La Condusef recomienda que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo requieran, recurran al crédito simple como la opción de financiamiento ideal para comenzar un negocio. Foto: Pixabay.
Emprende

Cuáles créditos puedes conseguir para emprender tu pyme

Las pymes con frecuencia tienen la necesidad de solicitar crédito para impulsar su crecimiento. El emprendedor debe garantizar el cumplimiento de los pagos ante las instituciones financieras.

Por: Miguel Olivera

La Condusef recomienda que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo requieran, recurran al crédito simple como la opción de financiamiento ideal para comenzar un negocio.(Foto: Pixabay.)

La Condusef recomienda que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo requieran, recurran al crédito simple como la opción de financiamiento ideal para comenzar un negocio. | Foto: Pixabay.

Si en circunstancias normales las empresas, sobre todo las micro, pequeñas y medianas,  necesitan obtener créditos para mantener su operación, con los efectos que ha tenido la pandemia en la economía esa necesidad es más apremiante.

El acceso a financiamiento es importante para que los emprendedores de pequeñas empresas cuenten con herramientas y recursos que les permitan enfrentar los obstáculos que afectan su crecimiento, y que en algunos casos pueden implicar hasta la supervivencia.

De dónde pueden obtener crédito para pymes los emprendedores

La Condusef recomienda que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo requieran, recurran al crédito simple como la opción de financiamiento ideal para comenzar un negocio. Estas son opciones de crédito para tu empresa:

Citibanamex. Tiene tres modalidades de créditos para empresas: simple, revolvente y mixto. Los montos pueden ser hasta de 17 millones de pesos y los plazos para liquidarlos hasta 60 meses.

BBVA Bancomer. También tiene tres créditos para emprendedores, estas son sus opciones:

1. Emprendedores: Su tasa es fija de 12 meses y el crédito a solicitar puede ir de 500,000 pesos hasta 1.5 millones de pesos, en un plazo de 48 meses.

2. Crédito simple PyME. Con este se puede financiar el capital de trabajo, la compra de activos fijos y proyectos de equipamiento. Va de 50,000 pesos a 15 millones de pesos.

3. Tarjeta de negocios: Se trata de una línea de crédito revolvente para pequeñas y medianas empresas, personas físicas con actividad empresarial o personas morales que puedan comprobar ventas anuales de más de 4 millones de pesos.

Los bancos y las instituciones financieras que otorgan los créditos a los emprendedores son las fuentes de financiamiento principal. Foto: Reforma.

El fondo PYME. Está adscrito a la Secretaría de Economía, brinda apoyo a las empresas pequeñas y a emprendedores. Se destina a negocios que operan desde hace poco tiempo, pero generan empleos. Los montos pueden ir de 50,000 pesos hasta 3 millones de pesos. Hay restricciones para algunos de los créditos.

Nacional Financiera. Tiene un programa de financiamiento denominado Crédito Regresa y Emprende, destinado a todos los migrantes que regresan al país, de 18 a 35 años, y sus familias, que deseen emprender un negocio en México. Ofrece créditos de 50,000 pesos a 150,000 pesos.

Nacional Financiera ofrece también respaldo a la banca comercial para que otorgue financiamiento a las pymes mexicanas, hasta 20 millones de pesos para capital de trabajo y activos fijos a un plazo de hasta cinco años.

También existen las plataformas financieras, que otorgan esta clase de préstamo:

Konfío. Presta de 100,000 pesos a 2 millones de pesos, establece tasas de interés personalizadas y entre sus requisitos están que tu empresa haya facturado al menos tres meses y tenga una cuenta bancaria.

Afluenta. Ofrece créditos pequeños, de hasta 300,000 pesos. Pide cuentes con un buen historial crediticio durante dos años, tengas una cuenta bancaria, correo electrónico y teléfono celular.

Los bancos son la principal fuente de financiamiento y hacen la asignación de los recursos en función de los sectores que atiende cada uno, hay bancos que se especializan en microcrédito, bancos tradicionales y bancos empresariales.

Otra fuente de créditos son las cooperativas, los fondos y las asociaciones profesionales de las que el solicitante puede formar parte mediante el pago de una cuota. Estas organizaciones otorgan a sus adscritos créditos con intereses más bajos y condiciones de pago más flexibles.

Al iniciar sus operaciones la empresa es difícil que el emprendedor obtenga un crédito si lo solicita por medio de la compañía, pero sí lo puede obtener si la solicitud la presenta a su nombre. De ahí la necesidad de mantener limpio el historial crediticio, para desarrollar los proyectos que se han establecido como objetivos con los recursos del crédito.

Si tú, como emprendedor, consigues un préstamo para tu empresa, puedes quedar como aportante de capital si no esperas que la compañía lo asuma. También puede aparecer como un préstamo de socio a la empresa, misma que deberá pagarte.

Más información en nuestra Sección Emprende.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS