Noticias

Juicio político contra Trump es revanchismo, afirma defensa

Los abogados de Donald Trump, manifestaron que el expresidente, tenía derecho a poner en duda los resultados de la elección presidencial de 2020, lo que no significó que incitara el asalto del Capitolio

Por AP

-
Juicio político contra Trump es revanchismo, afirma defensa.

Juicio político contra Trump es revanchismo, afirma defensa. (Foto: AP.)

Los abogados de Donald Trump comenzaron la defensa del expresidente en su juicio político negando enérgicamente que tuviera papel alguno de incitación del asalto al Capitolio y caracterizando la acusación de motivada por el odio y parte de una cacería de brujas demócrata.

Manifestaron a los senadores que Trump tenía derecho a poner en duda los resultados de la elección presidencial de 2020 y que al hacerlo, de hecho en un discurso en el que habló antes del asalto al Capitolio, eso no significó incitar dichos actos de violencia. Trataron de volver los argumentos de los acusadores en su contra al comparar los cuestionamientos demócratas del triunfo de Trump en 2016 con la actitud de Trump en la última elección. Cuando Trump instó a sus seguidores que pelearan como demonios el día 6 de enero del presente, eso no tuvo que ver con la generación de violencia por parte del expresidente. 

Juicio político contra Trump es revanchismo, afirma defensa. Foto: AP.

Michael van der Veen, abogado de Donald Trump, expresó que este discurso político es prácticamente imposible de distinguir del lenguaje utilizado por la gente de todo el espectro político durante cientos de años. Además agregó que muchos políticos han hablado de luchar por nuestros principios.

Posterior de una acusación en la que se presentaron imágenes violentas del asalto al capitolio, el juicio político pasó a los abogados defensores, los cuales hicieron una concesión fundamental: la violencia fue tan traumática, inaceptable e ilegal como dicen los demócratas, pero Donald Trump no dio la orden. El abogado comentó que el asalto fue hecho por personas que secuestraron para sus propios objetivos, lo que debía ser un evento pacífico habían hecho planes para ejercer la violencia antes de que Trump hablara. Uno no puede incitar lo que iba a suceder”, dijo Michael van der Veen.

Reconocer los horrores de la jornada tuvo por objeto deteriorar los argumentos demócratas y cambiarlos de dirección rápidamente a lo que consideran el asunto medular del juicio, y con más posibilidades de ganar: si es que se puede considerar al entonces presidente Trump responsable de incitar el ataque del 6 de enero en el que cinco personas fallecieron a causa del asalto al Capitolio y sus secuelas.

Es un argumento dirigido a los senadores republicanos, que quieren aparecer condenando la violencia, pero sin llegar a condenar a Donald Trump.

David Schoen, otro de los abogados de Trump, dijo que no lo han vinculado en absoluto con el expresidente, hacia el final de los dos días que se tomaron los demócratas para tratar de demostrar precisamente eso.

Anticipó el contenido de su alegato el día martes, donde manifestó al jurado integrado por los senadores: No es necesario mostrar películas para demostrar que los disturbios sucedieron aquí. Reconoceremos que sucedió y que ustedes lo conocen bien.

El proceso podría concluir con una votación este fin de semana por parte de los senadores, quienes forman parte del jurado.

En documentos legales y alegatos al inicio de la semana, los abogados de Donald Trump dejaron en claro su posición, de que los responsables de los disturbios fueron los revoltosos que asaltaron el edificio y que están siendo juzgados por la justicia.

Anticipándose a la táctica de la defensa, los acusadores buscaron unir el discurso del presidente a las acciones de la toma del capitolio, mediante una reconstrucción de videos hasta ahora inéditos, con declaraciones de Trump en las que exhorta a sus seguidores a anular los resultados de la elección.

Al finalizar su presentación el jueves, los demócratas utilizaron videos y palabras de la toma el día 6 de enero para incriminar a Trump. Nos invitaron a venir, dijo uno. Trump nos envió, dijo otro. Él va a estar feliz. Estamos luchando por Trump.

Realmente creyeron que toda esta invasión fue por órdenes del presidente, expresó la representante Diana DeGette. El presidente les dijo que vinieran.

La finalidad de los fiscales fue retratar a Donald Trump no como un espectador sino como el incitador en jefe que durante meses difundió mentiras e incitó a sus seguidores a no reconocer la elección presidencial.

Además de la condena, están pidiendo que sea vetado de cualquier cargo en la función pública federal en el futuro.

Donald Trump está acusado de incitar a que las personas se rebelen ante las autoridades, y los fiscales señalaron que el asalto era predecible dadas las diversas órdenes públicas y detalladas que les dio a sus simpatizantes mucho antes de su discurso en la Casa Blanca que desató el asalto del 6 de enero del presente.

El día jueves el representante demócrata Joe Neguse, en su calidad de fiscal, comentó que si hacemos como si esto no sucedió, o peor, si permitimos que no tenga consecuencias, ¿quién dice que no sucederá de nuevo? Los demócratas alertaron que aunque Donald Trump ya no esté dentro del gobierno, podría incitar a una turba de simpatizantes a causar daños parecidos a los del 6 de enero.

Los demócratas, que tienen pocas esperanzas de lograr una condena de parte de las dos terceras partes de un Senado dividido exactamente por la mitad, también están presentando sus argumentos ante el pueblo estadounidense, mientras que los abogados de Trump y los republicanos se enfocan más en lo legal que en las cuestiones emotivas o histórica, con la esperanza de dejar todo esto en el pasado lo más rápido posible.

¿Crees que Donald Trump haya incitado el ataque al Capitolio?

Si 0%
No 0%

El segundo juicio político a Donald Trump, bajo el cargo de incitar a una insurrección, es similar al proceso que enfrentó en el año 2020, en torno a sus relaciones con Ucrania, y los fiscales advierten al Senado que el expresidente ha demostrado que no tiene límites y representa un peligro constante al orden público, a menos que sea condenado. Incluso fuera de la Casa Blanca, el exmandatario tiene una gran influencia sobre una enorme cantidad de votantes.

Los representantes demócratas que fungen como fiscales trazaron una línea recta entre los reiterados comentarios de Trump en los que condonaba e incluso celebraba la violencia elogiando a ambas partes después una marcha de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, en 2017 y los comentarios con que exhortó a sus simpatizantes el mes pasado a dirigirse hacia el Capitolio y luchar por su presidencia. Propagó afirmaciones falsas de fraude electoral y pidió a sus seguidores que detuvieran el robo de su presidencia.

Para más información de este y otros temas, visita nuestra sección de Noticias.

Síguenos en

En esta nota

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Más de Noticias