Empleo

México 5 - Argentina 0, goleada en ley de teletrabajo

Argentina se queda atrás en la aplicación de una ley de teletrabajo, mientras que en México se ha trabajado desde 2019, aunque con algunos errores

Por Mi Bolsillo

- 17/09/2020 08:52

Por Adrián Gilabert, autor del libro "El trabajo ha muerto". No estoy hablando de fútbol, estimado lector, estoy hablando de otro tipo de juego. Un partido imaginario entre los representantes del pueblo mexicano y los homólogos argentinos. Y en este tema de la ley de teletrabajo México viene ganando por goleada. Y créame que en esto no tenemos a ningún Messi ni Maradona escondido en el banco de suplentes. Es más, a veces da la sensación de que los nuestros juegan para perder.

La ley mexicana sancionada en el 2019 fue trabajada por varias iniciativas parlamentarias en las cuales se observa un estudio de las leyes precedentes de Colombia (2008), Perú (2013) y Costa Rica (2016).

En Argentina los legisladores parecen ni siquiera haber googleado la palabra “teletrabajo”. Se ha perdido una gran oportunidad en medio de la crisis económica más difícil de nuestra historia con pérdida de empresas, puestos de trabajo, inversiones; en un país con una de las mayores cargas fiscales del mundo y con una caída progresiva del PBI desde el 2011 a la fecha.

La gran diferencia conceptual entre la ley mexicana y la argentina es que la primera declara explícitamente que se promulga para FOMENTAR el empleo, en “las pampas” es una ley que hace lo contrario : OBTURA la creación de empleo. Aumenta los costos para las pymes en lugar de permitir que las empresas encuentren ahorros en infraestructura (reversibilidad);

Adrián Gilabert, autor del libro "El trabajo ha muerto". Foto: Cortesía

Aumenta la burocracia teniendo cada empleador que registrar a la empresa, a cada teletrabajador y el software a utilizar en el Ministerio de Trabajo; complica los procesos de una manera ridícula obligando a las empresas a desconectar la plataforma fuera de la “jornada laboral”. No quiero aburrir con las diferencias.

Pero atención, porque la ley mexicana no previó, lógicamente, el “home office” masivo producto de la pandemia. Por lo cual hay algunos aspectos que aún deben ser pensados. Como el no cumplimiento de la jornada laboral, los accidentes de trabajo y el pago de costos de conexión a la red.

Los costos son fáciles de compensar por medio de bonos o rendiciones de gastos, no debería ser esto un problema. Respecto de los accidentes de trabajo le pido que lo piense de esta manera : cuál es la probabilidad de que ud tenga un accidente escribiendo en el teclado? Podría luxarse un dedo? ¿Y cuál es la probabilidad de que usted se queme cocinando una tortilla de maíz?

Es necesario tener cuidado en no caer en el caso argentino en el cual cualquier accidente doméstico es accidente laboral, esto alimenta la industria del juicio que tantas Pymes ha destruído en La Argentina. Le diría que cualquier accidente en el hogar tiende a ser doméstico.

La idea de “jornada laboral” tiene sentido, por ahora, en los ámbitos de producción y logística, no en el resto de las áreas de “oficina”, también tiene sentido como forma de pensamiento del siglo pasado, “el hombre-engranaje”. El trabajo del futuro (ya comenzó) estará basado en la creación de valor no por el tiempo dedicado, sino por la capacidad de resolver problemas, de crear, de comunicar; es un trabajo por objetivos, con movilidad.

Ya estamos buscando convertir el trabajo (del latín tripaliare : tortura) en una actividad plena, definiendo propósitos, armando equipos en base a talentos, organizaciones no piramidales, salida del liderazgo verticalista, empresas que buscan impactos múltiples. Así es que la solución al problema del no cumplimiento de una jornada laboral no se resuelve con un ajuste en la ley, se resuelve transformando la jornada laboral en objetivos por proyecto.

El partido ya va terminando, conserve el marcador, no cometa errores no forzados. México ya tiene una plataforma jurídica mejor, perfectible, pero mejor, para poder pensar en los nuevos modelos laborales del siglo XXI y de cara al siglo XXII.

Para más información visita nuestra sección de Empleo.

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Empleo