Retiro

¿Bastan las semanas cotizadas en el IMSS para pensionarse?

Son distintos los requisitos que debes cumplir para poder tramitar tu pensión, las semanas cotizadas al IMSS son una parte fundamental, pero no la única

Por Mi Bolsillo

El tema de las pensiones es algo importante para cualquier trabajador. (Foto: Pixabay)

El tema de las pensiones es algo importante para cualquier trabajador. Desde que inicia su vida laboral en una empresa, va acumulando semanas de cotización para seguir teniendo un ingreso cuando llegue el momento de su retiro. Es evidente que todos buscamos conseguir una pensión digna, pero conseguirlo depende de distintos factores y te diremos algunos de ellos, además una opción alternativa que puedes considerar para tener ingresos en esa etapa de tu vida.

En el caso de las semanas de cotización, debes saber que hay una cantidad mínima para pensionarte. Pero todo depende de la ley del Seguro Social bajo la cuál fuiste registrado en tu primer empleo. Por ejemplo, si empezaste a trabajar antes del 1 de julio de 1997, te corresponde la Ley del 73.  Bajo esta, será requisito indispensable que tengas por lo menos 500 semanas

Para tener un retiro con tranquilidad, debes planificar y empezar a ahorrar. Foto: Reforma

Antes de que se aprobara la reforma a pensiones, cuya publicación en el Diario Oficial de la Federación se realizó el 16 de diciembre, quienes empezaron a cotizar a partir del 1 de julio del 97, debían cumplir con 1250 semanas de cotización para poder pensionarse. Con los cambios, los trabajadores podrán empezar con su trámite de retiro una vez que cumplan con mil semanas de cotización.

¿Es suficiente con las semanas cotizadas para que puedas pensionarte?

Bajo cada régimen, se establecen edades distintas. Por ejemplo, si eres trabajador bajo la ley del 73, tienes estas opciones:

  • Pensión por Cesantía: el trabajador tiene entre 60 y 64 años cuando solicita su pensión.
  • Pensión por Vejez: cuando el trabajador con 65 años o más pide su pensión.

Si se trata de un trabajador que cotiza bajo la ley del 97, estas son tus opciones para el retiro:

  • Pensión de Retiro anticipado,  trabajadores con menos de 60 años pueden pensionarse.
  • Pensión por Cesantía: para trabajadores entre 60 y 64 años.
  • Pensión por Vejez: es para trabajadores mayores a 65 años.

Como puedes ver, salvo en la Pensión de Retiro Anticipado, en general la edad mínima para que puedas solicitar tu pensión es de 60 años. Eso no cambió con las modificaciones aprobadas recientemente en el tema, por lo que si aun no tienes esa edad, aunque ya cuentes con las semanas de cotización, tendrás que esperar. Esto aplica de manera general para ambas leyes, aunque tienen variantes muy particulares.

¿Cuándo puedes pensionarte antes de los 60?

Ahondando en la Pensión de Retiro Anticipado, aunque tengas las 1250 semanas de cotización, solamente podrás tramitarla si eres un trabajador que tienes acumulado lo suficiente para una renta vitalicia. Pero se realiza por medio de una aseguradora y además el monto de la pensión debe superar en 30% a la Pensión Mínima Garantizada por el gobierno.

Otra causal para que puedas pensionarte antes cuando por algún accidente laboral o enfermedad relacionada con tu trabajo, te veas impedido a seguir con tus actividades. Ahí no aplica el criterio de edad sino la gravedad de la situación.

Otro punto muy importante es que debes estar dado de alta en el IMSS cuando llegue el momento de iniciar tus trámites para pensión, es decir, tus derechos ante el instituto deben estar vigentes.

También hay opciones para que puedas seguir pagando y no dejes de cotizar para no perder tus derechos. La Modalidad 40 del IMSS ofrece esta opción pero tiene requisitos muy específicos y sólo aplica para quienes empezaron a cotizar antes del 1 de julio del 97. 

Tu pensión depende de la Ley del IMSS bajo la que cotices

Además toma en consideración que para obtener una pensión que pueda cubrir tus necesidades básicas y algo más, ambos regímenes se constituyen de forma distinta. Por ejemplo, bajo la ley del 73 se hace un cálculo en el que influye el salario que hayas percibido durante los últimos 5 años de tu actividad. Así es que si estás registrado con un salario mínimo, definitivamente este tendrá impacto negativo en la cantidad que el IMSS te otorgue como pensión.

Y bajo la ley del 97, el ingreso que recibirás saldrá del recurso que tengas ahorrado en tu cuenta individual, más las ganancias que ese dinero haya generado. Sin embargo, con las modificaciones a las pensiones, se busca que todos los trabajadores cuenten con una pensión mínima. No olvides que también el gobierno aporta recursos para este fin. 

Cualquiera que sea el régimen bajo el que estás inscrito, es muy recomendable hacer aportaciones voluntarias para mejorar el ingreso que recibas cuando llegue el momento de retirarte. 

Planes Personales de Retiro, alternativa viable

Sabemos que cuando las personas ganan poco dinero es muy complicado, en ocasiones imposible, que ahorren una parte de sus ingresos. Sin embargo, tratándose del recurso que será destinado al momento en que ya no puedas trabajar, es indispensable buscar otras opciones para aportar a tu cuenta de pensión.

Una de esas opciones consiste en los Planes Personales para el Retiro (PPR). A grandes rasgos, funcionan de la siguiente manera: los puedes contratar en un banco, una aseguradora, alguna sociedad de inversión o casa de bolsa. Son instrumentos que siguen un esquema personalizado dependiendo de tu situación en cuanto a ingresos, edad, etcétera. Es decir, inviertes dinero y las ganancias se acumulan pero son a largo plazo, por lo que no verás el fruto de esa inversión en varios años. Pueden dar rendimientos por encima de los que ofrecen las Afores. Y tienen la ventaja de que los montos que destines a ello son deducibles de impuestos, de la misma forma que ocurre con el ahorro voluntario en las Afores.

Otra cosa positiva es que si decides ahorrar bajo el esquema PPR, puedes seguir aportando voluntariamente en tu Afore, pues no se excluyen entre ellas. 

El inconvenientes de estas inversiones es el monto inicial que piden, que va desde los 20 mil pesos, en algunas instituciones es más alto. Sin embargo, las cifras posteriores son mucho más bajas, hay lugares donde te piden ahorro desde mil pesos mensuales.

Además, como el tipo de esquema que se maneja es a largo plazo, está pensado para que retires el dinero al cumplir alrededor de los 60 años, de lo contrario serías penalizado conforme a contrato. Asimismo, quienes manejan el dinero te cobran una comisión por  hacerlo. 

Finalmente, considera que lo importante es que planifiques tu futuro, para que cuentes con lo necesario y estés protegido, después de todo son muchos años en los que te esforzaste trabajando y mereces ingresos seguros.

Más contenidos sobre pensiones y Afores en nuestra sección de Retiro.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Retiro