar más del mínimo, es que mantienes al corriente tu crédito y evitas tener problemas con tu historial crediticio. La Condusef sugiere que trates de pagar por lo menos el doble del mínimo.

Si sólo pagas el mínimo, pagarás más de intereses y te llevará más tiempo liquidar tu deuda. Si haces un esfuerzo mayor de pago los resultados son muy positivos.

Para ilustrar la importancia del pago rápido de lo que debes en la tarjeta ve este ejemplo con datos de 2010, basados en la Circular 34/2020 del Banco de México: si pagas dos veces el mínimo puedes terminar de pagar en seis meses, y si pagas sólo el mínimo tardarás un año ocho meses en liquidar tu deuda. Si lo que compraste tuvo un precio de 2,000 pesos y pagas cada mes dos veces el mínimo, terminarás pagando 2,234 pesos. Y si pagas sólo el mínimo, terminarás pagando 3,290 pesos.

La sugerencia es que abones siempre el doble o más del pago mínimo. Lo recomendable es pagar el total del monto de tu deuda lo antes posible.

La insistencia en que pagues lo más que puedas del mínimo de tu adeudo es para que evites pagar intereses.

Hay un término, el de totalero, es algo que deberías asumir para tus pagos de la tarjeta. Si realizas tus compras en los días siguientes a la fecha de corte y liquidas el total de tu adeudo, para no generar intereses, mes con mes, te puedes financiar hasta por 50 días sin pagar intereses.

Recuerda la fecha de corte y la fecha límite de pago, para que tengas el control de tus compras y tus pagos. La fecha de corte es el día que el banco marca como el fin de un periodo de registro de las compras que realizaste con tu tarjeta y al mismo tiempo establece el inicio de otro. Siempre es el mismo día cada mes y va marcado en tu estado de cuenta.

La fecha límite de pago es el último día que tienes para realizar el pago de tu deuda, al menos el pago mínimo, para mantener al corriente tu línea de crédito y que no te cobren intereses moratorios o comisiones por falta de pago. Para pagar tienes hasta 20 días naturales después de la fecha de corte.

No es necesario que esperes hasta la fecha límite para liquidar. Recuerda que si te esperas y no puedes pagar ese día, tu deuda aumentará.

El esquema de meses sin intereses te facilita adquirir productos y servicios a plazos al mismo precio que si los compraras al contado. Esos plazos van de 6 a 18 meses.

Antes de comprar bajo este esquema compara precios en varios establecimientos, así sabrás si es diferente el precio a meses sin intereses que de contado.

Es importante que no abuses de las promociones a meses sin intereses, porque se te pueden acumular los pagos pequeños y convertirse en un pago mensual enorme.

Algo que funciona muy bien es que dividas el importe de la compra entre el número de pagos e incorpores esa cantidad a tu presupuesto familiar.

Si dejas de pagar una de las mensualidades comenzarás a pagar intereses.

Si te roban o pierdes tu tarjeta de crédito y te hacen cargos ¿Los tienes que pagar?

Las instituciones financieras están obligadas a devolverte los cargos que no reconozcas, siempre y cuando los reportes en los 90 días naturales siguientes a la fecha en que se hayan realizado y se demuestre que tú no hiciste las compras o retiros.

Este abono se puede revertir si el banco demuestra que el titular fue quien autorizó el cargo.

Más información en nuestra Sección de Créditos.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS