Inicia débil el nuevo modelo laboral de la Secretaría del Trabajo en México.
Empleo

Inicia débil el nuevo modelo laboral en México

Expertos en materia de Conciliación señalan que es notoria la falta de capacitación del personal para mediar entre las partes en conflicto.

Por: Agencia Reforma

Inicia débil el nuevo modelo laboral de la Secretaría del Trabajo en México.(Reforma)

Inicia débil el nuevo modelo laboral de la Secretaría del Trabajo en México. | Reforma

Ciudad de México (Verónica Gascón) - El nuevo modelo para solucionar los conflictos laborales comenzó a operar, pero con fallas. El pasado 18 de noviembre entró en vigor la primera fase de la reforma laboral en ocho entidades del País, lo que significa que los Centros de Conciliación locales iniciaron operaciones en lugar de las Juntas Locales.

Los Centros recibirán los casos y tratarán de conciliar entre patrón y empleado en un término de 45 días. Pero los primeros casos que han llegado a los Centros locales se han topado con fallas que obstaculizan acuerdos entre patrones y trabajadores y los casos no se están resolviendo como se esperaría, advirtieron abogados laborales.

"Tengo asuntos en Centro de Conciliación estatal del Estado de México y los veo muy entorpecidos. Todos son novatos, hay un desorden administrativo". "He tenido siete asuntos que llegan a la solicitud de conciliación a través del Centro, de éstos cuatro decidieron no arreglarse", comentó Diego García Saucedo, abogado laboral e integrante de la Academia Mexicana del Derecho Procesal del Trabajo. Esto contrasta con la afirmación de la Secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde, de que 80 por ciento de los casos se están resolviendo a través de los Centros de Conciliación.

Luis Adrián Rosas, experto del área laboral de la firma Hogan Lovells, recalcó que es notoria la falta de capacitación del personal para mediar entre las partes en conflicto.

"Todavía no arranca en forma contundente el esquema y hay fallas donde los funcionarios no están suficientemente capacitados, son conciliadores a quienes no se les ha capacitado o no se les han dado técnicas de negociación para que patrón y trabajador lleguen a un acuerdo y no a una instancia judicial", comentó.

Si no se capacita a los conciliadores, advirtió el especialista, habrá un cuello de botella en resolución de proceso, que justamente es lo que se pretende evitar con la Reforma Laboral.

Las entidades federativas donde iniciaron los Centros de Conciliación locales son Durango, San Luis Potosí, Chiapas, Zacatecas, Hidalgo (sólo en la parte federal), Estado de México, Campeche y Tabasco.

Jorge Sales, abogado laboral de la firma Sales Boyoli, consideró que hay un funcionamiento desigual entre los Centros de Conciliación locales.

"La preparación de los funcionarios conciliadores es muy desigual, hay estados de la República donde se ve que la inversión en preparar a los funcionarios fue más profunda que en otras entidades. Hay funcionarios con buena voluntad pero que no están familiarizados con el derecho laboral", manifestó. Puso como ejemplo que uno de los funcionarios conciliadores no supo hacer el cálculo correcto y completo de la liquidación de un trabajador.

"La misión del Centro de Conciliación era abatir por lo menos 60 por ciento de las demandas que llegaran para que los tribunales no se saturaran, como sucede actualmente en las Juntas de Conciliación y Arbitraje; sin embargo, los funcionarios conciliadores que nos han atendido no han hecho algo diferente a lo que ya sabíamos que era el modelo anterior.

"De continuar esta situación, se provocará que los Tribunales se saturen y que el nuevo modelo no pueda funcionar como está pensado, porque vamos a tener tribunales llenos de demandas", consideró Héctor de la Cruz, abogado del despacho De la Vega y Martínez.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) expuso que el primero de octubre de este año arrancará la segunda fase de la aplicación de la reforma laboral en Baja California, Baja California Sur, Colima, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Guerrero, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Veracruz, Oaxaca y Quintana Roo.

Esto implicará que se abrirán los Centros de Conciliación locales y las Juntas dejarán de recibir casos nuevos y sólo abatirán el rezago de expedientes.

Jorge Sales, de Sales Boyoli, opinó que el reto para esos estados será contar con el presupuesto suficiente para cumplir con el calendario propuesto por la STPS.

Para más información sigue nuestra sección de Empleo

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS