Trabajo y casa propia: ¿éxito o fracaso?
Empleo

Trabajo y casa propia: ¿éxito o fracaso?

Seas empleado o freelance, es largo el camino para lograr estas dos metas; el reto consiste en tener paciencia para reconocer cuál es la estrategia que te funcionará a tí y ponerla en marcha

Por: Agencia Reforma

¿Llevas más de 3 años de haber terminado la universidad y no has logrado amarrar tu carrera profesional? ¿Ves súper lejos la posibilidad de comprar tu propio depa? Planea profesional y financieramente estos proyectos para salir airoso de estos 'fracasos'.

Rumbo profesional 

Si no has podido dar el salto hacia la carrera que deseas tener, el primer paso es comenzar a capacitarte en las áreas que te gustan y a partir de ahí intentar hacer el cambio.

Inicia pequeños proyectos como freelance en lo que quieres hacer para así ir formando experiencia y cuando tengas la suficiente podrás dedicarte a eso, ya sea como independiente o en un trabajo de tiempo completo.

Quiero ser freelance
  • Ser bueno en lo que haces no bastará por sí solo para que tu carrera como freelancer sea exitosa. Requerirás otras habilidades, como marketing personal, ir a eventos para encontrar potenciales nuevos clientes.

Lee también Buscan casa usada por su ubicación

  • Incluye en tu experiencia clientes con los que tengas ya tiempo trabajando. Siempre busca que quede una relación comprobable.
  • No te duermas en tus laureles. Profesionalmente, como independiente también requerirás adaptarte a lo que el mercado busca en tu área.

Por ejemplo, señala Guillermo Bracciaforte, cofundador de Workana, para los diseñadores no basta con tener conocimientos sobre logos o imagen institucional, pues lo que más se busca son diseñadores de interfaz y diseño de producto. Aprender esas habilidades y renovarte constantemente te ayudará a mantenerte vigente en el mercado.

Mi primer trabajo: ¿sueño o golpe de realidad?

¿Recién egresado conseguiste trabajo? Si de plano no es lo tuyo, no tengas miedo en reconocerlo y buscar otra opción más afín a lo que te gustaría. Para las empresas, señala Bracciaforte, es normal que un recién egresado tenga en su CV más de un trabajo con una duración de pocos meses cada uno o un año, pues se entiende que recién estás encontrando tu camino laboral.

Sin embargo, cuando ya pasaron 5 o 6 años desde que dejaste la universidad y sigues con empleos de poco tiempo, ya puede ser una señal no tan positiva.

Ojo: 10 años en una misma compañía puede ser una no tan buena señal. Aunque en estos casos se valora también tu desarrollo dentro de una empresa.

¿Y el salario?
  • Revisa cómo se cotiza en el mercado laboral un profesional con habilidades y experiencia similares a la tuya.
  • Si acabas de entrar a tu primer trabajo, es recomendable que esperes al menos un año antes de pensar una promoción.
  • No dudes en ir teniendo conversaciones en torno a tu futuro profesional con tu jefe.
  • Si después de 3 años no tienes oportunidades nuevas, vale la pena plantearte si seguir ahí o si tienes más que aprender y aportar en esa organización.
Tu propia casa: ¿un sueño 'guajiro'?

Para comprar tu primer depa, debes de tener un ahorro previo, que se origina cuando destinas por lo menos el 30 por ciento de tu ingreso bruto (antes de impuestos), para cubrir tu enganche y gastos de escrituración, ya que eso será lo equivalente a lo que estarás pagando de tu hipoteca.

  • Requieres al menos el 20 por ciento del valor de la propiedad para el enganche
  • Súmale entre 6 y 8 por ciento del valor del inmueble para gastos de escrituración.
  • Si quieres comprar un depa de 1.5 millones de pesos, debes tener al menos 300 mil pesos de enganche más 100 mil pesos para escrituración.
¿Voy a rentar para siempre?

Para Fernando Soto-Hay, fundador de Tu Hipoteca Fácil, lo ideal es salirte de casa de tus papás para comprar tu propia vivienda y no para rentar.

  • Mientras vivas con tus papás, ahorra, ahorra y ahorra para el pago inicial de tu casa. 
  • Comprar tu depa no es una cuestión de edad. El momento ideal es cuando puedes destinar el 30 por ciento de tus ingresos a pagar esa deuda y puedes mantener el pago de servicios, sea a los 24 o a los 40 años. 

La formación de patrimonio no es un hecho, es un proceso".

¿Te alcanza para un mini departamento? Aunque no hay una fórmula mágica, el especialista recomienda seleccionar tu hipoteca siempre en pesos, tasa fija, a 15 años. Pedir un crédito a 20 años llevará a que por más tiempo estés haciendo más pagos a intereses y menos a capital.

Si en 8 años vendes esa vivienda, que habrá generado una plusvalía, podrás adquirir una vivienda de mayor precio.


 

Temas

  • Desarrollo profesional
  • Casa
  • Empleo
  • Freelance
  • Salario

Comentarios

TE RECOMENDAMOS