Reestructura tu deuda sin morir en el intento
Emprende

Reestructura tu deuda sin morir en el intento

Si ya los gastos superaron a las ganancias, o están por hacerlo, hay que buscar y evaluar fuentes alternativas de liquidez a corto plazo

Por: Agencia Reforma

Ante las limitaciones en la producción, la disminución de la demanda, la depreciación y las restricciones de cobranza derivadas de la pandemia de Covid-19, la capacidad de muchas empresas de cumplir con sus obligaciones financieras pende de un hilo, que puede romperse fácilmente si no logran un refinanciamiento exitoso. Lea Si trabajas por tu cuenta, el IMSS te da préstamo por $25 mil

 Federico Hernández, Socio de Finanzas Corporativas de KPMG México, recomienda en tiempos de crisis hacer un análisis semanal del flujo de efectivo en la empresa, con el fin de detectar a tiempo si habrá un problema de liquidez.

Si ya los gastos superaron a las ganancias, o están por hacerlo, hay que buscar y evaluar fuentes alternativas de liquidez a corto plazo. Entre las opciones, está disponer y ampliar las líneas de crédito; renegociar contratos de arrendamiento, vender activos no estratégicos y reestructurar contratos de crédito, priorizando el pago de nómina, y servicios indispensables para operar.

Lea Buró de Crédito: ¿Cuándo se borra una deuda tras pagarla?

Lea ¿Pagarán utilidades pese a coronavirus? Mira el plan de algunas empresas

Si es necesaria una reestructura de la deuda con proveedores o con una institución bancaria para evitar un incumplimiento, Hernández recomienda acercarse y explicarles de manera transparente y abierta la situación de liquidez.

"Es ampliamente recomendable que la comunicación con las instituciones financieras sea proactiva, transparente y concreta en cuanto a solicitudes--plazos de gracia, cambio de denominación, nueva estructura de amortización, quitas, entre otras" señala.

La petición, agrega, debe acompañarse de estudios de mercado y modelos financieros que ilustren la situación. La propuesta debe ser realista, acorde a lo que puede cumplir la empresa, y siempre es preferible agotar las opciones de negociación, antes que buscar asumir una deuda adicional para pagar las existentes.

Agrega que es probable que la fórmula para lograr un proceso exitoso de reestructura incluya mayores garantías o inyecciones de capital para pagos esenciales. Por ello, recomienda abrir la puerta a fuentes alternativas de financiamiento como fondos de capital privado, que aportan recursos a las compañías a cambio de una participación accionaria; créditos gubernamentales; inversionistas privados o banca de desarrollo.

"Lo único que hay que tener cuidado es evitar caer en esquemas de refinanciamiento muy agresivos, en el cual, la institución, o la persona se quiera aprovechar de la situación de liquidez por la cual estás pasando" advierte.

Agrega que para estar preparado en futuras crisis y evitar problemas de liquidez, es necesario tener líneas de crédito abiertas que permitan obtener recursos de forma rápida para sortear la baja en ingresos, y evitar abusar de los préstamos. El paso a paso para un refinanciamiento exitoso: 

  1. Hacer un análisis del flujo de efectivo en la empresa 
  2. Buscar fuentes alternativas de liquidez a corto plazo 
  3. Si es necesario reestructurar créditos, acercarse al acreedor ante de caer en incumplimiento
  4. Explicar de forma transparente la situación de liquidez, sustentando con evidencia 
  5. Plantear una propuesta clara, concisa, y realista
  6. Agotar opciones de negociación, antes que buscar una deuda adicional
  7. En caso de requerir más liquidez, buscar alternativas de financiamiento como fondos de capital privado

TE RECOMENDAMOS