Empleo

Mujeres tienen ahora más trabajo sin paga que hace diez años

Coneval dio a conocer que esta desigual distribución del trabajo doméstico y de cuidados ha limitado en las mujeres su participación en el trabajo remunerado.

Por Agencia Reforma

-
null

Ciudad de México (Martha Martínez). El trabajo doméstico y de cuidados no remunerados aumentó en la última década, incrementando con ello los obstáculos para la inserción laboral de las mujeres, advirtió el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De acuerdo con el documento Informe sobre Pobreza y Género 2008-2018, en este último año las mujeres destinaron entre 1.2 veces y el doble de horas a dichas tareas con respecto a los hombres.

Las mujeres dedican más tiempo al trabajo doméstico. Foto: Reforma

A nivel nacional, indicó, el promedio del trabajo de cuidados se ubicó en 27.8 horas semanales para las mujeres, y en 15.2 horas para los hombres.

En tanto que a los quehaceres domésticos, las mujeres dedicaron entre 2.2 y 3.2 veces más.

Las brechas más amplias, agregó, se presentaron en mujeres en situación de pobreza, quienes a nivel nacional destinaron 22 horas semanales, mientras que ellos dedicaron 8.2 horas.

"Entre 2008 y 2018, las horas destinadas a las tareas de cuidados no remunerados aumentaron más en las mujeres en situación de pobreza (4.4 horas) respecto de las mujeres que no se encontraban en situación de pobreza (3.7 horas)", señaló.

¿Crees que las mujeres dedican más tiempo al trabajo doméstico en casa?

Si 0%
No 0%

"En cuanto a los quehaceres domésticos, las mujeres en situación de pobreza presentaron un incremento de 2.3 horas, mientras que para las mujeres que no estuvieron en situación de pobreza fue de una hora, y para los hombres de 0.4 horas indistintamente de su situación de pobreza", agregó.

El Coneval advirtió que esta desigual distribución del trabajo doméstico y de cuidados ha limitado en las mujeres su participación en el trabajo remunerado y en los diversos espacios del ámbito público, ya que no les permite emplearse, u optar por trabajos de menor jornada, calidad y remuneración que les posibilita conciliar el trabajo doméstico y el extradoméstico.

Estos datos, sostuvo, se han visto agudizados por la pandemia de Covid-19.

Los datos del organismo indican que, entre el tercer trimestre de 2019 y 2020, la población femenina que no contaba con empleo y que reportó los quehaceres domésticos como su ocupación, aumentó en 1.6 millones, con lo que sumaron un total de 21.4 millones al final del periodo.

En contraste, afirmó, en los hombres el incremento fue menor, de 0.7 millones, para un total de 1.8 millones.

"El aumento del trabajo del hogar a causa de la pandemia es originado por el incremento de las horas dedicadas a la educación y a la recreación de la población infantil ante la suspensión de la educación presencial, el tiempo destinado al cuidado de las personas enfermas por la Covid-19, las horas adicionales que se requieren para la limpieza ante el mayor tiempo que se convive en el hogar y por las medidas de contención del contagio, entre otras", explicó.

El organismo sostuvo que la inserción al mercado de trabajo coadyuvará al empoderamiento económico de las mujeres, pero sólo en la medida en que éstas no se enfrenten a empleos precarios y a las expresiones de discriminación y exclusión laborales por razón de género.

Para más información de este y otros temas, visita nuestra sección de Empleo.

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Empleo