No baja el consumo con IEPS a bebidas | Foto Reforma
Noticias

Impuestos no bajan el consumo de bebidas azucaradas

A pesar de la imposición del IEPS en bebidas saborizadas, el porcentaje de consumo de la población no disminuye.

Por: AGENCIA REFORMA

Ciudad de México (Silvia Olvera) - En este 2019 se cumplieron 5 años de la implementación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), pero no bajó el consumo, aseveró la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC).

Con datos del Inegi y el respaldo de diversos estudios, la ANPRAC refirió que más que abatir el consumo, la implementación del IEPS afectó el bolsillo del 57 por ciento de los más pobres del País, de los cuales el 20 por ciento no puede acceder a la canasta básica de alimentos.

No baja el consumo con IEPS a bebidas | Foto Reforma
No baja el consumo con IEPS a bebidas | Foto Reforma

Además, datos de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), del Inegi, señalan que el volumen de ventas acumulado del año 2018 de las bebidas saborizadas alcanzó 21 mil 937 millones de litros, un alza de 0.74 por ciento, con relación al 2017.

"El incremento del precio de los refrescos provocado por el IEPS afectó mínimamente el consumo per cápita diario", señaló.

"En los cinco años de vigencia del impuesto, el consumo sólo disminuyó en 5.77 mililitros, lo que representa alrededor de 2 kilocalorías de las 3 mil 072 kilocalorías (totales) que consumen en promedio por habitante en México, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación)".

Otro indicador del organismo es el del Índice Nacional de Precios al Consumidor del Inegi, en el que muestra que el impuesto provocó que el aumento de precios de las bebidas endulzadas con azúcar fuera casi el doble de lo que se elevó la inflación general del País.

"La inflación promedio del 2014-2018 fue de 22 por ciento, mientras que la inflación de refrescos y bebidas no alcohólicas fue de 40.3 por ciento", agregó la ANPRAC.

"Es claro y evidente que estos impuestos no han cumplido con el objetivo que fueron creados y no son la herramienta adecuada para cambiar hábitos en nuestra población".

Otra evidencia de que el consumo no bajó se ve reflejada en el volumen de los reportes financieros de los embotelladores del sistema Coca-Cola en México.

Por ejemplo, Arca Continental tuvo en 2014 -que fue el primer año de implementación del IEPS- una contracción del 3.1 por ciento en su volumen en México, al pasar de 820.7 millones de cajas-unidad a 794.7.

Mientras que Coca-Cola Femsa (KOF) bajó su volumen de ventas 2.6 por ciento, cuando pasó de mil 391.8 millones de cajas-unidad a mil 355.5 En ambos casos se excluyó el volumen del agua purificada.

Sin embargo, una vez que el consumidor asimiló el alza de precios a las bebidas con azúcar por el IEPS, las compañías retomaron su crecimiento en volumen.

Arca Continental vendió en el 2018 un 12.3 por ciento más que en el 2013, año que todavía no se implementaba el IEPS, y 16 por ciento más que en el 2014.

KOF, por su parte, elevó su volumen 5.5 por ciento versus 2013, pero 8.3 por ciento más que en el 2014.