Créditos

¿Vas a comprar un auto a crédito? Esto debes saber

Compara, conoce las condiciones, revisa los contratos y evalúa la mejor opción para ti

Por Agencia Reforma

- 23/10/2019 11:42

¿Quieres comprar un auto a crédito? Por muy tentador que suene, evita precipitarte. Compara, conoce las condiciones, revisa los contratos y evalúa la mejor opción para ti.

¿Banco o financiera?

Tanto bancos como las financieras de las automotrices pueden darte crédito para comprar tu carro, ya sea una unidad nueva o seminueva. Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotrices (AMDA), señala que, en estricto sentido, ambas instituciones tienen la misma regulación: se trata de un crédito para la adquisición de un bien de consumo duradero

Entre las diferencias que puedes valorar para decidir sobre uno u otro, señala, están las tasas de interés, en plazo que dan para liquidar el financiamiento, el enganche mínimo requerido para autorizar el crédito, además de la comisión por apertura. 

La recomendación de especialista es no quedarte con la primera oferta, sino tomar el tiempo de comparar los diferentes productos.

Lea también Qué pasa cuando depositas dinero en una cuenta equivocada

OJO: Es decisión tuya decidir con quién tomas el crédito. No pueden condicionarte la venta del vehículo a determinada oferta de crédito.

Por lo general, las distribuidoras tienen en sucursal convenios de colaboración con la mayoría de las instituciones bancarias que ofrecen crédito, por lo que pueden apoyarte con la gestión del trámite del crédito.

¿24, 48 o 60 meses? 

Lo primero que tienes que saber es que a mayor plazo, mayor es el costo del financiamiento.
Dicho eso, para decidir, toma en cuenta cómo quedará tu mensualidad, pues si compromete un porcentaje muy alto de tus finanzas puede no ser la mejor idea sacar un crédito.

Pero, si de plano un auto es necesario para ti y decides sacarlo a 60 meses para reducir el monto de la mensualidad, deberás asumir que el costo del financiamiento se eleva.

Rosales señala que el plazo dependerá tanto de las posibilidades de cada cliente como de los requerimientos del vehículo.

OJO: Abonar a capital el dinero "extra" que llegues a tener (aguinaldo, prima vacacional, algún ingreso inesperado) permitirá reducir el monto de la deuda.

La mayoría de las instituciones que otorgan crédito no tienen ningún tipo de penalización por pagos adelantados, pero es muy importante que cuando hagas una aportación le especifiques que se trata de un pago a capital, pues es lo que garantiza que el monto se vaya al pago de la deuda, y no, por ejemplo, al de intereses.

Es muy importante que antes de firmar el contrato definas el plazo al que es saludable para tus finanzas sacar el crédito, pues una vez firmado ya no puedes modificarlo. Hacerlo implica una reestructura de la deuda, lo que conlleva hacer nuevamente el trámite de solicitud de crédito, con los gastos que esto represente, por lo cual no es una opción recomendable.

El enganche

Tanto para autos nuevos como para seminuevos a crédito el enganche mínimo requerido ya sea por banco o financiera suele ser del 20 por ciento del costo total del auto. Esto puede variar en función de alguna temporada de promociones o si eres cliente preferente de la institución que te dé el crédito, en cuyo caso pueden otorgarte el financiamiento por un enganche menor.

Como parte del vehículo, además de la mensualidad considera gastos de mantenimiento, servicios, costos de los derechos, placas y tenencias si aplica.

OJO: En general, lo más recomendable es que des el enganche más alto que te sea posible, ya que eso disminuye el monto del crédito que te será otorgado.

Para elegir el tipo de vehículo y el monto que destinarás a la mensualidad, haz un presupuesto de gastos que incluya los ingresos totales de los que dispones, así como todos los gastos que tienes comprometidos. Por ejemplo, en una familia debes considerar gastos de vivienda, educación, transporte, alimentos, servicios.

El seguro

Así como la distribuidora no puede condicionarte la venta del auto a obtener el crédito con su financiera, tampoco puede obligarte a contratar con ellos la póliza del seguro.
Pero, si bien puedes contratar el seguro con la aseguradora que desees, toma en cuenta que deberá cumplir con la cobertura que pida el otorgante del crédito y que el auto deberá tener esta cobertura durante toda la vida del financiamiento.

Si desde el primer año de vida del crédito tú prefieres contratarlo por tu cuenta, deberás notificarlo al otorgante del crédito antes de firmar el contrato.

¿Fue gratis el primer año? Para el segundo y subsecuentes puedes igualmente elegir a la aseguradora que prefieras, para lo cual deberás avisar a la financiera con la anticipación que te sea requerida.

OJO: Generalmente puedes integrar el costo de la póliza al monto de tu financiamiento y pagarlo en mensualidades. Sin embargo, toma en cuenta que esto implica que tu pago mensual subirá.

Si puedes pagarlo de contado el costo del financiamiento será menor.

Ya sea que contrates el crédito con financiera o con banco, al asegurarlo será este, quien deberá aparecer como "beneficiario preferente" de la póliza, pues en estricto sentido, mientras el crédito siga vigente, ellos son dueños del auto. En caso de siniestro, el pago de los deducibles a la aseguradora corre por tu cuenta.

Además, las garantías están vinculadas a que los mantenimientos se realicen con las agencias en tiempo y forma.

Seminuevo a crédito

Comprar un seminuevo a crédito puede parecer más caro, pero tiene ventajas. Al hacerlo con proveedor formal te ofrece un contrato de compraventa debidamente sancionado por Profeco en el que se garantizan los derechos de los consumidores y se tiene toda la cobertura de que el vehículo fue checado legalmente y de la parte mecánica hay garantía, todos estos detalles que deben ser considerados.

Otros aspectos a considerar
  • Que no sea robado
  • Que no esté clonado, ya que se ha extendido el robo de vehículos, los fraudes, la clonación de los números de serie
  • Implica menor riesgo que comprar en la calle

OJO: Más que la antigüedad del auto, revisa el mantenimiento y la garantía que ofrezca. En agencias el rango de antigüedad va desde el último modelo hasta máximo 5 años.

Calcular cuánto se ha depreciado tu auto en el tiempo varía según cada marca, modelo e incluso el ciclo en que esté la economía. Por ejemplo, en momentos de bonanza económica podría ser más fácil vender el vehículo. De manera general, es recomendable hacer una revisión a alguna de las guías con referencias de los vehículos usados.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Créditos