¿Conviene pedir un préstamo ante emergencia del coronavirus?
Noticias

¿Conviene pedir un préstamo ante emergencia del coronavirus?

Si temes lo que pueda pasar en los próximos meses, pedir un préstamo en efectivo al banco pudiese parecer una buena idea para tener un "colchón", pero ¿conviene realmente?

Por: Mi Bolsillo

El impacto que el coronavirus (Covid-19) está llegando a todos los aspectos de la vida. Entre ellos el económico. No solo de las grandes empresas, los mercados bursátiles o los tipos de cambio. También tiene efectos directos en tus finanzas personales.

Con las medidas de quedarse en casa y no ir más a trabajar, a todos nos preocupa tener dinero en efectivo para comprar alimentos, medicinas, pagar los servicios de agua, luz, internet entre otros. Y para ello, a veces un préstamo bancario aparece como una opción muy posible. 

¿Conviene un préstamo bancario ante posible crisis?

Los expertos en finanzas personales siempre recomiendan alejarse de las deudas. Sobre todo porque esto representa COMPROMETER TUS INGRESOS  hacia el futuro, a veces durante varios meses o incluso años. 

Por eso, tal vez pedir un préstamo en este momento (sea personal o de nómina) no es la mejor opción. A nivel mundial se perderán más de 25 millones de empleos, según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esto tendrá efectos muy fuertes. Además, si el peso se mantiene devaluado ante el dólar, gran parte de los productos y servicios van a subir su precio. Tu dinero valdrá menos. 

¿Conviene pedir un préstamo ante emergencia del coronavirus? | Foto: Mi Bolsillo
¿Conviene pedir un préstamo ante emergencia del coronavirus? | Foto: Mi Bolsillo

Nuestra recomendación es: entre menos deuda mejor. Mejor te recomendamos lo siguiente:

CUIDA TU TRABAJO. Si ya tienes un empleo que te da una entrada de dinero fija, es el momento de cuidarlo. Si siempre fuiste un empleado cumplido pero nunca diste el extra, es el tiempo para hacerlo. Las empresas se verán fuertemente golpeadas. Aporta ideas innovadoras que ayuden a tu patrón mantenerse a flote ante esta situación de crisis. 

HAZ UN PRESUPUESTO BÁSICO. Nada de lujos. No es tiempo para comprar un Play Station o pantalla para los días que estés en encierro. Pon alimentos, pagos de servicios y un colchón para medicamentos. ¿Si tiene deudas, incluye los pagos / abonos en tu presupuesto?

REVISA TU PRESUPUESTO. Es correcto. Del presupuesto "básico" que ya hiciste, fíjate bien si hay cosas que puedes eliminar. No es tiempo para dar regalos de cumpleaños o pagar un plan de datos de teléfono muy caros. Con Wi-Fi en todos lados, cada vez son menos necesarios los planes más caros. 

NO ACEPTES TARJETAS DE CRÉDITO. Si te ofrecen una tarjeta y la aceptas "por lo que pueda pasar" es posible que te endeudes comprando con ella alimentos. Es lo peor que puedes hacer. Ojo: Muchas tarjetas te generan intereses por no usarlas. O sea, estarás obligado a comprar para que te salgan "gratis" y no pagues la penalización por no usarla. 

AHORRA, EN SERIO. Elimina los "gustos" o pequeños placeres que salen muy caros. Gasta lo indispensable y que sean cosas que realmente necesites y representen un valor importante. Ojo: Ahorra con una meta fija y plan de acción, de lo contrario "la idea de ahorrar" será sólo eso y no la podrás materializar. 

ADQUIERE SEGUROS. Pudiese parecer contradictorio planear ahorrar y por otro lado comprar un seguro que "tal vez ni uses". Pero ojo: nunca como hoy un seguro de desempleo o de gastos médicos tiene tanto sentido. Si eres el sostén de tu familia, SIEMPRE debes tener seguro de vida, con o sin crisis. 

BUSCA MÁS INGRESOS. Si tienes un conocimiento especial que puedes poner al servicio de otros por medio de un pago, tal vez sea el mejor momento. Por ejemplo, con millones de niños en casa, pudieras ofrecer tus conocimientos en matemáticas o idiomas por medio de Skype. 

VENDE ALGO. Si tienes artículos coleccionables que tiene un buen valor en el mercado, tal vez sea el momento de ponerlos en venta y destinar esos ingresos a capitalizarte o ahorrar. Si tienes un celular, cámara o artículo que electrónico que ya no usas, véndelo pronto, porque pierde su valor progresivamente. 

Recuerda que los tiempos de crisis significa que debemos, ante todo, mantener la calma y tomar decisiones. Los grandes inversionistas dicen que las grandes crisis son los mejores momentos para crecer. Es cierto porque ellos aprovechan para comprar empresas o acciones baratas, que al superar la crisis, retoman valor.

Pero si no eres inversionista, esto está un poco más difícil, aunque no imposible. Una cuenta de ahorro como mínimo es algo adecuado, mejor a guardar el dinero en el cajón o "debajo del colchón". 

TE RECOMENDAMOS