¿Estás por emprender un negocio?, Esto es para ti
Emprende

¿Estás por emprender un negocio?, Esto es para ti

Estos son los riesgos más comunes que los futuros empresarios cometen antes de iniciar su negocio.

Por: Cristina Beltran

Querer ser un emprendedor es una de las tareas y decisiones más difíciles por la que nos encontramos por nuestra vida, pero si ya tomaste la decisión y perdiste el miedo, es momento de comenzar y alcanzar ese sueño llamado éxito.

Muchas personas desean iniciar un negocio propio, para generar un trabajo propio y para su familia, seguir una pasión, o simplemente el deseo de no depender de alguien para vivir, pero debes de saber que en el camino habrá obstáculos que te impidan iniciar como nuevo empresario.

Emprender un negocio es una decisión muy importante en la vida. | Foto: Pxhere

Lea también: 10 barreras que pueden truncar tu éxito

No es fácil ser emprendedor, se necesita ser perseverante, paciente pero sobre todo optimista, ya que a pesar que es un camino con muchas oportunidades también existen problemas que debemos ser capaces de enfrentar.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) comparte los errores más frecuentes que viven las personas al intentar ser un emprendedor:

No tener definido el objetivo de negocios

Aunque no lo creas, existe nuevos emprendedores que hacen caso omiso a este paso y no se toman el tiempo para analizar y realizar una planificación. Tener tus objetivos bien puesto por escrito, te ayudará a seguir el rumbo establecido y no perder el enfoque principal.

ÚNETE AL GRUPO DE MI BOLSILLO POR WHATSAPP

No asesorarte ni capacitarte

Es muy cierto que, entre más preparado estés, mayores oportunidades de crecimiento tendrás. Para que tu proyecto este bien estructurado, busca a las organizaciones que brindan este apoyo. Puedes comenzar con asesorías de liderazgo.

Ignorar tu entorno

No basta con que sólo tú pienses que tu negocio es único e innovador, debes tener bien definido por qué marcas la diferencia. Por eso debes aplicar un plan de marketing en el que incluyas toda la información acerca de la competencia, el consumidor y sobre todo del mercado.

Querer hacer todo

Al ser joven es normal quererse comer el mundo de un bocado, pero querer hacer absolutamente todo, desde manejar redes sociales hasta llevar la administración de la empresa, sin duda te llevará al fracaso. Debes aprender a delegar las diferentes funciones y confiar en gente capaz, esto te permitirá afrontar los desafíos que se presenten.

Tener un equipo de trabajo inexperto

Una empresa crece gracias a sus colaboradores. Asegúrate de seleccionar personas que tengan experiencia, que sean eficaces y sobre todo comprometidas. Rodéate de aquellas que incluso tengan más conocimientos que tú, recuerda que avanzar con un equipo es mucho más sencillo.

No adaptarte

Dirigir una empresa no es tarea fácil y requiere de toda tu atención. Tendrás que dejar de hacer cosas habituales y hasta hacer malabares para trabajar con presión desde muchos ángulos.

Otra tarea compleja tiene que ver con el financiamiento, ya que a pesar de tener todo listo para iniciarte como emprendedor, si no cuentas con el capital necesario, no podrás llevarlo a la práctica. El reto de conseguir financiamiento suele ser complicado, razón por la cual muchos emprendedores terminan por desertar.

Si quieres emprender y no tienes idea de cómo conseguir financiamiento, toma en cuenta esto:

Planifica tu presupuesto: Es importante que definas la cantidad que quieres financiar, para qué ocuparás ese capital, así evitarás pedir más de lo que realmente necesitas.

Valora opciones: Revisa lo que te ofrece cada institución de acuerdo a tus intereses y posibilidades económicas. Analiza las fuentes de financiamiento, no te aferres a una sola idea, conoce diferentes perspectivas y si es posible busca asesoría. Existen instancias de gobierno que la brindan gratuitamente, así podrás optar por la mejor decisión.

Crea una buena imagen: Sin duda la primera impresión cuenta en gran medida cuando solicitas un financiamiento. Prepara una buena presentación que incluya datos como: logo de la empresa, contacto y nombre; agrega el plus de tu empresa y por qué tiene que ser financiada, recuerda que debes contar con una buena impresión financiera, es decir, un buen historial crediticio.

Conoce qué tipo de financiamiento necesitas: Existen diferentes formas de financiamiento, las instituciones privadas, por ejemplo los Bancos y sociedades financieras. Por otra parte, se encuentran las instituciones públicas las cuales ofrecen apoyo de créditos a través de sus diferentes programas, elige el que se adapte a tus necesidades.

Como puedes apreciar, emprender es toda una aventura que tiene riesgos e implica un gran esfuerzo, pero sobre todo, paciencia. Aprender de los errores que cometen los demás te permitirá no caer en ellos.

Con información de: Condusef

Temas

Comentarios