Debes ver si tu crédito tiene tasa de interés fija o tasa de interés variable
Créditos

Interés fijo vs interés variable: lo que debes saber

Es importante que al momento de adquirir un crédito, veas qué tipo de tasa se aplicará a tu financiamiento, además, analizar el plazo de amortización

Por: Mi Bolsillo

En el mercado existen infinidad de productos financieros, de diversas instituciones, que ofrecen distintos modelos de financiamiento. Cada uno maneja distintos tipos de interés. Básicamente se dividen en tasas de interés fija o tasa de interés variable.  Es clave que hagas comparaciones en cada uno.

Es igual de importante que revises que los intereses (el precio del dinero que te prestarán) estén muy bien pactados en el contrato. Recuerda que siempre es básico que no firmes un documento importante sin haber comprendido al cien por ciento los términos, condiciones y las famosos "letras pequeñas".

Debes ver si tu crédito tiene tasa de interés fija o tasa de interés variable | Foto: Pixabay

Acá te explicamos las diferencias entre interés fijo o interés variable:

Tipo de interés fijo:

Como su nombre lo indica, se trata de un tipo de interés que no cambia durante toda la vigencia del crédito. De esta forma, el cliente desde un principio conoce con exactitud los intereses que deberá cubrir por el crédito que le ofrecieron. Si las tasas de interés en lo general suben, él contratante estará protegido. Sin embargo, si las tasas de interés bajan, no te podrás beneficiar de estas mejores condiciones.

Tipo de interés variable:

Al contrario de las fijas, con las tasas variables no sabemos lo que nos van a costar los intereses del capital, esto debido a que no se pueden conocer los movimientos que tendrán los tipos de referencia en el futuro. Por ejemplo, si el crédito está "amarrado" al tipo de interés general del dinero, este subirá cuando las tasas en lo general aumenten (y esto nos afectará), y se reducirá cuando el tipo de interés baje, con lo cual nos veríamos favorecidos.

Es importante que al contratar un crédito tomes en cuenta un factor muy importante: el plazo de amortización. La amortización no es otra cosa que la parte de deuda del préstamo y crédito ya reembolsado al banco o la institución financiera que te capitalizó. 

El plazo de amortización debe quedar bien establecido en el contrato y la función que tiene es fijar el inicio del vencimiento de la deuda que acabas de adquirir.

Debes saber que entre más crezca el plazo para pagar la deuda, mayor será el interés, esto es, te saldrá más caro el financiamiento. El efecto contrario es que entre más pronto pagues, menor será el costo total del financiamiento.

Por eso, debes siempre tratar de pagar en periodos más costos, pero claro, esto de acuerdo a tu capacidad financiera.

Temas

  • Financiamiento.
  • Créditos
  • Tasas de interés
  • Amortización

Comentarios