Emprende

Cuida tu negocio de los gastos invisibles, pueden salir caros

Pueden parecer gastos no rutinarios que no afectan las finanzas de tu empresa, pero si les sigues la pista descubrirás cuánto le cuestan a tu negocio.

Por Ivo Esqueda

-
Si no los consideras y se van acumulando, acabarás perdiendo dinero sin saberlo. (Mi Bolsillo)

Si no los consideras y se van acumulando, acabarás perdiendo dinero sin saberlo. (Mi Bolsillo)

Cuando tienes un negocio propio siempre se presentan gastos ocultos como las reclamaciones o los honorarios de notarios que momentáneamente pueden parecer poco significativos pero si les sigues la pista verás que se acumulan y pueden ser sumas considerables. A continuación verás algunos de los gastos más comunes y el efecto que tienen sobre tu empresa.

Costos notariales

Hay muchas ocasiones en que será necesario visitar al notario, ya sea para una escritura, un poder o legitimar una firma; pero si tomas en cuenta cada servicio otorgado a la larga verás el monto real que pagas por ese concepto.

Prevención laboral

Los gastos de este tipo muchas veces prefieren ser asumidos por los empresarios mismos quienes buscan crear su plan de prevención laboral, pero lo aconsejable es que una empresa externa se haga cargo de realizarte las auditorías necesarias y que sea la que te provea de lo que necesites.

A veces los emprendedores desconocen algunas de las obligaciones fiscales que trae el diversificar actividades en un negocio e incurren en infracciones sin saberlo. (Pixabay)

Protección de datos

Las políticas en materia de protección de datos se están volviendo cada vez más rígidas y una mínima infracción significa multas a pagar. Por otro lado asesorarte con una empresa especializada para llevar un plan de protección de datos significa un gasto constante.

Sanciones

Cuando un emprendedor no está habituado a los procedimientos fiscales o normativos, es común que se vea alguna vez sancionado al no seguir sus obligaciones por mero desconocimiento. Y en ello consiste uno de los principales gastos ocultos, precisamente en el pago de esas sanciones.

Lea Anímate a vender en línea: algunos motivos para ofrecer así tus productos

Suele suceder que o bien se ignoran de antemano los impuestos que deben pagarse, o también que la empresa inicia con alguna actividad que está sujeta a unos compromisos fiscales muy específicos, pero con el tiempo se amplían las actividades y diversifican áreas pero no se estudian las nuevas obligaciones impositivas si es que las hay. De este modo si se desobedecen las normativas, las multas y sanciones pueden ser distintas pero deben considerarse.

Riesgo empresarial

Siempre existirá la posibilidad de enfrentarse al reclamo de un cliente por una inconformidad, que puede ser producto de un trabajo mal realizado. Cuando se desarrolla una actividad profesional se asumen esas obligaciones y riesgos, ante los cuales hay que responder con un trabajo bien elaborado para evitar errores que tengan como consecuencia reclamos e indemnizaciones.

Para más información sobre este y otros temas, visita la sección Emprende de Mi Bolsillo.

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Emprende