Cotiza en modalidad 40 del IMSS y logra una pensión más alta
Retiro

Cotiza en modalidad 40 del IMSS y logra una pensión más alta

La Modalidad 40 te da la opción de poder acceder a una pensión aún si te dieron de baja en tu trabajo, te decimos cómo funciona.

Por: Katya Briseño

¿Te quedaste sin trabajo pero quieres seguir cotizando al IMSS para tener derecho a recibir una pensión? Hay una forma en la que esto es posible, la Modalidad 40 del IMSS,  que te permitirá lograr un retiro más alto, todo gracias a las aportaciones voluntarias que puedes hacer, pero solamente si no tienes una relación laboral con una empresa, es decir, que estés dado de baja en el IMSS. Y es que quedarse sin empleo es una situación por las que muchas personas pueden pasar en algún momento de su vida, pero la ventaja de esta modalidad es que precisamente, tú puedes decidir hacer algo más para tu futuro.

Lo primero que debes saber es que una de las consecuencias de quedarte sin trabajo es que de forma automática también te dan de baja en el Régimen Obligatorio de Cotización. Pero, la Continuación voluntaria al régimen Obligatorio te da la posibilidad de seguir cotizando en las cinco ramas que ofrece el instituto. 

Los Seguros por Invalidez, así como de Retiro, Cesantía y Vejez te ofrecen la posibilidad de seguir haciendo aportaciones a tu cuenta individual y seguir acumulando semanas de cotización. El principal beneficio es que puedes acceder a una pensión en una mejor condición económica, pues el tope para una pensión con la Modalidad 40 es de 50 mil pesos. 

Sin embargo, para poder entrar en la Modalidad 40, el principal requisito es que hayas empezado a cotizar antes del 1 de julio de 1997, es decir, que hayas sido registrado bajo de Ley del 73. Si empezasta a trabajar bajo la Ley del 97, no podrás inscribirte en este esquema.

De esta forma puedes seguir cotizando al IMSS. Foto: Reforma

Ésta también es conocida como la Modalidad 40, el cual es un derecho de los trabajadores, pero es importante que tomes en cuenta que si no lo haces en un plazo máximo de 5 años, contando a partir de que te dieron de baja en tu trabajo, la Continuación voluntaria podría perderse.

Una de las condiciones que establece el IMSS, es que las personas deben haber cotizado cuando menos 52 semanas en los últimos 5 años antes de haber sido dados de baja ante el instituto. En caso de cumplir con ello, el trabajador puede pedir que se le dé de alta con su último salario o con uno mayor.

Lea Qué pasa con Buró de Crédito si te atrasas al pagar la tarjeta

Debes saber que hacer este trámite es gratuito y debido a la emergencia sanitaria que se vive actualmente, éste se puede hacer en línea pero debes tener a la mano los siguientes documentos:

  • Clave Única de Registro de Población (CURP)
  • Número de Seguridad Social (NSS)
  • Correo electrónico

Una vez hecho el registro en el sistema, también tienes la opción de pagar las cuotas desde casa por medio de una transferencia bancaria por medio del portal de la institución financiera o aplicación móvil.

Para hacerlo solamente debes seguir estos pasos:

1. Debes tener a la mano tu número de Seguro Social y el último comprobante de pago.

2. Ingresa al portal o aplicación de tu banco y registra los siguientes datos: 

  • CLABE
  • Número de cuenta
  • Banco
  • Nombre del beneficiario, en este caso IMSS
  • Referencia, que es el número de seguro social del asegurado

3. Una vez que terminaste con el pago, debes mandar el comprobante al correo electrónico coordinacion.afil@imss.gob.mx, así como el último comprobante de pago.

Algunas cifras oficiales del IMSS indican que:

  • 647,710 personas perdieron su empleo durante el 2020.
  • 87,237 puestos de trabajo perdidos corresponden a la modalidad eventual.

Seguro de Salud para la Familia

Una de las desventajas de continuar de manera voluntaria en el régimen obligatorio es que no tienes derecho a recibir atención médica, pero el Seguro de Salud para la Familia te permite hacerlo y extenderlo a cualquier integrante del núcleo familiar.

De esta manera sí podrán tener acceso a los servicios médicos, quirúrgicos, farmacéuticos, hospitalarios y de maternidad que brinda el IMSS. Para poder inscribirte en este esquema, el interesado debe pagar una cuota anual por afiliado.

Los precios varían dependiendo de la edad, pero pueden ir desde los 4,650 hasta los 12,750 pesos de manera anual. Si estás interesado en ello, puedes hacer los pagos a distancia, sin necesidad de salir de casa.

 Para más información sobre este y otros temas visita nuestra Sección de Retiro.

Síguenos en

Temas

Foto del periodista Katya Briseño

Katya Briseño

Periodista

Licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Autónoma de Yucatán. He trabajado en varios medios en Mérida, Yucatán. Hobbies: amante de los animales, viajar y leer.

Ver más

Comentarios

TE RECOMENDAMOS