Cómo convertirte en nómada digital.
Empleo

Cómo convertirte en nómada digital

Pueden ser nómadas digitales los viajeros durante periodos prolongados que trabajan de manera remota con una computadora personal o un celular.

Por: New York Times

Por Kristin Wong - Más de 4,8 millones de trabajadores estadounidenses independientes se describen como nómadas digitales: viajeros durante periodos prolongados que trabajan de manera remota con la ayuda de herramientas digitales como una computadora personal o un celular, de acuerdo con un informe de socios de MBO, una compañía de administración de personal.

“Fue asombroso tener la flexibilidad para construir una casa temporal en cualquier parte del mundo, siempre y cuando hubiera internet”, dijo Stephanie Lee, consultora de redacción que viajó de mochila al hombro por Asia durante nueve meses en 2016, usando aplicaciones como Slack y Google Translate para organizar su trabajo y viajar.

Cómo convertirte en nómada digital. | Pxhere.com
Cómo convertirte en nómada digital. | Pxhere.com

Sin embargo, ya sea que quieras viajar con frecuencia o quedarte en un solo país, la logística del nómada digital puede ser extraordinariamente complicada. Sí, necesitarás almacenar tus pertenencias y vender tu auto, pero a continuación te presentamos algunas tareas no tan evidentes que debes llevar a cabo antes de que unirte a sus filas.

Haz que tu jefe esté de tu lado

Si todavía no trabajas de manera remota, podría ser algo que puedas negociar con tu empleador, si tienes el tipo de empleo que lo permite. Da argumentos a favor de tu valor profesional, de la misma manera en que pedirías un aumento, y después sugiere que el trabajo desde casa puede aumentar tu productividad, con pruebas que respalden lo que dices.

Si se muestran reacios, sugiere trabajar desde casa una vez a la semana con la opción de volver a hablar del trabajo remoto de tiempo completo más tarde. “Cuando tengas éxito con esa estrategia, poco a poco aumenta el tiempo a dos o tres días a la semana y finalmente pregunta si puedes hacerlo todo de manera remota”, dijo Lee.

Establece tu oficina remota para que tengas las herramientas necesarias: una señal de wifi, unos buenos audífonos con micrófono y un cargador portátil, por nombrar solo algunos. Haz una lista de tus tareas y lo que necesitas para llevarlas a cabo mientras viajas.

Como mínimo, quizá necesites una aplicación de reuniones como Zoom, una aplicación de comunicación como Slack y una aplicación de gestión de proyectos como Trello. Establece las horas de trabajo en las que tus colegas pueden comunicarse contigo. También programa tiempo para explorar.

Pon en orden tus documentos

Si vas a viajar al extranjero, asegúrate de que tu pasaporte esté vigente. La mayoría de los países exigen que tu pasaporte sea válido durante los seis meses de tu última fecha de viaje. Quizá necesites una visa, pero la mayoría de los países no requieren una a menos que tu estancia sea mayor a 90 días.

Sin embargo, hay excepciones, así que revisa el sitio web del Departamento de Estado para obtener información acerca de cada país. Si estás en el extranjero viviendo como expatriado cuando necesites renovarlo, tendrás que visitar una embajada estadounidense en tu país de destino. El Departamento de Estado tiene instrucciones para solicitarlo en su sitio web.

Si vas a llevar mascotas, necesitarán vacunas y un certificado de salud animal por parte de un veterinario, como mínimo. Muchos países tienen lineamientos más estrictos, y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos tiene una lista con los requisitos de cada país. El viaje puede ser incómodo y peligroso para algunas mascotas, así que habla con un veterinario para asegurarte de que la tuya esté preparada para volar, viajar en carretera o vivir en nuevos entornos.

Obtén una dirección física

Los nómadas digitales necesitan una sede donde recibir correos, cuentas, avisos del banco y registros del empleador. Si no planeas tener tu propio hogar, podría tratarse de la casa de tus padres o de un amigo.

Algunos nómadas rentan una dirección de correo física con servicios como Traveling Mailbox o Earth Class Mail, que también reenvían cartas y paquetes a tu destino y envían fotografías de los envíos.

También puedes direccionar el correo de manera temporal con el servicio USPS Premium Forwarding Service. De manera alternativa, el USPS te permite acumular tus cartas y paquetes hasta por 30 días.

Configura el acceso en línea para las cuentas y recibos del banco, inscríbete a los avisos digitales y pídeles a los empleadores que te paguen digitalmente o a través de un depósito directo.

Sigue canal de Mi Bolsillo en Telegram

Investiga la red de cajeros automáticos de tu banco para sacar efectivo en el extranjero, y asegúrate de usar tarjetas de crédito que no tengan costosas tarifas de transacción en el extranjero. Encuentra esta información en el sitio web de tu banco o tarjeta de crédito, o simplemente llámalos directamente.

Elige un destino (y crea un presupuesto)

Calcula a dónde puedes viajar según tu presupuesto y plazo de tiempo. (Aplicaciones como Destigogo y The Earth Awaits te ayudarán con este paso).

En cuanto sepas a dónde quieres ir, busca alojamiento a largo plazo con herramientas como Airbnb, Hostelworld, e Innclusive (que fue construida para viajeros que enfrentan discriminación racial).

Revisa reseñas prestando especial atención al acceso a internet y wifi, la cercanía a espacios de trabajo públicos, descripciones del ruido de las calles y otras distracciones.

Haz un presupuesto para nuevos gastos como transporte público, visitas a la cafetería y comida —como turista, quizá quieras probar algunas comidas en restaurantes locales.

Parte de tus gastos actuales podrían compensar esos costos. Quizá no necesites pagar por servicios públicos o llenar tu tanque de gasolina cada semana, por ejemplo.

Si no vas a necesitar tu auto, opta por una póliza única que ofrezca un nivel básico de protección. Lee cambió la cobertura de seguro de su auto a la “modalidad de almacenamiento”, que cuesta 50 dólares al año.

Obtén un seguro

También necesitarás seguro médico. “La opción más fácil para los nómadas digitales es tener una sede en algún lugar de Estados Unidos y mantener una dirección con la que estén registrados”, dijo Chad Rixse, planeador financiero.

“De esa manera puedes seguir usando tu seguro médico personal que a menudo cubre tus gastos de salud en el extranjero hasta cierto punto”.

Revisa tu póliza para ver qué problemas de salud están incluidos en el extranjero. Generalmente están cubiertas las emergencias que amenacen tu vida, pero quizá no sea así con otros incidentes.

Aunque tu seguro estándar te dé cobertura en caso de una emergencia, quizá debas pagar de tu bolsillo los cuidados de seguimiento. Los seguros médicos de viaje duran algunas semanas y cuestan algunos cientos de dólares.

También puedes solicitar una cobertura internacional con tu aseguradora actual, y te durará considerablemente más. También hay seguros para expatriados; proveedores como Aetna International y Cigna Global ofrecen planes que te dan cobertura mientras trabajas en el extranjero.

Contrata a un experto en impuestos

Desde luego, hay consecuencias relacionadas con los impuestos cuando trabajas en un lugar y vives en otro. Algunas compañías, generalmente las que quieren trabajadores remotos y nómadas digitales en sus filas, se encargarán de lo más pesado, pero la mayoría dejan que tú te encargues.

En la mayoría de los países, generalmente puedes evitar el pago de impuestos sobre los ingresos si no pasas periodos de más de seis meses, pero las reglas varían en cada país, comentó Rixse. “Además, los impuestos estatales al ingreso en Estados Unidos pueden ser bastante complicados”, agregó. Hay ciertas deducciones que quizá puedas aplicar como nómada digital, como la oficina en casa que usas en el extranjero. ¿Tu mejor opción? Usa el IRS Tax Preparer Directory para contratar a un profesional que te ayude.

Por: Kristin Wong

Temas

Comentarios