Al crear y dirigir tu propio negocio los gustos que deben importarte son los del mercado, lo que desean los consumidores. Foto: Pixabay.
Emprende

7 errores que pueden ser fatales al emprender un negocio

Al emprender necesitas desarrollar habilidades y adquirir más conocimientos sobre la mejor manera de dirigir tu empresa; además de eso hay errores que debes evitar, te mencionamos siete.

Por: Miguel Olivera

Al crear y dirigir tu propio negocio los gustos que deben importarte son los del mercado, lo que desean los consumidores. Foto: Pixabay.

Al crear y dirigir tu propio negocio los gustos que deben importarte son los del mercado, lo que desean los consumidores. Foto: Pixabay.

Si piensas emprender un negocio o ya lo estás impulsando, puede ser de utilidad que conozcas algunos errores que puedes cometer, para que los evites, pues algunos de ellos puedes producirte descalabros que podrían llevarte a la ruina. Has puesto o pondrás un gran esfuerzo, y empeño en tu empresa, por eso ten cuidado, que el éxito no te sea arrebatado de las manos por un error que tú cometas.

La imagen que transmitas al emprender es importante, procura que sea firme y dé seguridad y confianza en la gente que te rodea. Esto lo podrás hacer si logras tener una visión clara de tu entorno, si dominas tus actos y tomas buenas decisiones. También procura exceder, de forma positiva, lo que las personas esperan de ti. De esta manera establecerás vínculos estrechos entre la gente, tú y tu negocio.

Si no cuentas con experiencia en la conducción de un negocio puedes cometer errores, procura evitarlos. Foto: Pixabay.

Si no cuentas con experiencia en la conducción de un negocio puedes cometer errores, para que procures evitarlos, la Condusef te advierte de estos siete, así que podrás evitarlos.

1. No definir un plan de negocios antes de invertir. El plan de negocio es un proyecto para desarrollarse en una empresa, para vender o producir un bien, o prestar un servicio. Debes elaborarlo o encargar su elaboración al inicio, debe plasmarse en un documento. Ahí se marcará el camino a seguir y es preciso que mantengas ese rumbo.

2. No prepararte, es decir, no asesorarte ni capacitarte. Tu idea del negocio que has empezado o empezarás a emprender puede derivarse de lo que sabes, y de tu deseo para obtener ingresos estables y ser tu propio jefe. A tu idea puede faltarle claridad y objetividad, y si las tiene es posible que no sepas por dónde empezar. Debes aceptar que necesitas que alguien te guíe para concretar tu idea en un negocio que opere con estrategias efectivas. Y también aprende a ser un buen líder, a acercarte y mantener contacto con tus clientes. Si lo necesitas obtén financiamiento.

3. Vender lo que a ti te gusta. Al crear y dirigir tu propio negocio los gustos que deben importarte son los del mercado, lo que desean los consumidores, entonces para definir el o los productos que ofrecerás o el servicio que prestarás investiga cuáles son los gustos de la gente.

4. Desconocer lo que hay y sucede alrededor. Es necesario que desarrolles o encargues la elaboración de un plan de marketing un estudio de mercado, que aluda a la forma en que opera tu competencia, a lo que sucede en el sector al que pertenecen el producto o el servicio que ofreces u ofrecerás, características de tus consumidores y del mercado.

5. Pretender hacerlo todo. Es posible que cuando empiece a operar tu negocio debas realizar múltiples funciones, pero en cuanto tus ingresos lo permitan contrata personal y delega en ellos algunas funciones, reservándote las que te corresponden como directivo. Integra un buen equipo de trabajo y sé un buen líder.

6. Integrar un equipo de trabajo sin experiencia. Haz una selección cuidadosa del personal que trabajará contigo, pide que tengan experiencia en lo que harán contigo, que sean muy eficaces y se comprometan con tu empresa.

7. No abandonar tus hábitos ni adaptarte. Al emprender te verás obligado a adquirir nuevos hábitos, quizá a vivir bajo una mayor presión que cuando trabajabas para otros. Encuentra formas para adaptarte a todos los cambios que el emprendimiento tenga en tu vida.

El emprendimiento es un riesgo y una aventura que puede traerte muchos beneficios y satisfacciones. Implica que corras riesgos y te exige un gran esfuerzo, que seas muy paciente y que desarrolles habilidades como emprendedor y como líder.

Esos consejos te pueden ser útiles para que hagas fructificar tu inversión.

Más información en nuestra Sección Emprende.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS